TV3 defiende los ataques contra SCC: "Quintacolumnistas no es ningún insulto"

Lídia Heredia responde a Sociedad Civil Catalana, que denunció el maltrato sufrido durante una tertulia moderada por la periodista de TV3. Los tertulianos tildaron a la entidad de "quintacolumnistas", "tóxicos" y antidemocráticos, entre otras cosas. Heredia no ve "ningún insulto" en ello y asegura que "en las tertulias intentamos representar la pluralidad de Cataluña".

3 min
Redacción
Martes, 15.07.2014 21:41

La periodista de TV3 Lídia Heredia no escarmienta. Si hace un mes y medio el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) le llamó la atención por no cortar los insultos del polémico ex director de los Mossos d'Esquadra Miquel Sellarès contra el PP y Ciudadanos durante una tertulia en TV3, este martes ha salido en defensa de los insultos que diversos tertulianos lanzaron impunemente contra Sociedad Civil Catalana (SCC) hace dos semanas en otro debate también moderado por ella.

"Hacen de quinta columna"; tienen un discurso "tóxico"; "provocan misericordia"; tienen un planteamiento "que no es democrático", o "menosprecian" a los partidarios de la consulta independentista, son algunos de los calificativos que, entre mofas y ante la aquiescencia de Heredia, le dedicaron entonces a SCC de forma unánime los cinco tertulianos, que incluso llegaron a censurar el nombre que los promotores han elegido para la entidad.

Este martes, Heredia ha aprovechado una entrevista al vicepresidente primero de SCC, Joaquim Coll, para defender que en aquella tertulia no hubo ningún insulto a la entidad crítica con el secesionismo catalán:

"Yo ayer me tomé la molestia de volver a ver la tertulia y, en mi opinión, señor Coll, no hay ningún insulto en aquella tertulia; hay opiniones muy discrepantes, evidentemente, alguna contundente, pero que no vulnera en ningún caso los límites de la libertad de expresión".

Coll: "En los medios públicos catalanes no existe pluralidad ideológica"

Coll ha replicado reprochando las acusaciones de "quintacolumnistas" que se lanzaron. "Es importante ser cuidadosos con el lenguaje porque aquí no hay unos que sean demócratas y otros que sean antidemócratas. Hay catalanes que tienen puntos de vista diferentes porque Cataluña es una sociedad plural, por tanto no se puede establecer ningún tipo de apartheid ideológico entre buenos y malos", ha añadido.

También ha denunciado que "no existe en los medios públicos catalanes pluralidad ideológica, no solo lo decimos nosotros, lo dicen también los partidos de la oposición, por tanto creo que esto es una evidencia; desgraciadamente TV3 solo tiene un programa, que es la independencia, lo que es bastante censurable desde este punto de vista".

Y ha recordado casos como el de situar entre las noticias más destacadas el envío de un Playmobil con una estelada a la estratosfera, la emisión de publirreportajes independentistas como si fueran documentales, o las mofas descarnadas al presidente de Federalistes d'Esquerres, Manuel Cruz. "Desde los medios públicos se excita y se alimenta todo este debate [independentista], y lo que falta es explicar los riesgos y las incertidumbres de un proceso de secesión, que no es una broma", ha lamentado, además de criticar el lenguaje que se utiliza en TV3.

Heredia: "En las tertulias intentamos representar la pluralidad de Cataluña"

Heredia, por su parte, ha asegurado que "no se trata de excitar debates sino de ocuparse de los debates que hay sobre la mesa, y nos parece que este lo está". "En estas tertulias nos caben cinco tertulianos, a veces ponemos alguno más, pero vamos justos. Intentamos obviamente representar esta pluralidad; no siempre nos sale estupendo, hacemos un programa de seis horas y nos podemos equivocar, pero utilizar lo que pasó en una tertulia para hacer un ataque genérico, entenderá que yo me defienda", ha señalado.

Y ha defendido las mofas a Cruz: "Si quiere le hago la lista de las burlas que hace Empar Moliner y le aseguro que, como dicen en castellano, no deja títere con cabeza, incluso las nuestras". "Le aseguro que intentamos estar a la altura de la responsabilidad", ha concluido Heredia.

Comentar