Alcaldes de municipios catalanohablantes de Valencia, Baleares y Aragón advierten de que la secesión les alejaría de Cataluña

Los primeros ediles de Alcoy (Alicante), Santa Margalida (Mallorca) y Alcampell (Huesca) alertan de que una Cataluña independiente perjudicaría a sus relaciones bilaterales en el ámbito cultural, especialmente en el lingüístico. "No nos interesa la independencia de Cataluña", concluyen, y confiesan su "preocupación" por los planes rupturistas de Mas.

3 min
Mesa redonda celebrada en la Universidad Catalana de Verano con alcaldes de municipios mayoritariamente catalanohablantes de fuera de Cataluña
Redacción
Domingo, 24.08.2014 04:23

Alcaldes de municipios mayoritariamente catalanohablantes de Aragón, Baleares y la Comunidad Valenciana advierten de que una hipotética independencia de Cataluña podría perjudicar a sus relaciones bilaterales en el ámbito cultural -y de forma más concreta en el lingüístico-, por lo que ven con preocupación esa posibilidad.

Así lo han señalado los primeros ediles de Alcoy (Alicante), Antoni Francés; Santa Margalida (Mallorca), Antoni Reus; y Alcampell (Huesca), Josep Anton Chauvell, durante una mesa redonda celebrada este viernes en la Universidad Catalana de Verano (UCE) -centro neurálgico del nacionalismo catalán estival- junto a otros alcaldes.

"A los valencianos no nos interesa la independencia de Cataluña"

Francés (PSPV) ha señalado que la Comunidad Valenciana está en un "proceso de deconstrucción nacional", lo que ha ejemplificado con el cierre de la televisión autonómica, el déficit fiscal y la integración de Bancaixa y la CAM en otras entidades.

"A los valencianos no nos interesa la independencia de Cataluña porque los valencianos necesitamos a Cataluña para nuestro proceso de reconstrucción nacional", ha concluido el alcalde de Alcoy, y ha pronosticado que un relevo del PP al frente de la Generalidad Valenciana contribuiría a mejorar la relación entre ambas CCAA.

Reduciría la histórica "relación estrecha" con Cataluña

De forma similar se ha expresado Chauvell (PSOE), quien ha alertado de que una secesión podría reducir la histórica "relación estrecha" que han tenido los municipios de la zona de mayoría catalanohablante de Aragón con Cataluña, especialmente con la ciudad de Lérida.

En ese sentido, el alcalde de Alcampell ha denunciado que el PP y el PAR tratan de acabar con esos vínculos con decisiones como la segregación de las parroquias aragonesas incluidas en la Diócesis de Lérida y la nueva ley autonómica de lenguas de Aragón. Pero también ha lamentado que los vecinos aragoneses cada vez tenga más dificultades para ser atendido en el Hospital Arnau de Vilanova, de Lérida, pese a ser su centro sanitario de referencia "histórico".

"Preocupación" ante el plan secesionista de Mas

Reus (independiente) ha destacado que, para Baleares, el hecho de que Cataluña forme parte de España es un "motor" al reivindicar la lengua y la cultura catalanas, y ha criticado la política lingüística del Gobierno autonómico del popular José Ramón Bauzá.

Por ello, ha señalado que ve el proyecto secesionista del nacionalismo catalán con "admiración y alegría, pero también con preocupación" por las incertidumbres que generaría en Baleares una hipotética independencia de Cataluña "desde el punto de vista cultural y económico".

Un día antes, en otra mesa redonda, representantes de entidades pancatalanistas de la Comunidad Valenciana (Acció Cultural del País Valencià), Baleares (STEI Intersindical), Aragón (Casal Jaume I de Fraga) y del Rosellón francés también confesaron su temor de que una supuesta secesión de Cataluña perjudicaría a su objetivo de difundir el nacionalismo catalán en esos territorios.

Comentar