ambas defienden "poner las urnas en la calle"

Colau y la CUP apuestan por "desobedecer" para forzar la consulta secesionista

"Doce jueces no están por encima de la legitimidad catalana", considera el diputado cupaire, David Fernándezen alusión al presumible veto del TC al decreto de convocatoria del referéndum secesionista. Por su parte, la portavoz de Guanyem Barcelona sostiene que "la consulta no debería ser la excepción, sino la norma en una sociedad democrática".

2 min
Dos activistas de la PAH, junto al diputado autonómico de la CUP David Fernández, en el míting del candidato del PP, Miguel Arias Cañete
Redacción
Viernes, 22.08.2014 13:33

El diputado autonómico de la CUP David Fernández ha instado este jueves al presidente de la Generalidad, Artur Mas, a convocar a las formaciones partidarias de celebrar un referéndum secesionista el próximo de 9 noviembre antes de que el Tribunal Constitucional dicte una eventual impugnación.

Fernández, en una entrevista para 3/24, ha explicado que de ese modo su formación podrá plantear "múltiples obediencias y una desobediencia clara a lo que dicte el TC español".

"Doce jueces no están por encima de la legitimidad catalana", ha considerado el diputado cupaire, quien a la postre ha sentenciado que un hipotético gobierno de unidad nacionalista en Cataluña sin la celebración de un referéndum separatista sería "inoperativo".

Colau: "Si conviene, [hay que] desobedecer"

Fernández ha valorado asimismo la posibilidad de llevar a cabo alianzas en el ámbito municipal con formaciones afines. Es el caso de Guanyem Barcelona [Ganemos Barcelona], plataforma que encabeza la que ex portavoz de la PAH, Ada Colau.

"Una candidatura rupturista, democrática, transformadora como la que propone Guanyem, con quien la CUP coincide, si tiene que superar el ciclo de los últimos 34 años, no puede tener a responsables directos de esta gestión", en alusión a la voluntad de Colau de que ICV-EUiA se sume a su plataforma.

Colau, en cambio, ha dejado claro, en una entrevista para Rac1, que ellos defienden "el derecho a decidir". "Pero en un sentido fuerte y amplio", ha considerado, hasta el punto de sostener que "el 9N se tiene que votar y, si conviene, desobedecer y poner urnas en la calle".

En efecto, la afinidad de los planteamientos de la CUP y Guanyem Barcelona ha quedado en este punto meridianamente clara cuando Colau ha asegurado que "la consulta no debería ser la excepción, sino la norma en una sociedad democrática".

Comentar