Revista de prensa

El mundo en guerra y Barcelona, en pelotas: Marca Trias

Los diarios se balancean entre frentes bélicos, las peripecias de Pujol y el resacón en Saigón, "Fuckcelona", con turistas naturistas. Anson, los espías y Mas en El Mundo.

10 min
Pablo Planas
Jueves, 21.08.2014 11:24

Como en agosto de 1914, el mundo está en guerra. Irak, Ucrania, Israel, Liberia y los guetos de los Estados Unidos reflejan la continuidad histórica de la barbarie. Un "yihadista" a punto de decapitar a un reportero sustituye a los civiles asesinados por francotiradores en Donestk en las portadas de la mayoría de los periódicos. Muerte en Gaza, enfermos de ébola tirados por las calles de Monrovia y disturbios raciales en los suburbios estadounidenses completan el parte de la guerra mundial, con frentes abiertos en Siria, en Afganistán, en Liberia, Costa de Marfil, Somalia, el Sahel, entre el desierto y la sabana.

Los hombres que esperan su turno para saltar a Europa arriesgan la vida para evitar una muerte segura. La policía marroquí, explica E. Campo Bello, en El Mundo, "prende fuego a los asentamientos de subsaharianos para frentar los saltos a la valla de Melilla". Están en el monte Gurugú, donde el Desastre del Barranco del Lobo. Julio de 1909, más de cien muertos y más de seiscientos heridos. Los tiradores rifeños dominaban el Gurugú. Los soldados españoles quedaron encajonados en la garganta, una trampa, una masacre y una fosa común. En las ciudades de la península se cantaba esto: "Melilla ya no es Melilla/ Melilla es un matadero/ donde van los españoles/ a morir como corderos".

Revista de prensa: La decapitación es portada en El País, La Razón, La Vanguardia. En El Mundo, los inmigrantes a las puertas de Melilla. En Abc, los cuarenta muertos diarios en Ucrania. En el Ara ponen la cara de Obama, seguramente tras conocer que el vídeo de la decapitación no era un montaje. En El Periódico y en El Punt Avui la temática gráfica es local. Se trata del resacón en Barcelona de unos turistas que penetran en un supermercado en traje de pelotari, en bolas, en pelota picada, completa y absolutamente desnudos, adánicos, pero tapándose los genitales con las manos. Un delirio acaecido en la Barceloneta, que se ha convertido en Sodoma, Gomorra y Las Vegas de El Cairo.

De modo que el mundo sangra por los cuatro costados y en una parte de Europa se viven los locos años diez. Barcelona es una de estas grandes capitales de la ebriedad y el lujo, porque no de otra forma se puede entender eso de entrar en un badulaque en pelotas, recién levantado o a punto de acostarse. ¿Cómo no van a querer saltar la valla los "subsaharianos"?

Puede parecer una frivolidad atender al resurgimiento del nudismo en Miami Vice. En Francia ya no está de moda el top-less, pero en Italia han "cazado" a la ministra de Educación tomando el sol sin sujetador. Aquí, eso sería imposible, salvo que Wert optara por hacer un calvo. Como no es el caso, el caso es el ocio en bolas de unos alegres desconocidos que tienen soliviantados a los vecinos, quienes al modo Fuenteovejuna se manifiestan de manera espontánea por las calles reclamando orden, sosiego, decoro y urbanidad. ¡En la Barceloneta! En ese barrio canalla, popular, refugio seguro de almas en pena, contrabandistas y estibadores, de hombres del mar y de la Mari, en ese barrio del que salían las procesiones del fuego a los altares, ahora se reclama y clama por un poco de tranquilidad, porque se respete el descanso vecinal y porque los chavales del Erasums se vayan a tocar las pelotas en pelotas a Pedralbes, Sarrià o a Gràcia, que están de fiestas.

La combinación de muchachotes en cueros y fumetas en las azoteas es la marca Barcelona en las discotecas de Londres y los cafés de Amsterdam. ¿Turismo de alto standing? La responsabilidad es del alcalde Xavier Trias, cuya gestión no sólo provoca estragos en la imagen de la ciudad sino que la está convirtiendo en un parque de atracciones para okupas y para las brigadas internacionales de la borrachera. La ciudad es un caos, pero al alcalde le parece que el único problema es que las tiendas abran en domingo. Como la oposición está desaparecida y sólo protesta, algo, Alberto Fernández, Trias está convencido de que dispondrá de una segunda legislatura para acabar de convertir Barcelona en un mixto de lo peor de Lloret, Benidorm y Magaluf, con perdón de los tres enclaves y mejorando lo presente, que es esto: Warcelona y Fuckcelona, la versión Trias de un chiringuito de día, barrio chino de noche.

En estas que Jordi Pujol ha devuelto la medalla de Barcelona. La interpretación general es que el patriarca del catalanismo da un paso más en su calvario, pero la realidad es que la medalla de oro de Barcelona está más lejos del Toisón de oro que de la cruz del mérito del casino de Torrelodones, por lo que devolverla es como deshacerse de un trasto, de un diploma de la OJE (Organización Juvenil Española, vigente en el franquismo), por ejemplo. La medalla de Barcelona... Y las llaves de la "banlieu". Vaya medalla, como la laureada marbellí en tiempos de Julián Muñoz.

La idea es que Convergència le pide a Pujol que comparezca en el Parlamento autonómico, según desveló ayer Josep Rull. Le enviaron un emisario a Pujol hasta Queralbs. Lo cuentan todos. En La Vanguardia, Isabel García Pagan:

"'El mal ya está hecho'. Es la frase más repetida en las filas de Convergència desde que el pasado 25 de julio Jordi Pujol confesó la existencia en Andorra de cuentas millonarias de su familia. Digerido el comunicado y empezando a superar la indignación posterior, ahora la determinación de la nueva dirección colegiada del partido es minimizar los daños colaterales, pasar página y embastar lo antes posible el proyecto de refundación de CDC para ofrecer una imagen renovada y comprometida con la regeneración. El trabajo empieza por minimizar los daños colaterales del llamado caso Pujol y ello obliga a marcar distancias con el fundador del partido. Más aún cuando la familia ha adoptado una estrategia de defensa que pasa por intentar bloquear las demandas de información de la Audiencia Nacional y del Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona y denunciar el origen de la filtración de la información sobre sus cuentas".

En El País se ocupan del expediente Àngels Piñol y Jesús García, que aportan datos:

"Jordi Pujol recibió a mediodía del martes la visita de un dirigente de su partido, Convergència (CDC), que le trasladó personalmente el mensaje que la formación ha lanzado a la opinión pública durante los últimos días: es conveniente que el ex presidente de la Generalidad comparezca en el Parlamento [autonómico] catalán para dar explicaciones sobre su fraude fiscal. Los nacionalistas intensifican así la presión sobre su fundador después de que este confesase a finales de julio que su familia mantuvo en Andorra 34 años dinero sin declarar. El responsable de régimen interno y comunicación de CDC, Francesc Sánchez, quien también representa al partido en los asuntos judiciales, visitó a Pujol en Queralbs (Gerona), donde el expresident se trasladó varios días después de su confesión. La reunión, que duró una hora, transcurrió en un tono cordial, según fuentes cercanas al partido. Sánchez planteó al ex dirigente, de 84 años, la necesidad de que acuda al Parlamento [autonómico] para responder a las preguntas de los diputados. La cita tuvo un carácter técnico, según las mismas fuentes: Sánchez y Pujol conversaron sobre el posible desarrollo de la comparecencia, exigida por toda la oposición. El expresident dijo a su interlocutor que reflexionará sobre la petición, aunque no le avanzó una respuesta. Mostró su acuerdo con las decisiones adoptadas por Convergència y su comprensión con las reacciones que ha provocado su confesión. El ex líder nacionalista asumió su 'completa responsabilidad' en el asunto y evitó críticas o reproches a la dirección del partido".

Apasionante todo lo relacionado con Pujol y los Pujol, pero la política en España no se limita a las vicisitudes, penalidades y fatigas de la saga catalana. Rajoy quiere cambiar la ley electoral para que los alcaldes sean los ganadores de las elecciones y no los triunfadores de las componendas y pactos a posteriori. Editorialmente hablando, sólo el Abc está de acuerdo con Rajoy. En El Mundo, por ejemplo, se subraya que Arantza Quiroga, la líder del PP vasco, reconoce y alerta de que eso dará todo el poder local a Bildu, los sucesores de Batasuna y Cía. El PSOE de Pedro Sánchez no traga, pero la pretensión gubernativa no necesita de consenso parlamentario. Un quilombo de largo recorrido.

La bronca en Unión, Progreso y Democracia (UPyD) continúa. Es la primera crisis seria de los nuevos partidos. Irene Lozano pone de vuelta y media a Francisco Sosa-Wagner en una carta abierta en El Mundo mientras Rosa Díez reprocha al aludido deslealtad, desviacionismo e individualismo. Todo a cuento de la propuesta del eurodiputado de pactar con Ciudadanos para aumentar las expectativas electorales de lo que representan o quieren representar ambos partidos. Va a ser que no, pero el cisco en UPyD es como los que se montan en el PSOE, el PP y CiU. Ajuste de cuentas, navajas en el aire y cachiporras en los periódicos.

La vida sigue en este rincón del planeta y Bolaño, en La Razón, constata que sólo 240 catalanes con residencia en el extranjero se han sumado a última hora a la lista para poder votar el 9N. Y que Pujol aún goza del privilegio de la oficina de expresident en el paseo de Gracia. Vamos, que la medalla sí, pero que las llaves del despacho no las encuentra.

La joya opinática y noticiosa está en El Mundo y es un artículo de Luis María Anson en el que describe el estado de ánimo de Mas y mucho más:

"Arturo Mas cree que la ofensiva contra Pujol no ha sido casual. Piensa, según su entorno, que, frente al órdago secesionista, el Gobierno español ha investigado a la familia hasta poner de hinojos al patriarca. (...) No se puede desencadenar una operación del calibre de la secesión sin contar con la reacción del Gobierno y sus servicios de inteligencia. Duran Lleida dixit. La devolución del golpe propinado por el anuncio de referéndum del 9 de noviembre ha sido tardía, pero devastadora. Y estamos sólo al principio de lo que se prepara. Mas sabe que Mariano Rajoy va a por él. De ahí su desasosiego. Algunos de los más sagaces agentes españoles investigan su actividad, sobre todo entre 1995 y 1997..."

Es la noticia del día. Según Anson, Mas tiene razón al sentirse vigilado...

21 de agosto, San Pio X, San Agatónico y San Luxorio de Cerdeña.