Revista de rosa palo

Flower Power y el verano de perros de la infanta Cristina

'Primeras damas', un libraco imprescindible recomendado por el Abc. Sarkozy le mandó este mensaje a Cecilia días antes de casarse con Carla Bruni: "Si vuelves, lo cancelo todo". Pedazo de historia.

8 min
Pablo Planas
Sábado, 16.08.2014 14:22

De nuevo en Formentera. No se puede dar un paso. Mabel, Eline, Maite y Paula constatan que ya no se lleva la ingle brasileña. Que lo que se lleva es la patata pelona, lo cual puede ser muy higiénico pero dista de ser estético. Va a gustos, como del mar o la montaña. En el verano del amor han vuelto Eva González y Cayetano Rivera, al que por haber participado en dos corridas y una goyesca se le presenta como ex torero. La panorámica rosa es desalentadora. Tomamos las motos acuáticas para ir a la fiesta de Pachá, en la isla grande. Es la Flower Power, obligatoria parada tras la fiesta de Blas. Al "evento" de la semana en Eivissa, antes Ibiza, hay que ir con un par de copas de más.

Con el farfulleo propio del "green label", el Johnnie Walker de 24 años, emprendemos una conversación con Joaquín Torres, el arquitecto de las petardas (Irina, Sara y la chica de Bale, entre otras, moran casoplones diseñados por nuestro 'colega' de copas) y nos pregunta, de primeras, que qué nos parece su nuevo "look". Eline, Maite y Mabel están a punto de decirle la verdad hasta que interviene Paula, beoda como Sue Ellen, y le cuenta lo de Bigote Arrocet y María Teresa Campos. En las fotos de la prensa rosa se ve a Torres con una tableta más dura que la de Aznar, como de clembuterol y sobredosis de botox. Nos cuenta al oído que la musculatura abdominal se la han hecho en la clínica Plenas de Moratalaz, una sucursal "fake" del centro de restauración, rehabilitación y rejuvenecimiento de San Gervasio.

Creemos ver a Carlos Slim tonteando con Tita Cervera, que no ha perdido ni un ápice de talento para seducir a los pastosos planetarios. ¡Qué mujer! Está espléndida para los ciento catorce años que aparenta. Es en la gala Starlite, organizada por un cada vez más desenvuelto (y ajado) Antonio Banderas. En Lecturas es portada su ex, Melanie, que está dejando el alcohol. Sin bromas con esta historia.

Quien también está fenomenal, pero no vino a la fiesta, es la duquesa de Alba. La Flower Power, de vuelta a Pachá, estuvo amenizada por la música de Ilegales que alguien reformateó para disgusto de David Guetta (pronúnciese jeta), que llevaba unas cintas (vuelven los musicassetes) con lo mejor de las Baccara mezclado con los grandes éxitos de Las Ronnetes. Un desatino. En cambio, nuestra apuesta revival genera un enorme entusiasmo. Aquí les dejó la canción para juzguen ustedes.

Pilar (Eyre) se ha pasado la semana de concierto en concierto. No se ha perdido ni uno y viene con noticias frescas en "La Otra Crónica", LOC, de El Mundo. A saber, David Bisbal se mata a hacer abdominales. Sin embargo, apuntan mis cuatro amigas, se le está poniendo cara de comecocas, entre lo abotargado y lo inflamatorio. Sergio Dalma está que se sale y lleva a un pibón de bandera en todos sus conciertos para que le haga de coro. Nos gusta, no así a Pilar, a quien en realidad le gusta el cantante de Sabadell. A otro nivel ya, nos habla del impagable Julio Iglesias, que luce una estupenda entrada frontal y, en consecuencia, el peinado de Rappel. ¿Qué habrá sido de Rappel? La semana próxima nos juramentamos para contárselo, aquí mismo, en CRÓNICA GLOBAL, desde la delegación en Formentera. Total, que nos dice Pilar que Julio ya no toma el sol porque le salieron unas pecas feíiiisimas. Ahora usa loción autobronceadora. Eso es menos aconsejable aún que lo que se ha hecho en la barriga Joaquín Torres.

Carmen Martínez Bordiu se ha separado temporalmente del señor Luis Miguel Rodríguez, al que llaman "El rey de la chatarra". La Infanta Cristina se ha reunido en Bidart con Iñaki Urdangarín. Es un veraneo realmente discreto. Consuelo Font, en El Mundo lo cuenta genial. Los cuatro hijos de la Infanta Cristina se reunieron con sus primos y su abuela, la Reina Doña Sofia, en Marivent, pero a la que llegaron los nuevos Reyes debían abandonar la isla. Una auténtica barbaridad: "Relegada a su nueva condición de hermana del Monarca, y ya fuera del 'núcleo duro' de la Familia Real, la presencia de Cristina de Borbón este verano en Marivent hubiera sido de alto riesgo para Felipe VI, según reconoce un personaje próximo a Zarzuela. 'Así se le trasmitió, y lo aceptó, qué remedio'. Según su versión, ni siquiera a ella le convenía aparecer, ya que actualmente está pendiente de que la Audiencia de Palma se pronuncie sobre el recurso que interpuso para evitar sentarse en el banquillo junto con Iñaki Urdangarin. Su presencia, indica el mencionado personaje, podía reabrir heridas entre los mallorquines, que no quieren ver ni en pintura a los duques de Palma y eso a ella no le beneficiaba, pero para su hermano Don Felipe hubiera supuesto un riesgo nada aconsejable. 'Es difícil para los ciudadanos marcar diferencias si conviven todos juntos en el mismo recinto de Marivent, y se fotografían en amor y compañía. Aparte que de esto último, poco, ya que la relación de Doña Cristina con su hermano es prácticamente nula'".

Y continúa la periodista: "Lo único que se aceptó, según dicha fuente, fue que vinieran sus hijos, que no tienen culpa de nada, para pasar unos días con su abuela, la Reina Sofía y los hijos de la Infanta Elena, Froilán y Victoria Federica. 'Era la gran ilusión de Doña Sofía y no se le podía negar, pero quedó claro que cuando llegaran los Monarcas ellos abandonarían la isla'".

Alucinante. Tampoco da para muchas bromas. Cuatro niños marcados y dos hermanos que casi no se hablan. La familia perfecta.

Casi se nos pasa, pero María Jesús Cañizares, la delegada del Abc nos avisa del bombazo del Abc del verano. Lo suyo es glamour y no el belenestebanismo de estos textos sabatinos. Francia, la dulce Francia. Nos dan mil vueltas en materia de amor. Aquí, los romances más sonados son los de marujas con jotajotas. Allí, los presidentes pierden el oremus y configuran divertidísimas historias de romances, cuernos y desmayos. Atención a lo de Sarkozy, ese Charles Aznavour del corazón. Escribe Patricia Ariño y el titular es: "Vuelve y cancelo la boda con Carla". El texto, una glosa sobre el libro 'Primeras Damas' arranca así: "Si vuelves, lo cancelo todo". Esa frase, enviada por Nicolas Sarkozy (59 años) en un mensaje al móvil a su ex mujer Cécilia (56 años), podría haberse convertido para algunos en una idea romántica de reconquista cuando parece que todo está perdido. Pero se trató más bien de un intento desesperado por parte del ex presidente francés de traer de vuelta a quien fue su segunda esposa. Era febrero de 2008 y faltaban apenas unos días para la boda de Nicolas Sarkozy con Carla Bruni (46). Pero Sarko echaba de menos a Cécilia. Los problemas de la pareja, muy sonados a lo largo de su matrimonio, explotaron durante la campaña presidencial de 2007 y el inicio del mandato de Sarkozy. Ella, que afirmaba que "ser primera dama, se la sudaba (sic)", ejercía mucha influencia en la política de su marido y participaba en las reuniones. Fue criticada por colocar a su amiga Rachi da Dati (48) en el puesto de ministra de Justicia".

Ariño da la clave: "Así lo recoge el libro 'Premières dames', del periodista Robert Schneider, que examina el papel de Cécilia como primera dama y el final de su matrimonio con el expresidente. Tras la victoria, Sarkozy ese año pasó las vacaciones en el yate de su amigo Vincent Bolloré, en Malta. Hecho que fue muy comentado y criticado, porque tenía previstos otros planes en un hotel de lujo en Hameau des Baux, en la Provenza. Pero él, el jefe de Estado al que llamaban 'bling bling', al que le gustaba codearse con personalidades de lo más selectas, pensó que no había mejor manera que recuperar a su mujer pasando unos días en un barco por el Mediterráneo. Creía que así Cécilia 'no se escaparía', según recoge el libro".

Nos dicen que en Barcelona hace un tiempo de perros. Que ayer llovió en Barcelona, lo que al parecer es tradición el 15 de agosto. En Formentera estamos bien. Ahora vamos a echar pan a los patos y a poner a Ilegales a toda pastilla.

Por cierto, Nicky Hilton y James Rothschild están ennoviados y van en serio. Ella es la hermana normal de Paris y él, de los Rothschild de la banca, a los que representa en calidad de vicepresidente para España Carles Vilarrubí, marido de Sol Daurella. Si el mundo es un pañuelo, el Hola es un kleenex.

Comentar