Revista de prensa

Foix pide un homenaje a Maragall por su denuncia del 3%

En la misma Vanguardia de Foix también se puede leer que los políticos catalanes trabajan más que los españoles para apaciguar a los lectores raholistas. Ada Colau y Andrea Levy triunfan en la prensa.

15 min
Pablo Planas
Miércoles, 6.08.2014 10:52

Como hay días en los que no se puede estar de mejor humor (ni peor), es oportuno comenzar por el lado positivo de los periódicos, los retratos de Andrea Levy y Ada Colau, en La Vanguardia y en El Mundo respectivamente. En este último diario, Quico Alsedo combina el nefasto estilo "refrescante" de las contraportadas veraniegas con lo que es una entrevista en sentido estricto, clásico, normal e inteligible. Pregunta y respuesta. Ni una fregona puede ser más simple y más eficaz a la vez. Los titulares y revelaciones de la futura alcaldesa de Barcelona son sugerentes y estimulantes. "Cataluña y España sí pueden compartir piso", destaca Alsedo. En el texto se revela que Colau fue actriz y que participa en una serie de Intereconomía que permanece inédita. ¿Intereconomía y Ada Colau? O sea, Intereconomía tiene una serie de ficción con Ada Colau. Y aún no la han emitido. ¡¡¡¿¿¿???!!! Colau revela que su madre trabaja como comercial en una inmobiliaria, pero que en absoluto es la dueña, tal como se ha dicho.

En cuanto a la política, el proceso no va con ella. Habla de España, lo que debe revolver las conciencias y las tripas del nacionalismo hasta extremos insospechables. Colau, salvo que lo de la serie de Intereconomía sea una locura, tiene serias aspiraciones y notables ambiciones. Podría ser nuestra Paula Iglesias autóctona, pero no van a tener esa suerte en ERC. Pregunta el periodista: "¿El ciclón Pablo Iglesias les puede fagocitar? ¿Se dejará coleta?". Responde Ada: "Jaja. Ni hablar. Yo, pelo corto. Vivimos en una sociedad mediática y si eso se pone al servicio del colectivo estará bien, pero si acaba en personalismo y caudillismo estará mal (más seria). En manos de Pablo Iglesias está que acabe bien o mal".

¿Vale? "Personalismo" y "caudillismo". El problema con Ada Colau es que puede ser una gran decepción porque es una gran promesa de la regeneración y el sentido común en la política. Hasta ahora ha sido una de las personas que más ha contribuido a combatir la estafa de las hipotecas tóxicas. La organización que lideró ha ayudado a miles de familias y sólo el libro Vides hipotecades de Ada Colau y Adrià Alemany (Angle Editorial) es una aportación infinitamente más valiosa que el asamblearismo de plató de los líderes de la "nueva izquierda". La Plataforma que creó y dirigió Colau ha evitado desahucios, ha conseguido daciones en pago y alquileres sociales. Un respeto.

En La Vanguardia es Iñaki Ellakuría quien dignifica el género de las entrevistas de verano con Andrea Levy, la dirigente del PP catalán, como protagonista. El tramo final contiene un desenlace de altura:

-"El PP ejerce una contundente oposición al soberanismo, ¿cómo está viviendo este proceso político?

-Con preocupación. Lamento que muchos independentistas, por el simple hecho de serlo, se crean que pueden hablar a los catalanes no independentistas con superioridad. No acepto que repartan carnets de catalanidad.

-¿Ve posible un acuerdo Rajoy-Mas?

-Primero Mas debe dejar su posición enconada y abrirse a negociar. Él sabrá por qué se ha rendido a los brazos de Junqueras y Forcadell.

-Usted hace gala de letraherida. ¿Qué recomienda leer este verano?

-El sentido de un final, de Julian Barnes; Limónov, de Emmanuel Carrère, y Olvidado Rey Gudú, de Ana María Matute".

Limónov, de la editorial Anagrama, es uno de esos libros imprescindibles cuyas virtudes transitan entre los lectores lenta pero inexorablemente. El libro es de 2011, pero la primera edición en España data de febrero del 13. Den las gracias a quienes les recomienden tal libro, que en este caso es Andrea Levy, y átense las correas si leen en la cama. Relato de no ficción trepidante de "una vida de mierda". En fin... que es buenísimo.

Ahora los Pujol, el culebrón del verano.

Javier Chicote, en Abc, escribe:

"La investigación de la Audiencia Nacional a Jordi Pujol Ferrusola por blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda pública tiene en el punto de mira el que quizá sea el negocio más lucrativo del primogénito del ex presidente catalán. 'Junior' obtuvo 12,7 millones de euros en plusvalías en una sola operación en 2008 a través de la principal empresa que maneja, Iniciatives Marketing e Inversions. Es una de las cinco sociedades con las que Pujol Ferrusola movió 32,4 millones de euros entre España y trece países más, incluidos varios paraísos fiscales. La empresa en cuestión tiene como objeto social 'comprar y vender en todo el mundo mármoles, granitos y todo tipo de piedra natural', además de 'realizar proyectos llave en mano'. Pese a sus impresionantes números, Iniciatives Marketing i Inversions tiene un único empleado".

Janot Guil aporta la mirada al detalle, la anécdota con valor de categoría, ese tipo de cosas que lo explican todo, o casi:

"El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz podrá acusar a Jordi Pujol Ferrusola —el primogénito del ex presidente de la Generalidad, Jordi Pujol—, de muchas cosas, como de blanqueo de dinero, pero no podrá achacarle tener mal gusto. No ya sólo por la colección de coches de lujo que ha atesorado durante años de pingües negocios ahora puestos en entredicho, sino también a la hora de decidir sus inversiones inmobiliarias para disfrute propio, sus casas. 'Junior', como muchos famosos, en algún caso también caídos en el oprobio tras desvelarse sus miserias, eligió el lujoso barrio barcelonés de Pedralbes para vivir. Como desveló Abc, el hijo de Jordi Pujol compró una casa sita en la calle Moneders 2-4 de Pedralbes, de tres pisos, piscina y de mil metros de finca, como domicilio conyugal para él y la que fue su esposa, Mercè Gironès. (...) El 'casoplón', de moderna arquitectura cúbica, fue comprado por Pujol por 2,5 millones de euros 'a tocateja', pero se estima que su valor actual ronda los seis millones de euros. A pocos minutos del inmueble, en el mismo barrio, se ubica otra casa de escándalo. El llamado 'palacete' que la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín tienen. O tenían. A raíz del Caso Nóos, los Duques de Palma, imputados en esta, han visto cómo el juez Castro se la embargó para cubrir la fianza de responsabilidad civil y ya la han puesto a la venta. Pedralbes, ubicado en la zona alta de Barcelona, es un oasis de chalés, pisos de lujo, piscinas, céspedes perfectamente segados, 'mucamas' y párkings que ocultan coches de altísima gama".

Lo que Puerta del Hierro en Madrid, o La Moraleja, que tanto podría ser el nombre de la Cañada Real como lo es del lujo a la madrileña. Callos y mollejas.

Cuidadín con el asunto Pujol, puesto que la letal combinación del verano y la lentitud judicial pueden desembocar en la estrategia "Banca Catalana", consistente en que quien roba a un ladrón (España) tiene cien años de perdón. Las bases del proceso están tan anonadadas que la reacción podría ser la celebración "espontánea" de homenajes a Pujol por todas las obras que inauguró el patriarca en "el cortiju". Las reacciones pendulares son corrientes en los fenómenos sociales. Esto es, que la alegría va por barrios y que trece días después de La Confesión, el que le mantiene la escolta al de la "onorata società" (por lo de Molt Honorable, se entiende) anima a los catalanes a no bajar la cabeza. Ayer martes, tras el consejo ejecutivo, Mas se marcó un discurso a lo Fidel Castro de dos horas, dos. Que si la consulta, que si la ley, que si la democracia, que si el derecho a decidir y el típico "tot i que" del Soler polaco.

La conferencia (¿de prensa?) estuvo a la altura de un Francesc Pujols, sobre todo cuando dijo que la recuperación económica tenía acento catalán. Así, como quien no quiere la cosa, sin arquear siquiera la ceja, el presidente de un organismo con más deudas que un hipotecado de la Colau, el jefe de una administración morosa, que no paga a los farmacéuticos y se lo gasta en las "embajadas" más ridículas y pretenciosas del mundo, como si Cataluña ya fuera la República Boletaire y Pujolista de Cataluña hermanada con Somalilandia, Corea del Norte y Yemen del Sur. ¿Acento catalán? El caso es que Mas no habló de lo de Pujol hasta el turno de preguntas y ahí quedó en agua de borrajas la desenvoltura y desparpajo del sofista. Lo remata Daniel G. Sastre en una pieza titulada "'Fortaleza' para superar el 'caso Pujol'". Mas se remite a lo estrictamente privado y personal, pero admite que podría afectar al proceso, de modo que ahí es donde introduce el actual honorable que los catalanes deben demostrar su "fortaleza psicológica". De locos.

En La Vanguardia, Lluís Foix planea sobre el pospujolismo con la perspicacia de quien lo ha visto casi todo varias veces:

"Los Pujol llegaron a identificarse tanto con Cataluña, a apoderarse de ella, que pensaron que no había otro Estado que el de la Generalidad, que es, según la legislación vigente, la representación del Estado en Cataluña. Se llegó a difundir con tanta seguridad que España era una piltrafa que, además, nos robaba y que fue definida por Pujol como una 'una realidad entrañable', que se lo llegaron a creer o, por lo menos, pensaron que la policía judicial, la UDEF y otros brazos que actúan a cuenta del Estado o desde diversas instancias públicas, no penetrarían en el disco duro de lo que pasará seguramente a la historia como la cara más fea del pujolismo. Y no precisamente como el fundador del movimiento que había calculado o deseado el que ahora nos comunica que se encuentra en estado de expiación. Sólo después de haber saltado un gran muro se puede llegar a vislumbrar las dificultades que se atravesaron. Es todavía pronto para medir la devastación causada por la corrupción en Cataluña y en España. Los que sólo tienen en mente la anunciada consulta del 9-N, el 25.º aniversario de la caída del muro de Berlín, van a lo suyo".

Y continúa Foix:

"Pero la tempestad desatada por la confesión de Jordi Pujol sigue arrastrando todo lo que encuentra a su paso por el gran río de la política catalana y española. El president Mas se ha declarado heredero político de Pujol. Cometió el error de calificar la declaración de su mentor como un tema de carácter personal y privado. No se daba cuenta de que la sacudida pujoliana arrastraría al Gobierno [autonómico], al partido de CDC y a todos cuantos habían mantenido la fe en el mito de Cataluña durante casi medio siglo. Nada será igual. Lo primero que hay que pedir es que se sepa cuál es la cantidad supuestamente estafada. Habría que preparar un reconocimiento a Pasqual Maragall por lo que dijo de que 'ustedes tienen un problema y este problema se llama tres por ciento'".

Pero que no se alarmen los seguidores de doña Pilar en La Vanguardia. La dosis de raholismo está en "La mirilla":

"El mismo presidente de la Generalidad, de hecho, todavía permanecerá unos días en su despacho y no será hasta la segunda quincena del mes que pasará unos días de descanso –unos diez– con su familia en Menorca. Durante ese periodo será sustituido como presidenta en funciones por la vicepresidenta, Joana Ortega, que después, por su parte, se tomará una semana de vacaciones en la Cerdanya. Y todos estarán preparados para reemprender la actividad sobre el día 25. En total, unos cuantos días de vacaciones menos de los que se toma el Gobierno español y su presidente, Mariano Rajoy, que ya están descansando desde principios de mes".

Obvio, mientras los políticos catalanes se desloman a trabajar, los españoles se rascan los cojones. Que no decaiga el mito. Sigue, sigue, no pares Mas, que la recuperación tiene acento catalán. ¡Qué guapos somos y qué culito tenemos!

Noticias bizarras: En El País y en la portada. Miguel González y Jesús Duva dan cuenta de las extrañas maniobras en el buque escuela de la Armada, el Juan Sebastián Elcano. Ahí va:

"El Juan Sebastián Elcano, el buque escuela de la Armada española, que sirve de embajada flotante de la Marca España por los mares de todo el mundo, se ha convertido involuntariamente en instrumento del narcotráfico. La Guardia Civil ha incautado 127 kilos de cocaína, en el pañol donde se guardan las velas, durante un registro practicado en el arsenal de La Carraca (Cádiz), tras un crucero de seis meses y 18.000 millas naúticas".

El soplo vino del FBI. Siguen González y Duva:

"A mediados del pasado julio, cuando el buque estaba fondeado frente a Bueu (Pontevedra), la policía militar detuvo a tres marineros por orden del Juzgado Togado Militar Territorial número 12. Los tres militares —dos españoles y un ecuatoriano— fueron acusados de haber vendido hasta 20 kilos de cocaína a narcotraficantes de Nueva York (EE UU), durante la escala que el barco hizo en esa ciudad entre el 10 y el 15 de mayo. Previamente, a mediados de abril, el Juan Sebastián Elcano estuvo en Cartagena de Indias (Colombia), donde presuntamente cargaron la droga. La información fue facilitada a las autoridades españolas por el Departamento de Investigación de la Seguridad Nacional (HSI) estadounidense, después de que la policía neoyorquina detuviese a los narcotraficantes con los que contactaron los marineros españoles y los denunciaran e identificaran".

Menos mal que aún quedan soldados como los de antes. En el Abc cuentan la épica, insólita y brava historia del Capitán Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda. Tiembla Inglaterra:

"El Sindicato Andaluz de Trabajadores quiere ocupar Gibraltar. Así lo anunció en su última asamblea general. La nueva aventura agostera del SAT tiene fecha y hora, incluso carteles: 29 de agosto a las 11h. Los lemas 'Fuera fronteras', 'Peñón andaluz', 'Fuera paraísos fiscales', 'No a la base militar' y 'Respeto a los pescadores andaluces' están dibujados sobre un fondo revelador. Decenas de personas aparecen con el puño en alto y enarbolando unas banderas andaluzas distintas, con la estrella roja comunista dibujada en la franja blanca. Todos ellos caminan hacia el Peñón que se divisa al otro lado de la playa. El azul del mar, y también el del cielo, desaparecen de la instantánea, siendo sustituidos por un firmamento nublado y ennegrecido, y un mar rojo, granate, que solo conserva de la realidad el blanco de la espuma. En la imagen, los trabajadores todavía no han pisado el mar. Están en la orilla, como si esperaran a que Sánchez Gordillo, Cañamero u otro dirigente del Sindicato levanten un callado para clavarlo en la arena y separar las aguas. ¿Cómo llegarán a Gibraltar?"

El texto es de Daniel Ramírez y sigue de esta forma: "Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y dirigente del SAT, relata a Abc los detalles de la 'misión', o por lo menos los que se pueden desvelar, porque tienen que 'aprovechar el factor sorpresa para poder conseguirlo'. El plan está en marcha, pero lo tiñe un velo de misterio: 'Allí veremos lo que hacemos, pero lo haremos sin que se sepa'".

Un patriota, sí señor. La última vez que se intentó algo parecido fue obra de otro "sindicalista", el León de Fuengirola, José Antonio Girón de Velasco, ministro azul.

Ya lo dijo Unamuno, "¡Qué país y qué paisanaje!".

6 de agosto, Santa Claudia, San Agapito, San Justo y San Pastor.

Comentar