Revista de rosa palo

Héroes de la "glasnost" y el posado a lo Franco de Pujol

Espada llama "reciente anomalía" a CRÓNICA GLOBAL y el Col.legi de Periodistes se plantea un homenaje a Rahola, Álvaro y Cardús por sus denuncias sobre la corrupción en Cataluña. Pujol tiene un ventilador.

9 min
Pablo Planas
Sábado, 2.08.2014 09:45

Duran se ha divorciado... De Convergència. Y en el Ampurdán ya no se dan las fiestas de antaño. Se ha evaporado el espíritu de Fonteta, donde Luis Conde acogió el último Madrid-Barcelona del mundo de la pasta y la política. Fue antes del big-bang del postpujolismo. Este verano es tendencia en política decir que no hay vacaciones, que los defensores de la ciudad en 1714 no se fueron a Mataró a veranear, salvo los botifleros. Quedan 98 días para el 9-N y María Victoria Álvarez es la mujer de moda, la heroína de la revuelta del 14, quien ha puesto patas arriba a toda la alta sociedad barcelonesa. Es el Verano de la Verdad y la revuelta está en el aire. Para suquets está la cosa.

De momento no ha salido Mas en bañador, pero su secretario de las gafas blancas anda rumiando una campaña de imagen a lo Putin, con Mas a caballo, Mas a pecho descubierto, Mas jugando con unos perros, Mas corriendo y Mas en bicicleta. A Zapatero le funcionaba de lujo. Casóse el consejero Vila con su chef italo-brasileño y la hija Carlota de Carles Vilarrubí con un francés, hace dos y una semana respectivamente y se acabaron los enlaces en las jaimas del oasis. A esa boda, celebrada el primer sábado tras el Viernes de Dolores (fiscales), estaban invitados los Pujol-Ferrusola, pero no fueron. Mas y Helena y Quico Homs y esposa sí que hicieron acto de presencia, como Rosell y Bartomeu, inseparables.

La jet local sigue fiel a la Cerdaña y a la Costa Brava, donde no hay paparazzos ni moscas cojoneras como en Zahara de los Atunes y en Formentera, isla en la que no cabemos un alma más. Es como si estuviéramos en Serrano con Calvo Sotelo, una improbable fusión de Madrid con Barcelona que sólo se da en los locales donde pone discos David Jeta (pronúnciese gueta). De ahí viene lo de DJ. No se sabe si Mas se irá a Menorca a controlar el estado de la "casita" en la que se quiere retirar cuando vuelva de Ítaca si es que consigue doblar Sicilia. A todo trapo, como le gusta decir a él cuando hace de capitán sosegado en plan "Vacaciones en el Mar". Tampoco está confirmada la presencia de Felip Puig en su querida "Eivissa". Hay isleños que juran haber visto a Puig practicar el nudismo en los años del tripartito. No parece verosímil.

Tendencia total hablar de Pujol y contar anécdotas de los "pizzos" y los cochazos de "Junior". Ojo a La Vanguardia del sábado. Pujol, en paradero conocido, en otra casa de otro hijo (Josep) en La Cerdaña. La imagen es de Roser Vilallonga y remite inmediatamente a la lucecita de El Pardo. Parece un posado que favorece al patriarca del catalanismo, pero también es la foto de Javier de la Rosa comiéndose un bocata en la celda de la Modelo.

A buenas horas nos parece noticia lo que ahora se dice que era un secreto a voces. Tiene pelendengues, sobre todo por el trato recibido en los últimos treinta años por los periodistas que han tenido la desgracia de estar siempre en el lado disidente de la información y/o en medios "españoles". Todo el mundo es consciente de cómo TV3 ha dado siempre voz a los discrepantes y de las feroces críticas de Pilar Rahola, Salvador Cardús y Francesc Marc-Álvaro (por citar a los grandes referentes de la Cataluña actual, en la que todo ha sido mentira) vertidas contra Marta Ferrusola y sus hijos cuando afloraron las primeras sospechas. Jugándose el tipo, grandes analistas, los "intelectuales" orgánicos, treinta años hablando y escribiendo entre líneas.

Se impone un homenaje a las tres grandes plumas de La Vanguardia en el Col.legi de Periodistes. Héroes de la "perestroika", paladines de la "glasnost". Si en Cataluña las cosas pudieran cambiar va a ser por ellos y quienes como ellos se mordieron los labios durante tantos años. Nuestros respetos y humilde reconocimiento. En cambio otros, como Arcadi Espada, se han distinguido por todo lo contrario. Hoy, en su página de los sábados en El Mundo, cita a CRÓNICA GLOBAL, medio al que distingue como "reciente anomalía" del sistema mediático catalán. Es un elogio. También aplaude Espada a TV3: "Lo peor de TV3 no ha sido su putrefacción periodística sino el excelente diseño de su propaganda. Algo por cierto muy parecido a lo que está pasando con el secesionismo".

Que se sepa, en la política, salvo la pelea de Orlando Bloom y Justin Bieber por culpa de la cumbre Mas-Rajoy, no hay novedades rosas. Eso sí, cunde la sospecha de que Montserrat Nebrera y no María Victoria Álvarez es la mujer fatal de Convergència. Ha sido ponerse Nebrera a militar en CDC y ponerse CDC a punto de reventar. Jordi Pujol no se siente a salvo ni en el impresionante "chateaux" de su hijo Josep, en la Cerdaña francesa, ni en el de Jordi, en el lado español del Pirineo. Todavía no sabe si enchufar el ventilador o meter los dedos en los enchufes. Miedito en las altas esferas.

Dispone CRÓNICA GLOBAL de un sofisticado programa basado en un algoritmo antropomórfico que es capaz de rastrear toda la prensa del corazón tomando peso, talla y aspecto de los grandes protagonistas de la actualidad rosa. Es una cosa muy sofisticada y muy cara desarrollada en el MIT de Massachusetts y que permite establecer medidas exactas de perímetros abdominales, pectorales, de muslos, caderas y tobillos, así como de pómulos, labios y patas de gallo. A nuestra disposición en fase de pruebas, esta supermáquina de la verità arroja inquietantes resultados.

Una epidemia de deformaciones botulímicas hace estragos de Hollywood a Formentera y de Miami a Fonolleras. Leonardo Di Caprio pasea un palmito de ciento veinte kilos en canal. Tita Cervera, su hijo Titón y su nuera Titina Cuesta están de lo más chic sin photoshop, de manera que forman una estampa tan natural como la de cualquier vecina con sus nueros. Lo de Miguel Bosé, todo de negro, es para denunciar a su gurú ayurvédico. Ha ganado peso Bosé, pero no específico sino bascular y está que se sale. Si Di Caprio parece Jack Nicholson con veinte años más, Bosé apunta maneras de Demis Roussos. No para cantar, claro. Eugenia Martínez de Irujo ya compite en elegancia y glamour con su madre la más Grande de España y prima de la Reina de Inglaterra. Y hasta la novia de Cristiano Ronaldo sale mal en las revistas, con unos zapatos imposibles y de tacón cuando todo el mundo sabe que lo que se lleva este verano son las cuñas, de madera, de esparto, de swarosky o de lo que sea, pero cuñas, please.

Lo de los tatuajes es duro. No hay más que ver a Borja Thyssen, que anda por la vida con barba hipster, gafas de sol modelo pitufo y la decoración de un restaurante chino entre pecho y espalda. No es el único. Tatuarse es una especialidad de los futbolistas. El nuevo defensa central del Barça, un chico francés llamado Mathieu, lleva el escudo del Valencia en la canilla derecha. Y ha confesado que fuma. Poco, que no es de paquete diario, comenta. Se conoce que quiere calentar el banquillo. Neymar anda por Ibiza con corsé después del rodillazo colombiano y es tendencia el bañador turbo o speedo. Hay un tal Aitor Ocio, ex futbolista del Athlétic de Bilbao que no se parece en nada a Iríbar y anda marcando paquete con su legítima. Sergio Ramos ha casado a su hermano René con Vania Millán, miss España 2002. Guapísimos todos de smoking y con tatuajes detrás de la oreja, como los latin kings.

Lo mejor del ¡Qué me dices! es el reportaje de Kiko Rivera haciendo de padre. ¡Cómo cambian las cosas!. Cayetano, que antes era tan guapo, ahora es Callotano y parece el tío de la vara según le retratan las revistas. Y Kiko Rivera, por contra, luce unos aires a lo Gandolfini que en paz descanse mucho más sugerentes que los de sus esbeltos y unicejos hermanos.

La de Mar Flores y Javier Merino es una familia feliz, de los que pasan de todo. Así se entiende el conjunto de leopardo que lucía ella a bordo de un yate mientras él practicaba el buceo libre y los niños correteaban por el barquito.

En el Cuore, otro gran referente informativo, el amor está en el aire. Jorge Lorenzo posa en bañador mientras ve pasar el "ganado". Dicen en el Cuore que las chavalas le hacen la cobra, que por lo visto es pasar y repasar por delante para ver si el piloto se fija en ellas. Después hay una secuencia de gente frotándose y refocilándose en la playa, en cubierta, en el agua y en la montaña. Un desatino.