Válvulas rotas y ruedas desinfladas

Jordi Pujol Ferrusola se enfrenta a la prensa en el bautizo de su nieta

Ante la presencia inesperada de los medios de comunicación, el primogénito del presidente fundador de CiU y CDC y uno de sus hijos prorrumpieron en amenazas y empujones a los periodistas, mientras otro de sus vástagos fotografiaba a los profesionales con su teléfono móvil.

2 min
Jordi Pujol Ferrusola, en 1997
Redacción
Lunes, 4.08.2014 11:57

El bautizo de la nieta de Jordi Pujol Ferrusola este domingo ha dejado una estampa singular del momento que atraviesa la familia del ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol i Soley a raíz de las revelaciones sobre su fortuna oculta en el extranjero.

El lugar de la ceremonia, incialmente prevista en la iglesia de Sant Martí d'Aravó (Lérida), fue alterado y comunicado la noche anterior a los asistentes a través de WhatsApp para distraer la atención de la prensa. Con todo, según ha informado este lunes La Vanguardia, varios redactores entraron por casualidad en el restaurante Das 1219, donde se celebraba el banquete posterior al oficio religioso.

Ante la presencia de los medios de comunicación, el primogénito del presidente fundador de CiU y CDC y uno de sus hijos prorrumpieron en amenazas y empujones a los periodistas, mientras otro de sus vástagos fotografiaba a los profesionales con su teléfono móvil.

"Grupo México"

Las situaciones de tensión vividas por la prensa en el seguimiento de los Pujol no se agotan aquí. En concreto, en la casa de Bolvir, donde se ha recluido esta semana el ex presidente autonómico, un vehículo de televisión de Antena 3 y otro de la cadena Cuatro aparecieron el domingo por la mañana con las válvulas rotas y las ruedas desinfladas mientras procuraban averiguar el lugar donde se celebraría el bautizo de su biznieta.

Todavía otra joven procuró distraer a los periodistas mientras Jordi Pujol Ferrusola y uno de sus hijos dejaban el inmueble en un vehículo cargado de maletas, que estuvo cerca de atropellar a los fotógrafos allí apostados.

Según ha podido recoger finalmente la prensa, en el convite se encontraban numerosos ciudadanos mexicanos, familiares o amigos del padre de la recién bautizada, Ignacio García de Quevedo, hijo de uno de los principales accionistas y directivos del Grupo México y esposo de Mercè Pujol Gironés, a su vez hija de Jordi Pujol Ferrusola y Mercè Gironés, ambos citados a declarar como imputados por presunto blanqueo de capitales y delito fiscal.

Comentar