"Usar la fuerza del RU para fortalecer Escocia"

La economía pone en apuros a Salmond

El día en que se produce el primer debate televisado entre Salmond y el representante de Better Together, Alistair Darling, una encuesta señala que el 'no' a la independencia escocesa se mantiene en el 54%.

3 min
Banderas de Québec, independentistas de Cataluña y Escocia
Redacción / Agencias
Miércoles, 6.08.2014 11:37

El esperado debate televisado entre el primer ministro escocés, el nacionalista Alex Salmond, y el ex ministro laborista de Economía, Alistair Darling, líder de la campaña Better Together -Mejor Juntos-, era una de las últimas oportunidades para los independentistas de revertir unas encuestas que les son claramente desfavorables. 

Salmond se mostró "esperanzado" sobre la victoria del "sí" en el referéndum sobre la independencia del 18 de septiembre, aun cuando esta opción tiene una desventaja de 14 puntos según en él último, que la cadena escocesa STV divulgó poco antes del encuentro entre ambos dirigentes.

El porcentaje de partidarios del "no" se mantiene en el 54%. Pese a ello, el líder del SNP aseguró que "deberíamos estar todos de acuerdo en que Escocia podría ser un país exitoso si se independiza". A lo que Darling respondió subrayando algunos riesgos clave como "la desaparición de la libra, los tipos de interés de la deuda, el posible impago de las pensiones, el agotamiento de las reservas de petróleo en el Mar del Norte, la salida de la Unión Europea, la pérdida de puestos de trabajo producida por la disminución de la actividad económica con el Reino Unido, etc".

"Usar la fuerza del RU para fortalecer Escocia"

A lo largo del debate, ante unas 350 personas reunidas en el Conservatorio Real de Glasgow, el representante de Better Together recordó que los tres principales partidos británicos se han comprometido a traspasar nuevas competencias en materia de recaudación de impuestos y de organización de la seguridad social en caso de que el "no" se imponga en septiembre.

Darling sostuvo que ese sería un "gran paso adelante" para Escocia, al tiempo que advirtió a los escoceses de que "no habrá marcha atrás" si deciden separarse del Reino Unido. "Votar 'No, gracias' a la independencia no es votar por que no haya cambios. Quiero usar la fuerza del Reino Unido para fortalecer Escocia", añadió Darling.

El primer debate entre los principales líderes de las campañas a favor y en contra de la independencia se pudo ver en Escocia a través del canal STV, mientras que en el resto del Reino Unido tan solo se pudo seguir a través de la página web de la cadena, que sufrió problemas técnicos y levantó diversas quejas. "Por fin puedo ver el debate después de batallar durante 40 minutos", lamentaba la diputada laborista Diane Abbott en Twitter, donde también se quejaba su compañero de bancada Tom Watson: "Quizás no le interese a muchos, pero podrían haber pensado antes del debate sobre el futuro del Reino Unido se vería en todo el Reino Unido", señaló.

Comentar