Revista de prensa

Merkel aplasta el "proceso" y se besa (dos veces) con Rajoy

El apoyo de Rajoy a Merkel (sí, de Rajoy a Merkel, así está la cosa) manda en El Mundo. La nota "gore" y batasuna del Ayuntamiento de Cardedeu (CiU), Francia y una oración de James Foley para terminar.

11 min
Pablo Planas
Martes, 26.08.2014 11:49

Tal día como hoy de hace 42 años, el 26 de agosto de 1972, Boris Spaski comprendió la magnitud de su hundimiento ante Bobby Fischer. Reikiavik. 11 de julio del segundo año de la década de los setenta del siglo pasado. Comienza el campeonato del mundo de ajedrez. El soviético Spaski es el campeón. El estadounidense Bobby Fischer, el aspirante. Fue uno de los grandes episodios de la Guerra Fría. Dos hombres, dos imperios y un tablero, la forma más refinada del cuerpo a cuerpo. Spaski se tuvo que nacionalizar francés en 1984. A Fischer, que falleció en 2008, se le retiró el pasaporte estadounidense y se nacionalizó islandés. Ganó Fischer, pero perdieron los dos, que padecieron graves secuelas psíquicas y notorios trastornos del comportamiento durante años. Nada volvió a ser lo mismo. Spaski se rindió por teléfono el 1 de septiembre.

Si el "proceso" hubiera de resolverse a través de un pulso de estas características habría que decidir primero quién es Fischer y quién Spaski. De la lectura detenida de la prensa de papel, la conclusión es que Mariano Rajoy, a la sazón con calzón blanco, sería un ajedrecista con la mente prodigiosa de Fischer y la pegada del campeón alemán Max Schmeling, que nació en 1905 y murió en 2005, sin haber cumplido los cien años. Con calzón estelado, Artur Mas, presidente de la Generalidad en sazón, una combinación del estatismo de Spaski y el estoicismo de Alfredo Evangelista, el "Lince de Montevideo", que llegó a disputar el campeonato de los pesos pesados contra Muhammad Alí. Le aguantó los quince asaltos en mayo del 76 a un tipo que ya no era Cassius Clay pero daba unas hostias que no volvieron a verse sobre un cuadrilátero hasta los primeros tiempos de Mike Tyson, entre los ochenta y los noventa. El bueno de Alfredo aguantó los quince asaltos, pero perdió a los puntos. La paliza fue como la que le dio Pernell Whitaker a Poli Díaz, que acabó con una muñeca y una costilla rotas y la sensación de que si no hubiera llegado pasado de peso, tal vez...

Es decir, que Angela Merkel apoya a Rajoy y que Mas sopesa acatar la previsible decisión del Tribunal Constitucional (según escribe Pere Ríos en El País), convocar y revocar la consulta para convocar unas elecciones autonómicas. Su margen de movimiento consiste en encajar el no de ERC a una lista conjunta y vender la "idea" de que Junqueras sólo aspira al poder y Cataluña le importa lo mismo que a Pujol.

En dos años, el mundo ha cambiado más que en dos décadas. En el verano de 2012 Rajoy paralizó el rescate de España en el último segundo. En el verano de 2014, Rajoy es el báculo, por no decir sostén, de la cancillera alemana. Es una historia como no hay otra igual. Una apoteosis de sintonía y buen rollo con intérpretes en riesgo de sufrir un colapso del nivel de glucosa en sangre. Según El Mundo, "Merkel se apoya en Rajoy para mantener la política de ajuste". Ojo, dice que es ella la que se apoya en él. Quién lo hubiera dicho hace sólo unos meses. Dos conclusiones, de menor a mayor: el ministro De Guindos lo tiene a huevo para ser el nuevo príncipe del Euro, rey de los presupuestos en la UE, y jefe del Eurogrupo y que dice Merkel que lo que dice Rajoy sobre Cataluña es de una "lógica aplastante", Mas "kaputt", proceso "nein", Rajoy "ja". No hay como saber idiomas...

El País lo cuenta en español: "Merkel apoya sin reservas a Rajoy contra la consulta en Cataluña". Lo mismo que en La Vanguardia, que al lado de la información sobre el "Merkelazo" apunta en un apunte y como quien no quiere la cosa que la ANC ya tiene a 220.000 participantes en el próximo 11-S en su base de datos. Anxo Lugilde firma la crónica principal, la de Merkel y Rajoy:

"Ni un milímetro. Mariano Rajoy se mantiene en su negativa a la celebración de la consulta en Cataluña y no se va a mover en lo que queda hasta el 9 de noviembre. La negativa no es ninguna novedad, si no fuera porque, más expeditivo que nunca, el rechazo se alimentaba con el apoyo de la canciller Angela Merkel, que considera que la posición del Gobierno español tiene mucha lógica. Tras el encuentro bilateral del presidente español y la canciller, Rajoy calificó de 'disparate' la demanda soberanista catalana, restó valor jurídico al dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña –que avala, aunque dividido, la futura ley de consultas– y reiteró que 'no se va a celebrar ningún referéndum ilegal de ninguna de las maneras'. La cuestión catalana apareció ayer, a preguntas de los periodistas, en el final de la rueda de prensa que la canciller y el presidente del Gobierno ofrecieron en el Hostal de los Reyes Católicos al término de la parte oficial de su encuentro de dos días en la capital gallega. Fue el colofón de una cita marcada por la plena coincidencia entre ambos mandatarios. Primero respondió Rajoy, a quien iba dirigida una pregunta sobre el dictamen del Consejo de Garantías, y después, interrogada sobre su posición, Merkel ofreció de forma muy breve su aval a la postura del Gobierno español, como ya había hecho a mediados del mes de julio. 'Es un asunto de política interna de España. Yo puedo decir que lo que él (Rajoy) dijo en momentos anteriores y repitió ahora para mí tiene mucha lógica y me parece algo que se debería apoyar, y lo digo con toda la reserva que una jefa de Gobierno de otro país debe tener en este momento con un tema de este tipo', afirmó la canciller para cerrar la rueda de prensa. Justo después, un complacido Rajoy le estrechó la mano y le dio dos besos. En la reunión previa, la cuestión catalana no estaba sobre la mesa, pero la intervención de Merkel dejó ver que permanece al corriente, en plena coincidencia con el Gobierno español".

Blanco y en botella, verde y con asas y con el aliño de la crisis gubernativa en Francia, que permite a La Razón teorizar sobre una inversión en los equilibrios europeos. Titulan así: "La caída del Gobierno de Hollande refuerza el tándem Merkel-Rajoy". También subrayan que TV3 tardó 48 horas (al equipo de redacción de la revista de prensa de CRÓNICA GLOBAL le salen sesenta horas) en informar sobre el "fusilamiento" de Cardedeu y que lo hizo para dar la versión de los "trabucaires". Firma ese texto Marcos Pardeiro. Aporta La Razón también una estupenda doble página gráfica. A la izquierda, una perspectiva desde el balcón de Jaime Gelada, la víctima del "escrache" con desgarga de fusilería de trabuco. La "broma" de la "colla", que dicen en Cardedeu. En la otra, Marta Ferrusola, que ha salido a comprar el pan, ya en Barcelona, con Jordi Pujol. Es una imagen de Efe. La teórica es que hay que dar sensación de normalidad. ¿A ver quién se atreve a decirnos nada?, podría haber comentado perfectamente la esposa de Pujol, una mujer a la que retratan con una determinación y carácter fuera de registros.

En Abc se ocupa del expediente de Cardedeu Àlex Gubern, que escribe:

"El concejal del PP en Cardedeu (Barcelona) Jaime Gelada se reconoce de carácter fuerte, 'peleón' , la misma personalidad que le ha llevado a enfrentarse sin bajar la cabeza a quienes quieren amedrentarle por no compartir sus ideas políticas. El fusilamiento simulado al que un grupo de 'trabucaires' le sometió el pasado 17 de agosto durante la fiesta mayor de la localidad de Cardedeu fue denunciado ayer ante la Fiscalía de Cataluña, una medida que se toma, recordó, para que 'los hechos no queden impunes' y, al fin, en su pueblo 'se pueda vivir en armonía'".

En El Mundo, G. González y J. Ribalaygue firman la crónica sobre la denuncia del PP en la Fiscalía. Al final del texto está la clave ambiental, lo que significa el pujolismo y lo que implica el proceso:

"En un comunicado, el Ayuntamiento de Cardedeu, gobernado por CiU, afirmó 'no aprobar el comportamiento de los trabucaires' y catalogó la acción de 'molesta' para el edil. 'De esta manera se dan motivos para reaccionar desmesuradamente, como lo han hecho, él y los medios de comunicación estatales poco amigos de Cataluña', consideran. También la consejera de Bienestar y Familia, Neus Munté, cree que se ha producido 'una polémica absolutamente desmedida'".

Es obvio, pero habrá que decirlo: No aprueba, pero tampoco condena la "acción", que al final va a ser una mascletá "molesta". Sí, objetivamente molesta, sin duda. Pero lo más curioso es lo de los medios "poco amigos de Cataluña", lo que junto a "desmesuradamente", confirma al anónimo autor de esta "nota" como el campeón del eufemismo en la línea gorebatasuna. Probablemente sea uno de los textos más hipócritas de la historia política reciente, casi a la altura de "La Confessió".

¿Y lo de Munté? Lo de Munté está un peldaño atrás, pues adverbializa el primer adjetivo y rebaja un punto el segundo, de modo que le sale "polémica absolutamente desmedida". Munté... Una consejera de Bienestar no debería ser partidaria de los "escraches". Es un contrasentido, bienestar y ruido, bienestar y no respetar el descanso de los vecinos. No haría falta recordar a la consejera que sensaciones como la de soportar las burlas y amenazas de una decena de chulánganos no son tangibles, no se pueden medir. A lo mejor, si se lo hacen a ella le parece que ha llegado la tuna de Medicina a echarle flores y cantarle procacidades, pero eso de que le señalen a uno por la calle ni se le puede desear a nadie ni se debería relativizar.

Internacional. Emili J. Blasco, desde Washington, y A. M., desde Londres, conjugan un texto emocionante y conmovedor:

"Una cariñosa carta a sus padres y hermanos, de parte de James Foley, el periodista estadounidense decapitado la semana pasada por el Estado Islámico (EI), fue desvelada ayer por su familia. 'Sé que pensáis en mí y que rezáis. Y estoy tan agradecido. Os siento a todos especialmente cuando rezo. Rezo para que seáis fuertes y creáis. Cuando rezo realmente siento que puedo tocaros incluso en esta oscuridad', les comunicaba Foley antes de morir. El mensaje fue aprendido de memoria por otro prisionero, que cuando fue liberado se puso en contacto con la familia del periodista para transmitirlo. Los padres de Foley no han especificado cuándo se produjo ese contacto, únicamente han explicado que, harto de escribir cartas que no llegaban a su destino, el reportero decidió utilizar a uno de sus compañeros de cautiverio como emisario, por si salía antes que él. Además del sentido cristiano con que afrontó su destino –el mismo Foley explicó que había rezado el rosario en un anterior secuestro–, la misiva revela la rutina que llevaban los cautivos. 'Dieciocho de nosotros estamos juntos en una celda, lo que me ha ayudado. Hemos tenido interminables conversaciones entre nosotros sobre películas, trivialidades, deportes. Hemos hecho juegos con desperdicios encontrados en nuestra celda… hemos hallado maneras de jugar a damas, ajedrez y risk… y tenemos competiciones', contaba".

26 de agosto. Santa Teresa de Jesús Jornet Ibars, que fundó el Instituto de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Patrona de los ancianos.

Comentar