Revista de prensa

Rigol absuelve a Pujol pero excomulga a la familia

Lección magistral de moral y teología en El País del presidente del "Pacto Nacional por el Derecho a Decidir", ex sacerdote y dirigente "unionista" Joan Rigol. Balas bendecidas contra el granizo.

9 min
Pablo Planas
Jueves, 7.08.2014 09:58

Remite el temporal Pujol. Prácticamente ha desaparecido de las portadas de Madrid. Sólo La Razón le dedica un pequeño espacio para apuntar que en Premià de Dalt se están pensando lo de retirar la estatua (que sería tanto como cerrar el Valle de los Caídos) y en Lepe, los honores que le concedieron. Uno de los mejores chistes de Pujol padre fue marcarse una gira andaluza para desmontar prejuicios, tópicos y malentendidos. Una genialidad que no se le había ocurrido a nadie antes. Y en Lepe triunfó de tal modo que Pujol entró en el pueblo como bulto sospechoso y salió hijo predilecto. Carisma de pitufo gruñón y club de la comedieta.

La materia catalana en El País es una sustanciosa entrevista con Joan Rigol, ex sacerdote, cofrade mayor de la Sagrada Familia (o algo por el estilo), presidente del Patronato de Montserrat, ex presidente del Parlamento autonómico y ahora presidente del "Pacto Nacional por el Derecho a Decidir". Los jóvenes más perspicaces ya habrán adivinado que alguien con ese currículo sólo puede pertenecer a Unió. También es conocida la condición de Rigol de segundo maestro yoda de Cataluña, tremendo moralista, ducho teólogo (como Terricabras, por otra parte) y primoroso filósofo del "volk" comisionado para glosar los aforismos superlativos del Gran Guía y Molt Honorable. Y es que se ve que va a ver tres cosas que el patriarca retiene: la escolta oficial, el título de la "onorata società" y la fundación Jordi Pujol de ética pública y moral católica. Todo esto, lo de Rigol y Pujol, que conste, me lo cuentan las periodistas de la redacción de Germinansgerminabit, cuyos contactos en la alta sociedad, el clero, la política y la empresa son tan extensos como selectos.

La cuestión es que Miquel Noguer sondea a Rigol sobre los posibles efectos del efecto Confesión en el proceso soberanista, cosa muy propia tratándose el entrevistado de un ex sacerdote. Y dice Rigol que espera que la gente acuda en masa a la manifestación del 11-S. Extracto de la entrevista:

"Pregunta. ¿Hasta qué punto la crisis abierta por Pujol traspasa las fronteras de CiU?

Respuesta. Algunos habían retratado Cataluña como un oasis pero el caso del [ex] presidente [autonómico] Pujol puede dar la imagen de que la realidad estaba más deteriorada de lo que pensábamos. Hace daño porque crea la conciencia de un cierto fracaso. Pero no podemos quedarnos con este estado de ánimo depresivo. Y no debemos canalizar contra Pujol toda la insatisfacción con los políticos. Las raíces de nuestra desafección política vienen de que lo hemos dejado todo en manos de los mercados y no hay un orden político que nos ayude a vivir con justicia social. Los gobiernos solo administran la miseria desde una posición de abdicación política. Pujol es el pararrayos de todos los malestares.

P. ¿Y cómo queda el plan soberanista?

R. Se equivocará quien utilice el caso Pujol para desvirtuar el proceso catalán. De la misma forma que en España la política se entiende como algo vertical de arriba abajo, en Cataluña esto es ahora al revés, de abajo arriba. Hay una ilusión colectiva.

(...)

P. ¿Ha hablado con Pujol los últimos días?

R. No

P. ¿Qué le diría?

R. Le diría que le estoy agradecido por haber contado conmigo para hacer política. Pero le recriminaría que no haya afrontado los hechos de su entorno familiar. Y le diría que los políticos, cuanto más arriba estamos, más responsabilidad tenemos desde el punto de vista ético. Más allá de esto, le ayudaría humanamente, como he hecho con otras personas en situaciones similares".

Pues esto es lo que hay, una nueva lección del "mestre" Rigol. Ya saben, la política en Cataluña va de abajo arriba mientras que en España va de arriba abajo. Como en Barrio Sésamo, que el listo es Epi y el tonto Blas. Y que Pujol es inocente, que le daría la absolución tras una reprimenda. El solo de lira de Rigol es de una sonoridad inversamente proporcional al registro olfativo de la ventosidad de la partitura. O peor.

"La realidad estaba más deteriorada de lo que pensábamos", dice Rigol. ¿Pero qué realidad? ¿De qué estamos hablando? ¿Pensamientos impuros? ¿Actos contra natura? ¿Adulterio? La realidad, si la realidad es lo mismo para Rigol que para el suprafirmante, es que todo el mundo lo sabía y a los que lo decían, fueran políticos, maestros, perjudicados o periodistas, se les hacía el vacío, luz de gas, tú lo flipas y hasta se les retiraba el saludo. Había y hay dos tipos muy definidos en Cataluña: los rigoles y los disidentes. Y como los disidentes, como es obvio, son menos y los fariseos tienen el control y lo ejercen, los rigoles han tratado a los cristianos como carne para las fieras, como si fueran frikis, quinquis, marginales, fachas, unionistas, españolistas y/o charnegos.

La realidad estaba y está más deteriorada de lo que pensábamos. ¡Cuánta razón lleva Rigol! Como siempre, por otra parte.

Cuando todo haya pasado, pase lo que pase, Rigol estará ahí para recordarnos que ya decía él que en el medio está la virtud y, entre solícito, presto y perdonavidas, nos dará la absolución previo rezo del rosario durante nueve meses y cada 9-N.

No se pierdan la doble página de María Jesús Cañizares en el Abc. Crónica de un pueblo, el más pequeño de Cataluña, Sant Jaume de Frontanyà (San Jaime de Frontañán). Escribe:

"'¿Cómo os divertís los jóvenes aquí?', pregunta la redactora, a riesgo de echarse veinte años encima. Nil, que tiene 17, asegura mientras desbroza el césped que rodea una impresionante iglesia románica que no le gusta salir de juerga, que quiere ser agente rural y quedarse a trabajar en el pueblo. Este joven es uno de los tres menores censados en Sant Jaume de Frontanyà (Barcelona), el municipio más pequeño de Cataluña: 25 habitantes. Y también el más independentista, a juzgar por los resultados de una consulta popular celebrada en 2009. 'De Sant Jaume a Bruselas', dijo el entonces presidente de ERC, Joan Puigcercós, tras conocerse que, en ese ensayo secesionista, 18 de los 21 vecinos con derecho a voto dijeron 'sí' a la independencia y solo uno la rechazó. Se sabe que es una mujer empadronada en el pueblo, pero residente en Barcelona, votante del PP y de Ciudadanos en las elecciones europeas y autonómicas, respectivamente".

Cañizares remata la crónica con un párrafo magistral:

"Las casas se identifican, no tanto por una dirección postal, que también, sino por el apodo de la familia que la ocupaba antiguamente. Así, en la entrada del pueblo se lee Cal Paleta, que en catalán significa albañil. Hace honor a su nombre el futuro inquilino de la finca, que a pleno sol, construye la que será su nueva casa. Este nuevo propietario tendrá como vecina a los ocupantes de Ca la Rita, donde hace años 'vivía una señora aficionada a contar historias', nos explica. Es muy posible que Rita (¿la cantaora?) fuera transmisora de una leyenda, muy conocida en el pueblo, según la cual para combatir la tormenta y el granizo es necesario disparar balas bendecidas contra el cielo porque las brujas cabalgan sobre los nubarrones".

Balas bendecidas y nicotina. El tabaco estaría en el origen, según los periódicos de papel, de una posible cura para el ébola. Las portadas recogen la misma imagen del avión de Rajoy, aparato que se ha medicalizado para trasladar a España al misionero Miguel Pajares, víctima de la epidemia. El País critica que se haya desalojado el hospital Carlos III de Madrid para atender a Pajares, a quien acompaña la religiosa también española Juliana Bonoha Bohé, del hospital católico de Monrovia. En la portada del diario de Prisa se incluye entre guiones largos que Pajares tiene 75 años. Sí, queda claro que la relación entre el gasto y la esperanza de vida no es un ejemplo de rentabilidad. En El País están cada día más liberales. Para evitar malentendidos: las portadas de las liberaciones de cooperantes o marinos apresados por piratas en El País nunca han puesto en tela de juicio los operativos y gastos derivados. Que el periódico es laico se sabía, pero que no fuera ni siquiera un poco budista y humanitario es realmente una sorpresa.

7 de agosto. Según el misal diario de 1952, del padre Luis Ribera, siendo obispo de Barcelona Gregorius Modrego Casaus, hoy es San Cayetano, confesor y fundador de los Clérigos Regulares. Según La Vanguardia, también es San Mamés.

Aviso: Avistamientos de tintoreras en la costa de Altafulla.

Comentar