Revista de prensa

Rull, los seres racionales y la oferta de Sánchez a Mas

La Razón detalla el plan del PSOE para salvar al presidente de la Generalidad. El 'número dos' de Convergència dice que son "gente seria" y que habrá consulta el 9N. Homenajes a Peret.

14 min
Pablo Planas
Jueves, 28.08.2014 10:25

Josep Rull es el número dos de Convergència. Es más que probable que fuera del ámbito de los politólogos a Rull se le confunda con Jordi Turull o se le llama Jordi a Rull y Josep a Turull. Tanto da. Fíense: Josep Rull es el segundo de Mas en el partido de Pujol. Y habla, tiene vida propia, que es lo interesante de las situaciones críticas. En ausencia de una dirección sólida y acreditada, a los políticos les da por improvisar o por decir la verdad. Para entendernos, Mas no es el líder más consistente y asentado del hemisferio occidental. Tampoco es que penda de un hilo. "Sólo" depende de Oriol Junqueras. Y como el número uno de CDC manda menos que su homólogo de ERC, el segundo del primer partido va a su bola, se mueve, pero sale en la foto, es un verso libre con aspiraciones de endecasílabo.

Rull dijo ayer algo así como que no hay vuelta atrás, que el 9 de noviembre sacarán las urnas a la calle o abrirán los colegios electorales, pero que votar, se vota. En La Vanguardia se encarga de ese expediente Iñaki Ellakuría, que escribe:

"En la guerra táctica entre CiU y ERC por el tempo y los pasos que seguir en el proceso soberanista, y tras el aviso de Oriol Junqueras al Gobierno [autonómico] que si no coloca las urnas el 9 de noviembre, pese a lo que pueda decir el Tribunal Constitucional, dejará de ser su socio y sostén, Convergència Democràtica (CDC) continuó ayer subrayando su 'firme compromiso' con la consulta. 'Somos gente seria, cumplimos con los compromisos adquiridos, pondremos las urnas porque Cataluña quiere decidir su futuro', afirmó Josep Rull, flamante coordinador general de CDC, después de la primera reunión de la nueva dirección colegiada tras el periodo de vacaciones".

Rull está inflamante y fulminante. Continúa la crónica: "'Estamos comprometidos con este reto democrático tan extraordinario que es el derecho a decidir y construir el Estado propio', insistió Rull. 'Pondremos las urnas', concluyó".

Entonces, si hoy es jueves y esto es "política catalana", quiérese decir que habrá consulta el 9N. Palabra de Rull. "Somos gente seria", dice... Suena igual que los Siniestro Total cuando cantaban aquello de que "somos seres racionales/ de los que toman raciones en los bares".

En el diario de Godó, el texto de Ellakuría termina con el contexto y el calendario:

"La prioridad para el presidente [autonómico] Artur Mas pasa ahora por centrar todos los esfuerzos en reivindicar la consulta y ofrecer una imagen de demanda democrática sin precedentes en el extranjero. El mensaje de ayer de Rull reforzó esta línea al señalar que la 'unidad' de todas las fuerzas es esencial para mantener el pulso al Gobierno de Mariano Rajoy, quien el pasado lunes en Santiago de Compostela, y con el apoyo sin matices de la canciller Angela Merkel, dijo por enésima vez que no permitirá una consulta ilegal. 'Hay un elemento básico para que el proceso culmine con éxito, que es la unión, ya hemos construido una unidad muy sólida y la vamos a mantener', dijo Rull.

La reunión del nuevo comité de dirección tuvo, según Rull, un carácter ordinario y no se abordó las consecuencias del caso Pujol. Sí se planteará en el comité ejecutivo convocado para el próximo lunes, explicó. Este fin de semana CDC y UDC ratificarán los nombramientos de Ramon Espadaler y Lluís Corominas en CiU y el día 6 de septiembre se ratificará la nueva dirección convergente".

La "idea" más o menos aceptada es que Artur Mas está dispuesto a llegar hasta el Rubicón, pero no a cruzarlo. Los romanos, sin embargo, no lo saben. O que Josep Rull se cree Hernán Cortés (que seguramente también era catalán, como Leonardo de Vich) y se lo quiere poner aún más fácil a su jefe quemándole las vías de escape. No obstante, a Rull le falta algo, no acaba de resultar convincente. Pese a lo escrito al principio, lo más probable es que ni haya improvisado ni haya dicho la verdad.

Por mucho que CDC sea ahora mismo un petrolero a la deriva en zona de arrecifes, el capitán y el primer oficial aún no han entrado en la fase de pánico. Que están coordinados, vamos. O al menos ésa es la suposición más plausible, de tal modo y efecto que Rull salta a la palestra y se encara con Junqueras y le para los pies: "Nosotros somos gente seria, de los que cumplimos los compromisos".

El "manda" de Esquerra se ha quedado frío. ¿Rull? No me suena, ha declarado Junqueras, que sopesa si fundir a Pujol y a CDC en una comisión parlamentaria a fuego lento o ponerse entre magnánimo y estupendo y alzar el pulgar.

En La Razón, Toni Bolaño calienta las vísperas de la próxima reunión entre Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, y Artur Mas. El presidente de la Generalidad teme ese encuentro más que a la alopecia indisimulable. A Sánchez le llaman "el guapo" y es más o menos talla Gasol. Mas tuvo su aquel, pero encoge por momentos. Nadie se quiere hacer fotos con el nuevo líder socialista ante el efecto pigmeo. Pero se van a ver las caras.

Escribe Bolaño en el diario de Planeta:

"Pedro Sánchez tuvo una conversación telefónica con Artur Mas cuando fue elegido secretario general por la militancia socialista. En este contacto quedaron en verse a la vuelta de vacaciones y la cita ya tiene fecha. Será el próximo miércoles 3 de septiembre, a 8 días de las manifestaciones de la Diada y a 67 del referéndum del 9 de noviembre, cuando el nuevo secretario general del PSOE se entreviste con el presidente de la Generalidad, situado en medio de una encrucijada de difícil resolución.

La reunión entre ambos líderes se realizará con luz y taquígrafos, a diferencia del contacto secreto que mantuvieron Mas y el líder de los republicanos, Oriol Junqueras, a principios de agosto. Oficialmente, el PSOE enmarca la cita en los encuentros institucionales que está manteniendo Pedro Sánchez, que ha tenido especial interés en que el primero de ellos fuera con Mas. La próxima semana, el secretario general del PSOE mantendrá un encuentro con Mateo Renzi, el primer ministro italiano que, a su vez, es el presidente de turno de la Unión Europea.

La reunión la han preparado Pedro Sánchez y Miquel Iceta, primer secretario del PSC, durante este verano y tienen previsto verse personalmente antes de la cita con Mas en el Palacio de la Generalidad. Será la segunda reunión que mantendrán los responsables socialistas con el presidente [autonómico] catalán. La primera tuvo lugar en abril, cuando se entrevistó con Rubalcaba, acompañado por el entonces líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro".

Y ahora, la oferta, la enésima salida que se le ofrece a Mas. Bolaño ha hablado con Miquel Iceta, el primer secretario de los socialistas catalanes y continúa su texto de La Razón:

"En este sentido, el máximo responsable del PSC no tiene dudas de que Pedro Sánchez comunicará a Mas que 'si CiU y el Gobierno [autonómico] catalán no sacan las urnas a la calle al margen de la legalidad y se olvidan de una declaración unilateral de independencia', los socialistas catalanes estarían 'dispuestos a ayudar' a dar estabilidad al Gobierno [autonómico] de Cataluña. Iceta ya se lo planteó a Mas en la reunión que mantuvieron en el Palau cuando fue elegido líder del PSC en el congreso del pasado mes de julio".

En el PSC no creen que Mas acepte la mano tendida, pese a las ventajas que tendría el acuerdo. Sigue y acaba el periodista:

"El apoyo del PSC se podría concretar en los presupuestos de la Generalidad de 2015. Un apoyo socialista también evitaría que Mas se viera forzado a convocar unas elecciones plebiscitarias que podría perder ante los republicanos. No es la primera vez que el PSC hace este ofrecimiento para garantizar la estabilidad política. La primera vez, en 2011. Mas la rechazó porque en el mundo nacionalista se impuso la idea de que marginar al PSC podría darles réditos electorales. La segunda vez la volvió a reiterar Pere Navarro en el debate sobre la situación política y la tercera la trasladó el nuevo líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. Pedro Sánchez volverá a tender puentes con Mas en un movimiento que no contaría con una especial oposición del PP".

En El Mundo, la portada refleja la táctica de Mariano Rajoy: "El Gobierno planteará un doble recurso al referéndum de Mas". Se sostiene sobre una crónica de Ángeles Escrivá y Daniel G. Sastre:

"El Gobierno presentará dos recursos -y los dos ante el Tribunal Constitucional- contra la votación fechada por el presidente de la Generalidad para el próximo 9 de noviembre: uno contra la Ley de Consultas que será aprobada por el Parlamento [autonómico] este mes de septiembre y el otro contra el decreto oficial de convocatoria de la consulta, a pesar de que no se trata de una norma con rango de ley.

Lo hará en menos de una semana a partir de la aprobación de la ley catalana y con la expectativa de que el Tribunal admita a trámite sus recursos de forma inmediata -en no más de una semana- y deje en suspenso en el plazo más corto de tiempo la estrategia de Mas.

El presidente [autonómico], por su parte, se ha aferrado a un argumentario, el de que la convocatoria de la consulta es perfectamente legal porque va a ser legitimada y avalada por una normativa aprobada previamente por la Cámara [autonómica] catalana y por eso va a exprimir al máximo los tiempos".

En El País, el trasunto es la defensa de Pujol. Pere Ríos lo cuenta así:

"Jordi Pujol no tiene ninguna prisa por acudir al Parlamento [autonómico] catalán a explicar los detalles de la fortuna que ocultó durante 34 años en el extranjero y así se lo ha hecho saber a los dirigentes de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido que fundó hace ya casi cuatro décadas. 'No iré al Parlament antes de que mi hijo vaya al juzgado'. Esa es la frase con la que Pujol ha advertido de sus intenciones a la cúpula nacionalista, según dirigentes de CDC.

El hijo al que se refiere el ex presidente de la Generalidad es Jordi Pujol Ferrusola, su primogénito, citado a declarar como imputado el próximo 15 de septiembre por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, acusado de un delito contra la Hacienda pública y de otro de blanqueo de capitales. Ese mismo día también comparecerá su esposa, Mercè Gironés.

Mientras llega esa fecha, Jordi Pujol declaró ayer a TVE, a la salida de su domicilio de Barcelona, que el Parlamento [autonómico] catalán aún no le ha convocado formalmente a comparecer. 'Primero me han de citar', se limitó a decir escuetamente. Es cierto, porque el acuerdo oficial para que dé explicaciones sobre su fortuna oculta se adoptará el próximo martes en la Comisión de Asuntos Institucionales del Legislativo autónomo con el voto a favor de todos los partidos y la probable abstención de CiU. Sin embargo, es de dominio público desde hace más de un mes que ello ocurrirá. En otras ocasiones ha sucedido que el mismo día en que se llama formalmente a alguna persona a comparecer esta acude a la Cámara porque ha habido un diálogo previo con ella".

En Abc, Àlex Gubern elabora una amplia crónica en la que informa de que a pesar de Rull, Turull y Junqueras, todos los partidos han asumido que no habrá 9N y que el siguiente paso serán unos "comicios plebiscitarios". Hay unos cuantos detalles muy interesantes en su crónica:

"En este contexto, las palabras de Rull se interpretan en Cataluña como que CDC podría haber aceptado armar el 9N algún tipo de escenificación –sin que ello implique desplegar toda la organización electoral– para hacer visible que el Estado impide la votación. No obstante, y pese a la retórica encendida, en medios políticos catalanes se da por hecho que el propio Junqueras –más estratega que sus impacientes votantes– ya ha pactado con Mas los términos de la claudicación ante el TC y la escenificación de la ruptura entre CDC y ERC, paso previo al anunciado adelanto electoral.

Incluso desde Òmnium Cultural, junto a la ANC promotora del proceso, ya se ha asegurado que llevar adelante una consulta de tipo popular sin la administración, como las que se hicieron en Cataluña entre 2009 y 2011, significaría arruinar el proceso".

Las aventuras financieras también son objeto de atención por parte del Abc. Cuenta Javier Chicote:

"Una empresa de Jordi Pujol Ferrusola, Inter Rosario Port Services S.A., ganó en 2012 más de 4,2 millones de euros, pese a que no facturó ni un solo céntimo. Los beneficios respondieron a lo que se conoce como 'resultados financieros extraordinarios' que, según las fuentes consultadas, fue la venta de los activos que la sociedad tarraconense tenía en Argentina".

Regio Júnior. Más asuntos. Entrevista a Carme Forcadell en El Punt Avui, que "lo ilegal es no dejarnos votar". Calentamiento del 11-S. En el Ara, más periodismo creativo: "ERC aceptará entrar en el Gobierno [autonómico] si es para blindar la consulta del 9N".

Los diarios siguen con el asunto del presunto pacto entre UPyD y Ciudadanos. Rosa Díez, de la primera parte, no está por la labor. En Ciudadanos dicen que sí. En dos patadas, si el entramado institucional continúa en estado comatoso y el bipartidismo a la baja, el eje Díez-Rivera se convertiría, seguramente muy a su pesar, en la opción del centro derecha frente a una nueva izquierda, amalgama de Podemos e Izquierda Unida.

El Periódico es el que más espacio dedica al fallecimiento de Peret. Un número para coleccionistas.

Pedro Pubill Calaf. Peret escuchó por primera vez "El muerto vivo" en la versión de Rolando Laserie, que a su vez la tomó del compositor colombiano Guillermo González Arenas, que en 1965 musicó un suceso real ocurrido en el departamento de Antioquía. Peret la comenzó a cantar en el 66. La última actualización fue en el 2009. 

28 de agosto, San Agustín de Hipona y San Alejandro de Constatinopla.

Comentar