'Caso Pallerols"

El ex cargo de UDC Lluís Gavaldà también ha de ingresar en prisión

La Audiencia deniega conmutar la pena, como hizo también con Vicenç Gavaldà y Fidel Pallerols, los otros dos condenados de este caso de corrupción por el cual se lucró UDC.

3 min
Los siete acusados en el ‘caso Pallerols’, durante la vista oral el 8 de enero de 2013
Carles Bellsolà
Viernes, 19.09.2014 15:45

Ninguno de los condenados por el inacabable caso Palllerols, de corrupción en la consejería de Trabajo -controlada en el momento de los hechos por UDC- va a librarse finalmente de la cárcel. La Audiencia de Barcelona ha denegado la petición de la defensa del exdirector general de Empleo de la Generalidad Lluís Gavaldà de conmutar su pena de año y medio de prisión.

En un auto divulgado este jueves, la sección segunda de la Audiencia de Barcelona ha decidido, con un voto particular en contra, denegar la petición de que el año y medio de prisión para Gavaldà se conmutara por una multa o por trabajos en beneficio de la comunidad.

La defensa había alegado, entre otros motivos, que Gavaldà sufre una dolencia cardiaca. El tribunal ha considerado que esta patología, aunque le impide realizar una actividad normal, no es lo suficientemente grave como para hacer una excepción al "principio general de cumplimiento de las penas"

Al igual que los otros dos condenados por el caso Pallerols, su hermano y ex secretario de Organización de UDC, Vicenç Gavaldà, y el empresario andorrano Fidel Pallarols, Lluís Gavaldà ha visto como fracasaban todas sus tentativas de eludir la prisión.

El fraude benefició a UDC

Los tres fueron condenados en enero de 2013 por desviar unos 600.000 euros de dinero público de subvenciones para cursos de formación en la década de 1990, tras un acuerdo entre las partes por el que UDC, que se benefició de una tercera parte de ese desvío -lo que no impidió al lider del partido, Josep Antoni Duran Lleida, negar vehementemente que se hubiera producido financiación irregular- fue declarada responsable civil, como "partícipe a título lucrativo".

Las condenas fueron inferiores a los dos años de prisión -y muy inferiores a las inicialmente pedidas por la fiscalía-, lo que generalmente, si los penados no tienen antecedentes, es suficiente para evitar el ingreso en prisión, No obstante, los magistrados de la Audiencia Provincial de Barcelona decidieron aplicar las condenas y obligar a su ingreso en la cárcel, en una decisión muy poco habitual, que probablemente se explica, al menos en parte, por el clamor popular contra la corrupción política de los últimos años.

Posteriormente, los tres condenados intentaron la vía del indulto, que solicitaron inmediatamente al Gobierno, lo que aplazó su ingreso en prisión un año más. Pasado ese término sin respuesta del Ejecutivo, la Audiencia ordenó de nuevo su ingreso en prisión.

Finalmente, los condenados solicitaron la conmutación de la pena, que también les ha sido denegada a los tres, ya que Pallerols y Lluís Gavaldà ingresaron finalmente en prisión en mayo. A estos dos condenados ya encarcelados se les concedió el régimen abierto -que obliga sólo a pernoctar en la cárcel de lunes a jueves- a las pocas semanas de su ingreso en prisión, y es previsible que suceda lo mismo con Lluís Gavaldà.