"Mas y Companys se parecen mucho: ninguno de los dos era un nacionalista propiamente dicho. Ambos son arrastrados por la emoción ambiental. De ahí, la pregunta del millón: ¿saldrán a la calle, los catalanes, cuando, además de manifestarse festivamente, tengan que defender cotidianamente una ruptura institucional? Más allá de las ideas y los sentimientos, la clave del momento es la fuerza"

Antoni Puigverd, escritor y poeta, en un artículo publicado este domingo en La Vanguardia:

"[...] Hay semejanzas [entre el 9 de noviembre del 2014 y el 6 de octubre de 1934], pero también muchas diferencias entre aquellos hechos y los de ahora. Era la Lliga, quien había impugnado la ley del Parlamento [autonómico] al TC: ahora el nacionalismo catalán de derecha e izquierda está unido. Unido por el pegamento de la ANC. La otra gran diferencia: Rajoy no es Samper, no ha ofrecido transacción alguna (tampoco hemos visto a un Hurtado).

Mas y Companys se parecen mucho: ninguno de los dos era un nacionalista propiamente dicho. Ambos son arrastrados por la emoción ambiental. De ahí, la pregunta del millón: ¿saldrán a la calle, los catalanes, cuando, además de manifestarse festivamente, tengan que defender cotidianamente una ruptura institucional? Más allá de las ideas y los sentimientos, la clave del momento es la fuerza.

Agosto ya es un huevo comido; y el trimestre que mañana se abre es un huevo por incubar. Todo el mundo se pregunta: ¿Qué incuba este huevo? ¿Una comedia, un drama, un final feliz? Puede pasar cualquier cosa. Desde que Franco murió, no había sido tan difícil anticipar el futuro. El ambiente está cargado de electricidad y los rayos pueden caer en todas partes".

Comentar