Revista de prensa

Boi Ruiz obliga a identificar a los enfermos crónicos con una cruz

Abc denuncia un protocolo de la consejería de "Salud" que exige a los médicos a contestar esta pregunta: «¿Le sorprendería que este paciente muriera en los próximos 12 meses?». ¿Es esta la consulta catalana?

11 min
Pablo Planas
Jueves, 25.09.2014 10:11

Si hoy es jueves, la familia Pujol está contra la espada y la pared. Casi todos los diarios recogen el viaje relámpago de parte del clan a Andorra, a fin y efecto de deponer ante una juez sobre su denuncia por la filtración de sus cuentas bancarias. En El País, Alfonso L. Congostrina es quien firma la noticia: "Marta Ferrusola y sus hijos Jordi, Oleguer, Pere, Marta y Mireia Pujol Ferrusola han contestado a las preguntas de la juez Canòlich Mingorance, que instruye la causa originada tras la denuncia que presentó el pasado 19 de agosto la familia del expresidente. Los Pujol Ferrusola acusaban hace un mes a “una persona desconocida” de la filtración irregular de sus datos bancarios. Según fuentes cercanas al caso, Mingorance ha solicitado a los Pujol Ferrusola alguna información o sospecha que le permitiera imputar a alguien por la revelación del citado secreto bancario. Las mismas fuentes aseguran que la familia está convencida que la filtración provino de un alto cargo de la dirección del banco andorrano como consecuencia de las presiones recibidas desde Madrid".

Pero es otra vez El Mundo quien más remueve las ya de por sí agitados fangales en los que chapotean los Pujol. Los famosos Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta desgranan los movimientos de dinero de la familia por algunos ignotos paraísos fiscales: "La Policía ha acreditado que la familiaa Pujol ha movido al menos 581.270.429 euros desde 2009 en el extranjero, parte en los más diversos paraísos fiscales mundiales. Prácticamente todas estas operaciones han sido llevadas a cabo por Jordi, Josep y Oleguer, los hijos que ejercen el rol de gestores de la fortuna amasada por el padre durante 34 años con el cobro de comisiones ilegales por la adjudicación de obras y servicios de la Generalitat. Los investigadores del caso Pujol tienen pruebas de que el clan ha efectuado pagos en el extranjero por importe de 483.848.087 euros y han percibido cobros que ascienden a 97.422.342 euros. En esta cantidad no se incluyen ni los fondos que manejan a través de testaferros ni los más de 2.500 millones que Oleguer invirtió a través de sociedades off shore en la compra de las sedes de Prisa, 105 oficinas de Bankia y 1.152 sucursales del Santander y su Ciudad Financiera. Los 581 millones descritos corresponden a los movimientos detectados por las autoridades españolas desde el 1 de enero de 2009 hasta hoy en el exterior y forman parte de la información que obra en estos momentos en poder de la base de datos del Banco de España y de los investigadores -y a la que ha tenido acceso El Mundo -, que ha sido recabada en entidades financieras de Suiza, Andorra, Luxemburgo y las islas Guernsey y Jersey".

En La Vanguardia hoy es noticia la dimisión de Gallardón y el perfil "catalanista" del nuevo titular de Justicia, Rafael Catalá, por lo que el expediente de los Pujol es casi minúsculo en las páginas de política del diario. La exclusiva es que Mireia Pujol Ferrusola, la antepenúltima de los hermanos, fisioterapetua en Mataró, ha roto el carnet de Convergència dolida por el trato que el partido depara al padre de la patria y sus vástagos. Según I. G. Pagan, "Mireia Pujol Ferrusola, la hija menor de Jordi Pujol y Marta Ferrusola, se ha convertido en la primera de la familia en romper el carnet convergente. En una carta remitida a la dirección del partido que fundó su padre, Mireia Pujol, reclama que se le dé de baja como militante de la formación. Y lo hace en una dura misiva que no esconde el malestar familiar por la respuesta de Convergència ante la confesión del expresident del pasado 25 de julio. Fuentes de la dirección de Convergència expresaron a La Vanguardia su “respeto a la decisión” de Mireia Pujol y señalaron que tratarán la solicitud de baja “como en otros casos”, aunque conscientes de que la situación es especialmente sensible por tratarse de la familia Pujol. Ante cualquier baja, CDC ofrece al exmilitante la reincorporación al partido con las mismas condiciones que lo dejó –incluyendo el mismo número de carnet–".

En el recuadro, sin firma, dedicado a la peripecia andorrana destaca el despliegue peliculero de los Pujol, que no evitan ninguna astucia para esquivar a la prensa: "Todos los miembros de la familia que pasaron ayer por los juzgados andorranos llegaron en coches individuales, por la puerta de atrás, y abandonaron las dependencias judiciales por separado para evitar las cámaras". Sí señor, cada uno en su coche, por lo que pudiera pasar. Imaginen un coche con cinco Pujol a bordo, que si baja la ventanilla, que si quiero fumar, que para ahí que me hago pís, que no corras, que corre. Lo de todas las familias. O no. Dinero para automóviles no les debe faltar y es conocido que entre las bases de la buena convivencia está el disponer de baños separados, camas individuales y, ya puestos, un coche por barba. Poderío.

En La Razón también atizan con el caso Pujol, pero destaca la aportación de Toni Bolaño, que descubre en las vacilaciones de Artur Mas para firmar el decreto una bronca de padre y muy señor mío entre los consejeros Francesc Homs (Presidencia y portavocía) y Germà Gordó (Justicia). Escribe Bolaño: "Los detalles, no menores, del decreto, como cuáles son los centros de votación, qué funcionarios deben participar y cuál es el censo, han generado discrepancias entre ambos consejeros de Mas, que mantiene su propio pulso". La predicción de Bolaño es que Mas no pondrás las urnas, la ANC la montará parda el 9-N, se convocarán elecciones para febrero con una lista independista unitaria, se celebrarán después las municpiales y desde ahí ERC asaltará el poder con una Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

Y mientras esto pasa en las altas esferas y los Pujol, como decíamos, están entre la espada y la pared, pero cada uno la suya, la sanidad catalana enfila la pendiente cuesta abajo de un desastre a la altura de la incompetencia profesional y política del consejero Boi Ruiz, otro de los medicos de Convergència. Ahora son los enfermos quienes están entre la espada y la puta calle.

La información de Esther Armora en el Abc es demoledora, tal vez lo más sustantivo del quiosco: "Los médicos de Familia catalanes llevan meses preocupados por la posible repercusión de un protocolo impulsado por la consejería de Salud de la Generalitat en el que se les obliga a señalar con una cruz, en un programa informático, a los pacientes crónicos más complejos que podrían fallecer en los próximos meses".

¿Es posible semejante cosa? Sí, sin duda. Entre dentro de los criterios de la Generalidad nacionalista. Continúa el texto de Armora: "Las suspicacias las ha levantado una pregunta que las autoridades sanitarias catalanas han introducido en el Programa de Prevención y Atención a la Cronicidad (PPAC) para la atención a este tipo de pacientes. «¿Le sorprendería que este paciente muriera en los próximos 12 meses?», aparece en la pantalla del ordenador de los facultativos. Esta pregunta les obliga a marcar la casilla del «sí» o del «no». La respuesta afirmativa puede condicionar «el tratamiento que recibirá el paciente a partir de aquel momento», según denuncian médicos de atención primaria en un documento colgado en el blog del sindicato Médicos de Cataluña. «No es solo una pregunta de mal gusto expresada en términos poco profesionales, sino que si se responde afirmativamente puede influir en cómo es tratado ese paciente en su próxima visita al servicio de urgencias o en la petición de atención domiciliaria», aseguran los facultativos en ese documento".

Y siguen los detalles aterradores, de cariz siniestro, casi malvado: "Si el facultativo responde que cree que el paciente fallecerá en los próximos 12 meses este pasa a ser etiquetado como paciente MACA, (Enfermedad Crónica Avanzada, en el acrónimo catalán). Así pues, se le identifica en el programa como enfermo de «últimos días», lo que antes se conocía como enfermos en situación terminal. La consigna general de la Generalitat para estos enfermos es que el mejor sitio en el que pueden ser tratados es en su propio domicilio. «La filosofía podría entenderse si respondiera a criterios estrictamente médicos o clínicos, aunque el propio departamento reconoce que las nuevas orientaciones para el tratamiento de estos pacientes responden a motivos meramente económicos», precisan los médicos".

¿Económicos? Sí, la eutanasia es muy barata. Se deja de atender al paciente y a otra cosa. ¿Verdad Ruiz? La cuestión es ahorrar para que no le falte de nada al proceso. Eso sí, la prensa catalana celebra las incursiones de Ruiz en el mundo de la atención de urgencias como si fuera el doctor House. Dicen que de tanto en cuanto se presenta en algún servicio, se pone su disfraz de médico progre y de acción directa y controla el tema. Y más. Anteayer contaba La Vanguardia, rendida de admiración, que el consejero no había tenido ningún inconveniente en saltar de su coche oficial casi a la carrera para atender a un herido de tráfico. Impresionante. Y ahora, vuelvan a leer esto: «¿Le sorprendería que este paciente muriera en los próximos 12 meses?». Si es así, felicidades. Su paciente es un "MACA", malaltia cronica avançada.

En un país normal, al consejero no sólo se le exigiría la dimisión o se le cesaría ipso facto, sino que semejante "directiva" podría tener consecuencias de índole penal. Aquí no, no preocuparse. Esta toda la política muy centrada en el proceso, nada de muertos por legionela ni caridad con los moribundos.

Economía. El análisis bursátil de José Manuel Garayoa es indispensable no sólo para los inversores, sino para quienes pretenden una información de calidad, sólida, amplia de miras y analítica, rasgos en vías de extinción y no sólo en el diario de Godó. Escribe Garayoa: "En una entrevista radiofónica con la emisora francesa Europe I. Draghi dijo ayer que mantendría una política monetaria expansiva “durante un periodo prolongado”. Esas declaraciones fueron interpretadas como que estaba dispuesto a entrar en un programa de compras masivas de deuda pública. Y, además, alguna agencia dijo que él había dicho tal cosa. En este entorno de presión y confusión, el Ibex subió un 0,51% y la deuda española fue la mejor de Europa. No se fíen".

25 de septiembre, santoral: Aurelia, N.ª S.ª de la Misericordia y de la Fuencisla, Cleofás, Alberto de Jerusalén y Dalmacio

Recen por los enfermos crónicos. Corren peligro de ser desatendidos para ahorrar. Así funciona la Generalidad. ¡Visca Catalunya!

Comentar