Borrell denuncia los argumentos "falsos" en los que se basa el independentismo catalán

El ex presidente del Parlamento Europeo y ex ministro socialista protagoniza la presentación de Sociedad Civil Catalana en Lérida. Borrell señala que el debate sobre la independencia de Cataluña no es una cuestión de emociones, sino de razones, que se debe discutir "con la tabla de multiplicar". "No le reconozco al independentismo ninguna superioridad moral", sentencia.

4 min
El ex presidente del Parlamento Europeo y ex ministro socialista Josep Borrell, durante la presentación de Sociedad Civil Catalana en Lérida
Redacción
Viernes, 19.09.2014 21:22

El ex presidente del Parlamento Europeo y ex ministro socialista Josep Borrell ha acusado este viernes a los independentistas catalanes de esgrimir argumentos "falsos" para defender su proyecto y ha instado a contrarrestarlos con razonamientos ajustados la realidad.

"La frase 'España nos roba' los famosos 16.000 millones y el argumento de que seguiremos en la Unión Europea [tras una virtual secesión] no es un problema de emociones, sino de falsedad", ha indicado. Y ha añadido otros ejemplos, como el del falso límite del 4% del PIB de solidaridad entre los länder alemanes al que los independentistas "se han hartado" de apelar, o la afirmación -también falsa- de que la mayor parte de los gobiernos democráticos calculan cada año las balanzas fiscales interterritoriales.

Borrell ha hecho estas declaraciones durante el acto de presentación de Sociedad Civil Catalana (SCC) en Lérida, que se ha celebrado en la Catedral de la Seu Vella ante más de 300 personas.

El debate sobre la independencia no es una cuestión de emociones, sino de razones

Borrell, que se ha identificado plenamente con el proyecto que encarna SCC, ha manifestado que su apoyo a este tipo de iniciativas se debe a que quiere "vivir en un país plural, donde todo el mundo pueda decir lo que quiera y no tenga problemas por decirlo" y ha pedido a los independentistas que respeten a todos los ciudadanos, también a los que "nos sentimos catalanes y españoles".

El ex candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno ha insistido en que el debate sobre la independencia de Cataluña no es una cuestión de emociones, sino de razones, que se debe discutir "con la tabla de multiplicar".

"Vienen tiempos un poco complicados. Nosotros los racionalistas tenemos que estar dispuestos a argumentar y a discutir porque en algunas cosas tenemos razón y nuestros sentimientos son tan dignos de respeto como los de ellos", ha añadido. Y ha sentenciado: "No le reconozco al independentismo ninguna superioridad moral".

Insta a defender los argumentos desde la serenidad y sin descalificaciones

En relación al referéndum independentista celebrado este jueves en Escocia, Borrell ha considerado que el resultado va a obligar al Reino Unido a dar un salto federal, una fórmula que a su juicio es el camino correcto.

El ex presidente del Parlamento Europeo ha destacado que a diferencia del SNP -el Partido Nacionalista Escocés, que ha impulsado el proceso secesionista escocés-, CiU nunca se ha presentado a unas elecciones con la independencia de Cataluña incluida en su programa.

Borrell también ha criticado lo que ha definido como "violencia de las redes" sociales hacia los no independentistas y ha citado a modo de ejemplo algunos mensajes que se lanzan habitualmente, como "traidores", "españolistas" o "vete de aquí". El ex ministro ha concluido haciendo un llamamiento a defender los argumentos desde la serenidad y sin descalificaciones.

Denuncian la tergiversación de la historia por parte del nacionalismo catalán

El acto también ha contado con la intervención del historiador y miembro del Consejo Social de la Universidad de Lérida Óscar Uceda, quien ha denunciado la tergiversación de la historia por parte del nacionalismo, con la ayuda de la Generalidad, para adaptarla a sus objetivos; una situación que está siendo especialmente sangrante en la celebración del Tricentenario de 1714.

La catedrática de Derecho y escritora Teresa Areces ha defendido que es muy importante que los que no quieren la independencia de Cataluña se unan en asociaciones como Sociedad Civil Catalana, y ha advertido de que "la independencia se basa en la exclusión, en un 'no te quiero a mi lado'".

Finalmente, el empresario y abogado Carles Rivadulla ha señalado la paradoja que se produce actualmente en el Parlamento autonómico, en el sentido de que la mayoría de independentistas no tienen el peso suficiente como para llevar a cabo una reforma del Estatuto pero sí pretenden que Cataluña se separe del resto de España. Rivadulla ha augurado que el proceso independentista fracasará ya que no tiene "ningún futuro" en un mundo cada vez más globalizado.

El acto ha sido presentado por la vicepresidenta tercera de SCC, Susana Beltrán, quien ha explicado que la entidad es "una casa sin fronteras", un lugar que "reúne a personas muy distintas" y "un espacio donde compartir ideas".

Comentar