Críticas a Moragas por aconsejar a la ex pareja de Jordi Pujol Ferrusola que denunciase sus negocios fraudulentos

Diversos medios acusan al jefe de Gabinete Rajoy de "presionar" a Victoria Álvarez para que denunciase las presuntas oferaciones ilícitas del primogénito de Pujol, y de "maniobrar" para que se publicara el escándalo, en base a unos SMS que ambos -que son compañeros de colegio- intercambiaron hace dos años. En esos mensajes Álvarez le confiesa que tiene información sobre el hijo de Pujol, mientras que Moragas se limita a aconsejarle que la haga pública y que "no implique a nadie que no haya hecho nada".

4 min
El jefe de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas
Redacción
Viernes, 12.09.2014 14:44

El jefe de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, ha recibido este viernes las críticas de diversos medios por haber aconsejado entre finales de 2012 y principios de 2013 a la ex pareja de Jordi Pujol Ferrusola, Víctoria Álvarez, que denunciase los presuntos negocios fraudulentos del hijo del ex presidente de la Generalidad que aseguraba conocer.

Vozpópuli y El Diario han publicado una serie de SMS que se intercambiaron Moragas y Álvarez -que fueron compañeros de colegio en la infancia- en los que Álvarez le inidica que tiene información de las supuestas actividades ilícitas del mayor de los hijos de Pujol, y el jefe de Gabinete de Rajoy le aconseja a hacerla pública. Vozpópuli titula con que Moragas "presionó" a Álvarez "para que se publicara el escándalo", mientras que El Diario considera que Moragas "maniobró para hacer explotar el caso Pujol", pese a que todo lo que le pide es que denuncie las irregularidades que dice conocer, una vez ella se lo hace saber.

"Si dieses una entrevista y lo contases todo, salvarías a España"

El 20 de noviembre de 2012, Álvarez le dice a Moragas: "Espero que lleguéis al fondo con todo el tema Pujol y acaben en prisión estos delincuentes. Sabes que sé lo suficiente como para saber que Suiza es la punta de un gran iceberg".

Y, tras varios mensajes, Moragas señala: "Si dieses una entrevista y lo contases todo, salvarías a España y yo te haría un monumento". A lo que ella responde que está pensando en hacerlo y en las "consecuencias" que tendría. "Mi hijo me dice que hable, que es un delincuente y es mi obligación. Que nos ha robado a todos los catalanes. Mañana voy a hablar con un abogado mío y te diré algo", añade.

"Retírate si no te sientes preparada para que te exhiban sin pudor"

En otra conversación, el 13 de diciembre, Moragas se sorprende por la declaración de Álvarez a la policía en la que explicó haber sido testigo de que el primogénito de Pujol llevaba bolsas cargadas de grandes cantidades de dinero en efectivo a Andorra, pero la felicita por haberlo hecho y le dice que han de verse.

También le insta a asesorarse bien jurídicamente: "Espero que tengas un buen abogado". Y le advierte de la presión que tendrá por salir en los medios. "Vicky, esto va a ser muy duro para ti. Retírate si no te sientes preparada para que te exhiban sin pudor. Todos mis respetos en todo caso. Besos", añade.

Ella responde que "para eso ya es tarde". "Si lees la prensa hoy verás que la fiscalía ha pedido al juez que me tome declaración. Pero es que ya está bien de callarse ante barbaridades. Nos quejamos de la corrupción y si no ponemos algo de nuestra parte...", insiste Álvarez.

"Cuida tu credibilidad y no impliques a nadie que no haya hecho nada"

El 17 de enero, Moragas vuelve aconsejar a su amiga de la infancia. "Si tienes miedo y no tienes pruebas, retírate porque esto no va a ser fácil. Tu relación con ese señor es compleja. Eres ya adulta y buena persona. Haz lo que te diga tu abogado. Cuida tu credibilidad y no impliques a nadie que no haya hecho nada. Ese es mi consejo. Abrazo", insiste el jefe de Gabinete de Rajoy.

Álvarez responde: "No te preocupes. Yo ante todo soy noble. Ni una implicación a nadie". Y le explica que, en su declaración ante el juez, el abogado de Jordi Pujol Ferrusola le ha hecho llorar. A lo que Moragas le da ánimos: "Eres una bestia parda y noble, claro que sí. Todos mis respetos. Siento lo de las lágrimas. Si necesitas algo, dímelo. Besos y mucho ánimo".