Denuncian la "campaña intimidatoria" y el "acoso a domicilio" que prepara la ANC

La ANC y Òmnium presentan una campaña para conseguir 100.000 voluntarios que visiten "puerta a puerta" todos los domicilios de Cataluña. Aunque dicen que el objetivo es conseguir la independencia de Cataluña, aseguran que estos voluntarios no intentarán "convencer a nadie", solo harán "una breve encuesta". La Asociación por la Tolerancia denuncia esta iniciativa por considerarla "intimidatoria" y "una forma potencial de identificación de desafectos" a la causa secesionista -"un censo de disidentes"- con riesgo de "posteriores represalias" hacia ellos.

4 min
Redacción
Miércoles, 17.09.2014 18:37

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural han presentado este miércoles una campaña para "conseguir que el sí-sí sea la opción mayoritaria" en caso de que se celebre la consulta independenista que CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP promueven para el 9 de noviembre.

Según el vicepresidente de Òmnium y director del Borne Centro Cultural, Quim Torra, "la independencia será la oportunidad de construir el país de todo, y de todos depende que lo construyamos".

Tomar "las plazas de los pueblos"

La campaña pretende "llegar a todos los rincones" de Cataluña "para escuchar a todo el mundo, para que todo el mundo pueda opinar sobre el país que quiere construir". Para ello, han anunciado que necesitan 100.000 voluntarios para visitar "puerta a puerta" los 2,5 millones de viviendas de Cataluña.

Esta campaña empezará el 4 de octubre o, en su defecto, el día en que el Tribunal Constitucional suspenda el referéndum secesionista que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, tiene previsto convocar en los próximos días. Además, desplegarán "múltiples carteles y mensajes, con dos únicos elementos en común: el 'Quiero' y el 'Sí o sí'".

Además, en caso de suspensión de la consulta, la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, ha advertido de que harán "un llamamiento a ir a las plazas de los pueblos" para acelerar la campaña. El director de la campaña y cofundador del diario Ara, Oriol Soler, ha señalado que "no nos queda más remedio, nos toca querer ser independientes".

"No se intenta convencer a nadie", solo "hacer una breve encuesta"

Soler -presidente del Grup Cultura 03, cuyas empresas reciben subvenciones multimillonarias por parte de la Generalidad dede hace años- ha asegurado que la iniciativa se financia "sin ningún apoyo público" y que ya han recaudado dos millones de euros en aportaciones individuales.

Según los promotores de la campaña, estos voluntarios -que irán en equipos de dos personas- se limitarán a preguntar a todos los catalanes "cómo se imaginan el país nuevo". Y han subrayado que "no se intenta convencer a nadie, sino escuchar y hacer una breve encuesta", consistente en un cuestionario de tres minutos.

"Campaña de persuasión", "identificación de desafectos", "coacción a domicilio"

Sin embargo, desde las entidades contrarias a la secesión no lo ven así. La Asociación por la Toleracia ha denunciado que se trata de una "campaña de persuasión puerta a puerta" y que supone "una forma potencial de identificación de desafectos y una amenaza a la privacidad".

En un comunicado, Tolerancia ha denunciado que la campaña "constituye una evidente coacción a domicilio contra la convivencia y ahonda de manera irresponsable en la fractura social que se vive en Cataluña".

"La alarmante iniciativa de la organización ANC se suma a los episodios vividos recientemente como las marchas nocturnas de antorchas, una escenografía típicamente hitleriana, el encuadramiento milimétrico de multitudes, donde el individuo se despersonaliza y subsume en la masa obediente en detrimento de su percepción crítica de la realidad, o los continuos llamamientos al desbordamiento del marco legal vigente", añaden.

"Un censo de disidentes"

La entidad advierte de que "el efecto más pernicioso de esta nueva estrategia es, inevitablemente, la identificación por parte de los agentes voluntarios de ANC de aquellos ciudadanos que no quieran recibirlos en su propio domicilio o discrepen del mensaje difundido, por esta razón recomendamos a todos aquellos que no quieran someterse a su presión adoctrinadora que oculten sus datos personales expuestos a la vista en los buzones de correo para dificultar la hipotética elaboración de un censo de disidentes, contrarios a la independencia, y para evitar, acaso, posteriores represalias".

Finalmente, Tolerancia "invita a la organización promotora a que reconsidere la oportunidad de su campaña intimidatoria, al tiempo que insta a los representantes institucionales y políticos (cargos electos, partidos, favorables o no a los postulados de ANC, Síndic de Greuges, etc.) a que disuadan a la citada organización de perpetrar tan inaudito acoso a domicilio a la ciudadanía de Cataluña".

Comentar