el 11S no cambia nada

El Gobierno confirma que recurrirá la ley de consultas al TC

"Si se aprueba la ley y el decreto de convocatoria, el Gobierno tendrá que hacer cumplir la ley y planteará un recurso de inconstitucionalidad", deja claro la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

2 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Redacción
Viernes, 12.09.2014 16:08

La multitudinaria manifestación independentista de ayer jueves no ha modificado la postura del Gobierno sobre la consulta secesionista planeada por los partidos nacionalistas catalanes para el 9 de noviembre. No hay ninguna novedad y la consulta no se celebrará, porque la Constitución no lo permite, según ha recordado este viernes la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría. Sí hay una cierta novedad, en cambio, en el nivel de concreción del Gobierno sobre su respuesta a una probable convocatoria de la consulta: será inmediatamente recurrida ante el Tribunal Constitucional (TC).

Preguntada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros por la respuesta del Gobierno a la próxima aprobación en el Parlamento autonómico de la ley de consultas, y a la probable convocatoria inmediata de la consulta independentista por parte del presidente de la Generalidad, Artur Mas, la vicepresidenta ha sido clara: "Si se aprueba la ley y el decreto de convocatoria, el Gobierno tendrá que hacer cumplir la ley y planteará un recurso de inconstitucionalidad".

El recurso del Gobierno ante la ley autonómica de consultas se daba por descontado, pero hoy viernes De Santamaría ha sido especialmente explícita. Además, ha recordado que, si el TC admite el recurso -como también se da por hecho-, la suspensión de la ley "es automática con carácter retroactivo", por lo cual la convocatoria de la consulta, aunque ya se haya realizado, quedaría también invalidada, al quedar suspendida la ley en la que se apoya.

De Santamaría recuerda la Constitución

En la misma linea, De Santamaría ha dejado claro que la manifestación independentista del día anterior no implica ningún cambio, porque el Gobierno "no puede cambiar su posición", porque esta "no es derivada de una decisión ni un capricho", sino de lo que marca la Constitución.

En este sentido, la posición del Gobierno, expresada reiteradamente los últimos meses incluso por el propio presidente, Mariano Rajoy, es que la Constitución no permite un referéndum secesionista solo en Cataluña, porque la decisión sobre la independencia la deberían tomar el conjunto de los españoles.

"Igual que el Gobierno respeta el derecho a manifestarse, el presidente de la Generalidad tiene la misma obligación de cumplir la constitución y las leyes", ha añadido De Santamaría.

Comentar