Sigue como diputado no adscrito

Elena deja el grupo del PSC, pero no su escaño

Con la marcha del líder de Avancem, que ya había abandonado el partido, el PSC pasa a tener 19 diputados en la Cámara autonómica, los mismos que el PP.

2 min
Joan Ignasi Elena
Redacción
Miércoles, 17.09.2014 18:26

El más destacado de los críticos independentistas del PSC, el diputado autonómico Joan Ignasi-Elena, que ya abandonó el partido este verano, ha materializado su amenaza de dejar también el Grupo Socialista en el Parlamento autonómico. En cambio, no ha renunciado a su escaño, que seguirá ocupando como diputado no adscrito.

La marcha de Elena de la bancada del PSC se ha confirmado este miércoles, cuando la Mesa del Parlamento autonómico ha admitido a trámite el escrito presentado por el propio Elena, en el que manifestaba su deseo de abandonar el Grupo Socialista.

Con la marcha de Elena, el grupo del PSC pasa de los 20 diputados con los que inició la legislatura a 19, con lo cual queda igualado con el PP como tercera fuerza de la Cámara autonómica, por detrás de CiU (50 escaños) y ERC (21). Los socialistas, no obstante, obtuvieron más votos en las últimas elecciones. Incluso más que ERC, de hecho.

Elena ya anunció en julio, poco después de la llegada a la cúpula de Nicaragua del actual primer secretario, Miquel Iceta, que abandonaba tanto el partido como el grupo parlamentario, y dejó pendiente para septiembre la decisión de renunciar al escaño o mantenerlo.

Desde el partido -especialmente por boca de su portavoz parlamentario, Maurici Lucena-, se le había reclamado con insistencia que renunciara a su escaño, aduciendo que lo había obtenido gracias a unas siglas y un programa al que ya no representa.

El programa como arma

Elena, por el contrario, siempre ha considerado -como otros críticos soberanistas- que quien se ha apartado del programa de las últimas elecciones es el propio PSC, ya que este se posicionaba a favor del llamado "derecho a decidir", mientras que la dirección se posicionó después contra la consulta independentista planteada para el 9 de noviembre.

Elena, líder de Avancem, que nació como movimiento crítico dentro del PSC para posteriormente aliarse con la NeCat de Ernest Maragall y, por extensión, con ERC, fue uno de los tres diputados socialistas que en enero rompió la disciplina de voto -y la decisión anterior del Consejo Nacional del PSC- y dio su apoyo en el Parlamento autonómico a la propuesta para solicitar al Congreso autorización para celebrar la consulta independentista.

Las otras dos diputadas autonómicas que secundaron a Elena, la ex consejera Marina Geli y Núria Ventura, continuan en el grupo del PSC

Comentar