media entre mas y rajoy

Felipe González: "Nunca he creído que Pujol sea un corrupto"

El ex líder del PSOE señala que, en cualquier caso, no podemos tratar a todos los políticos por igual. "Eso va a degradar enormemente la convivencia", advierte, y desvela su papel como intermediario entre Mariano Rajoy y Artur Mas. "Creo que es posible hablar por separado de ambos paquetes [financiero e identitario] y ese es el espacio que quiero que se abra en lugar de ir a una confrontación que no tiene salida", subraya.

3 min
El ex presidente del Gobierno y ex líder del PSOE Felipe González
Redacción / Agencias
Viernes, 5.09.2014 13:03

El ex presidente del Gobierno Felipe González (PSOE) ha manifestado este viernes su "asombro" ante la supuesta herencia que el ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol confesó haber evadido al fisco durante 34 años. "Nunca he creído que Pujol sea un corrupto, [sino que se trata de] una operación de cobertura hacia los que tiene debajo", ha señalado, aludiendo a los hijos del fundador de CiU y CDC.

"Todavía hoy pienso que puede ser así, aunque eso no le quita la extrema gravedad al asunto y ya veremos su desarrollo". Así se ha expresado González en un desayuno informativo organizado por Europa Press Andalucía y la Fundación Casajol en Sevilla, donde por lo demás ha señalado que "lo que no es tolerable es meter la mano".

"Si un líder se ha enriquecido y aprovechado con el ejercicio de la función, estamos ante un corrupto. Pero estamos tratando a todos [los políticos] por igual y eso va a degradar enormemente la convivencia", ha advertido.

González media entre Mas y Rajoy

González también ha desvelado en el evento de Sevilla que, "con discreción", trabaja para evitar que en Cataluña se produzca una fractura severa como consecuencia del proyecto separatista auspiciado por el líder el Ejecutivo autonómico, Artur Mas (CiU).

"No sé si tuve alguna influencia en eso, me parece que sí", ha señalado el ex líder de los socialistas tras recordar que la reunión entre Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, finalmente ha tenido lugar este verano: 

"Que si esto, que si no sé cuánto, y al final, termina una institución, que es la Generalidad, y otra institución que nos representa a todos en ese espacio compartido que es España, y no se encuentran, no se encuentran y que si una excusa... que si yo le dije en la Coronación de Felipe VI que esto y no me contestó, que si llevo así... por fin, se produjo el encuentro entre el presidente del Gobierno y el de la Generalidad".

Tras apuntar los efectos de su mediación, González se ha limitado a señalar que "hablaron de lo que tenían que hablar" y ha indicado que "Mas hablaba siempre, dentro del paquete, de la consulta".

"Es posible hablar por separado" de la consulta y la financiación

El ex presidente socialista ha recomendado en este caso públicamente que, para evitar la "fractura" en Cataluña, "lo ideal" es tratar por "separado" los temas "de singularidad que podríamos llamar sentimiento de pertenencia y que, como tales, tienen un componente no muy racional pero sí de realidad", y por otro lado, el "paquete que es perfectamente racionalizable como es el financiero".

"Creo que es posible hablar por separado de ambos paquetes y ese es el espacio que quiero que se abra en lugar de ir a una confrontación que no tiene salida", ha sintetizado González, quien ha advertido, por lo demás, que "cualquier variante de la consulta soberanista significaría abrir la puerta a un derecho que no podemos aceptar como el de la autodeterminación".

"Ni en esta Constitución ni en una reforma constitucional", ha apostillado, para subrayar que, en cualquier caso, "cuando no se llega a un acuerdo político serio, sensato o reformador, siempre tiene que haber un árbitro y ese árbitro tiene que ser aceptado por todos", en referencia al papel que puede jugar el Tribunal Constitucional si finalmente Mas convoca la consulta y el Gobierno impugna ese decreto.

Comentar