La Generalidad activa minutos después de la convocatoria toda la logística para celebrar el referéndum independentista

En solo unos minutos, se ha publicado la Ley de Consultas en el DOGC; se ha firmado la convocatoria; se ha publicado en el DOCG; se ha activado una web institucional; se publicado un spot promocional; se ha convocado un pleno del Parlamento autonómico para elegir a los miembros de la Comisión de Control; y se han firmado cuatro convenios.

7 min
Redacción
Sábado, 27.09.2014 15:13

Solo han pasado unos minutos entre la publicación de la Ley de Consultas en la versión digital del Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC), la firma del decreto de convocatoria del referéndum independentista, su publicación el DOGC y la puesta en marcha de toda la maquinaria logística y propagandística de la Administración autonómica para celebrar la consulta.

Mas es consciente de que tanto la Ley de Consultas como el decreto de convocatoria serán suspendidos por el Tribunal Constitucional en cuanto admita a trámite los recursos que ya prepara el Gobierno, y hasta entonces tratará de que su iniciativa tenga toda la repercusión internacional que pueda lograr.

El presidente de la Generalidad ha actuado, además, con toda la nocturnidad posible, concentrando en un sábado por la mañana todas las actuaciones adminitrativas para retrasar al máximo la respuesta del Gobierno.

Una web de la Generalidad ya ofrece las papeletas y los puntos de votación

Casi de forma paralela a la firma del decreto, la Generalidad ha activado una página web (9nconsulta2014.cat) dedicada en exclusiva al referéndum del 9 de noviembre. La web -ofrecida en catalán y en castellano- explica todas las instrucciones necesarias para poder votar (de forma anticipada, desde el extranjero, y las instrucciones para de los extranjeros residentes en Cataluña).

A través de la web también se pueden descargar las papeletas para la votación, que incluyen las dos preguntas ("¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo. ¿Quiere que este Estado sea independiente?") en catalán, castellano y aranés.

En otro apartado, se incluye un listado provisional de los puntos de votación -distribuidos por municipios y códigos postales-, que incluyen colegios, institutos, escuelas oficiales de idiomas, universidades, centros cívicos, casales, centros culturales, ayuntamientos, bibliotecas, residencias de ancianos, asociaciones de vecinos, centros deportivos, fundaciones y todo tipo de organismos oficiales.

También se ofrecen como puntos para votar el 9N las delegaciones y oficinas de la Generalidad en Berlín (Alemania), París (Francia), Londres (Reino Unido), Nueva York (EEUU), Buenos Aires (Argentina), Tokio (Japón), Bruselas (Bélgica), Sidney (Australia), Montreal (Canadá), México (México), San José (EEUU), Milán (Italia), Bogotá (Colombia) y Shangai (China).

El Gobierno autonómico lanza un primer spot

Según el decreto, la campaña de publicidad institucional empezará este domingo a las 0:00 horas, y "será emitida obligatoriamente y con carácter gratuito por los medios de comunicación de titularidad de la Generalidad y de los prestadores del servicio público de comunicación audiovisual de competencia de la Generalidad, de los entes locales y consorcios públicos y del resto de los entes públicos que difunden parte de los contenidos audiovisuales específicamente dirigidos al público de Cataluña y suficientes para alcanzar los objetivos de esta campaña".

A pesar de ello, el Ejecutivo autonómico ya ha lanzado un primer spot publicitario. "El 9 de noviembre, todos estamos convocados a la consulta popular no refrendaria sobre el futuro político de Cataluña con la siguiente pregunta: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado?. En caso de respuesta afirmativa: ¿Quiere que este Estado sea independiente?. Recuerda. El 9 de noviembre tienes una cita. Tú decides", señala el anuncio de 25 segundos.

Locales municipales para actos; espacios para carteles, y spots en medios públicos

El decreto también establece que la campaña para pedir el voto durará del 2 al 7 de noviembre. En ese sentido, "los ayuntamientos tienen que reservar locales y espacios públicos para la realización de actos de campaña y/o debate público por parte de las organizaciones interesadas". Además, "los ayuntamientos tienen que reservar lugares y ubicaciones en la vía pública, para que las organizaciones interesadas coloquen carteles, pancartas y banderolas".

Por otra parte, el texto señala que "tienen derecho a utilizar espacios gratuitos en los medios de comunicación de titularidad pública las formaciones políticas con representación en el Parlamento de Cataluña y el resto de organizaciones interesadas que hayan presentado un número de firmas de apoyo superior a 5.000". El tiempo se distribuirá de la siguiente forma: Diez minutos para cada partido, federación o coalición con representación parlamentaria, y un minuto más por cada escaño obtenido. El resto de organizaciones interesadas que hayan presentado el número mínimo de firmas tienen derecho al 35% del tiempo reservado a las formaciones políticas, que se distribuirá de manera proporcional al número de firmas presentadas.

Un presupuesto de 9 millones de euros

El decreto presenta un presupuesto de casi 9 millones de euros para toda la logística de la consulta, aunque reconoce que se trata de "una estimación y que, por lo tanto, puede variar al alza o a la baja".

La partida más alta es la destinada a los costes logísticos de los ayuntamientos, que se eleva a 4.774.145,76 euros. Eso incluye 1.577.220 euros para las dietas de los ciudadanos que formen parte de las mesas electorales (70 euros el presidente y 62 euros cada gestor); 1.415.957,76 euros para el personal colaborador y otros gastos (a 168 euros por mesa); 728.155 euros para los coordinadores municipales (que cobrarán entre 755 y 932 euros, según el número de mesas a su cargo); 640.080 euros para los empleados autonómicos que colaboren en la consulta (entre 120 y 150 euros por persona); 326.160 para policías locales y agentes de seguridad (a 120 euros por cada local); 69.473 euros para los miembros de las comisiones de seguimientos (que cobrarán entre 1.258y 3.352 euros), y 17.100 euros para los miembros de la Comisión de Control (3.400 euros para el presidente; 3.200 para el secretario, y 2.100 para los vocales).

La "gestión informática y los servicios de telecomunicaciones" costarán 3.004.000 euros. Y el coste de las papeletas, sobres, urnas y cabinas ascenderá a 194.825,41 euros. A lo que habrá que sumar 200.000 euros para "otros gastos varios, como difusión institucional, seguridad, documentación en sistema Braille o transporte".

Cuatro convenios y una convocatoria en cuestión de minutos

Este mismo sábado por la mañana, poco después de la firma del decreto de convocatoria, la vicepresidenta de la Generalidad, Joana Ortega, se ha apresurado a firmar diversos protocolos para celebrar la consulta. En concreto, Ortega ha encargado al Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) la impresión de las papeletas y la fabricación de las urnas de cartón; ha firmado un acuerdo con el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat) para la utilización del Registro de Población como censo para el referéndum; ha encargado al Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalidad (CTTI) la gestión informática de la consulta; y ha firmado un protocolo de colaboración con el departamento autonómico de la Presidencia para poder utilizar el Registro de catalanes residentes en el exterior.

De igual forma, la presidenta del Parlamento autonómico, Núria de Gispert, no ha perdido un solo minuto a la hora convocar un pleno extraordinario para el próximo miércoles con el objetivo de elegir a los siete miembros de la Comisión de Control. Este es el organo que actuará como una suerte de junta electoral central para supervisar que se cumple la normativa vigente. Es tanta la prisa, que los grupos parlamentarios solo tienen unas horas para presentar a sus candidatos, que se cierra este lunes a las 12:00 horas.

Comentar