Revista de prensa

La historia de los Pujol se complica: ex suegros y ex guardias en la trama

Mas apura los plazos y pretende llevar la manija de la política española sobre la fecha en la que firmará la convocatoria del referéndum. Pedro Sánchez irrumpe en la escena catalana y llama "insensato" al "president" Mas.

10 min
Pablo Planas
Lunes, 22.09.2014 10:33
El cerco se estrecha sobre la familia Pujol Ferrusola precisamente la semana en la que el patriarca del clan acudirá al Parlamento autonómico para declarar sobre su confesión y los negocios de la familia. En ese marco, El Mundo advierte que las investigaciones de la Audiencia Nacional se central ahora en el ex suegro del primogénito. Según Manuel Marraco, Pujol Ferrusola no supo explicar las razones por las que el padre de su ex esposa, Mercè Gironés, se llevaba un tres por ciento en algunos apaños. Dice Marraco: "Que saliera libre sin ninguna media cautelar y que su defensa se exhibiera satisfecha tras la declaración no supone que Jordi Pujol Ferrusola aclarara realmente en el juzgado la larga lista de operaciones que la Udef ha puesto bajo sospecha. Cinco horas de interrogatorio dan para mucho; para respuestas certeras y explicaciones que "no cuadraban". Entre ese último grupo destacó todo lo relacionado con la compraventa de unos terrenos en Hospitalet (Barcelona) por 30 millones de euros. Se trata, según informes policiales, de una venta provocada por las presiones a los propietarios de los terrenos y que se remató con el suegro de Pujol Ferrusola presentándose ante el vendedor para exigir su 3%. Vistas las "dudas" que dejaron las respuestas de los imputados, en esa operación ha puesto especial interés el juzgado. Tras la comparecencia de Pujol y su ex mujer, todas las operaciones con el grupo Copisa, que hizo abundantes negocios con dos sociedades de Pujol Ferrusola, siguen arrojando sombras. De las siete facturas analizadas por la Udef relacionadas con ese grupo, es la última la que más escama a los agentes. Se trata de un pago de 226.576,93 euros a Iniciatives Marketing i Inversions -controlada por Pujol- en concepto de "honorarios por la intermediación realizada para la firma de compra de las fincas registrales 205, 6157 y 6148 del Registro de la Propiedad 6 de Hospitalet, propiedad de la sociedad Focio". La Policía enumera una serie de circunstancias que le lleva "a valorar la ilegalidad de las comisiones devengadas". Para empezar, considera "sintomático" que la factura se equivoque en el número de una finca".

En el Abc apuntan a otro ex, en este caso un ex guardia civil, para apuntalar la ofensiva mediática. Es una información de Javier Chicote en la que se explican algunas interioridades de los asuntos del clan. Según Chicote: "La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional está trabajando sobre la pista de una sociedad pantalla que podrían haber utilizado los Pujol para ocultar su enorme fortuna.

De acuerdo con informaciones facilitadas por un empresario catalán, el clan Pujol Ferrusola se ha parapetado tras una sociedad opaca creada en Andorra que, a su vez, cuelga de otra sociedad registrada en Israel. Los fondos de los que se nutriría esta mercantil los maneja un ciudadano español que responde al nombre de «Pepe». Su conocimiento sobre la evasión de capitales proviene de su anterior trabajo, ya que «Pepe» es un antiguo Guardia Civil que estuvo destinado en la Aduana de la frontera entre España y Andorra. Siempre según las informaciones facilitadas a la Policía por el citado empresario –que ha utilizado a un intermediario para dar el chivatazo–, «Pepe» dejó el Instituto Armado hace bastantes años y se instaló en Marbella (Málaga), un lugar donde «asesores fiscales» con pocos escrúpulos pueden hacer carrera. Marbella, como otras zonas de la costa española, ha sido tradicionalmente refugio de delincuentes internacionales y foco de estructuras de lavado de dinero".

En medio de este turbio panorama Artur Mas maneja los tiempos para la convocatoria del referéndum con la idea de pillar desprevenido a Rajoy, que esta semana se va a la China. La estrategia del presidente de la Generalidad trata de descolocar al Gobierno, animar a los independentistas y dar aire a un proceso que teoría debería estar dando las últimas boqueadas a la espera de una resolución del Tribunal Constitucional (TC) que suspenda cautelarmente el referéndun previsto por el bloque soberanista. En La Vanguardia, David González se hace cargo de la información sobre los últimos pasos de Mas y sus próximos movimientos. Se trata de descolocar a Rajoy. Escribe el periodista de La Vanguardia: "Pasado y presente se fundieron ayer en la colegiata de San Vicenç del castillo de Cardona. Esa plaza, una importante fortaleza austriacista, fue la última que se rindió a las tropas borbónicas en el Principat un 18 de septiembre de 1714, siete días después de que lo hiciese Barcelona (Mallorca y Eivissa capitularon en julio de 1715). En ese escenario, un sanctasanctórum de la resistencia catalana en la guerra de Sucesión, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, clausuró los actos conmemorativos del Tricentenari y, ya totalmente con los pies en el presente, apeló a la “determinación, la firmeza, la habilidad y la astucia” para conseguir que Catalunya decida su futuro libremente como nación, esto es, para que los catalanes puedan votar en la anunciada consulta del 9-N. Determinación y firmeza no parecen faltarle en esta hora a Mas, quien volvió a hacer oídos sordos a las peticiones que le llegan por tierra, mar y aire para que desista de convocar la consulta del 9-N. Ayer respondió a la última llamada a la “reflexión” lanzada la víspera por la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, con el añadido de que Mas es presidente “gracias a la Constitución”. Lejos de arrugarse –y en un discurso que fue seguido atentamente por el líder de ERC, Oriol Junqueras, presente en el acto–, el interpelado volvió de nuevo la vista atrás para aterrizar en el aquí y ahora: “Soy el 129.º presidente de la Generalitat”, replicó Mas. Evidenció así de dónde viene el cargo que ocupa, muy anterior a la vigente Ley de Leyes española. La misma Constitución que, a su juicio, “debería poder usarse para permitirnos hablar y votar, pero no para silenciar la voz de los catalanes”, remarcó, insistiendo en ampliar el marco legal ya existente –la ley de Consultas aprobada el viernes por el Parlament– para que la consulta se realice".

En medio de este contexto, ayer se presentó Pedro Sánchez en Gavà para llamar "insensato" a Mas por querer que los catalanes se definan respecto a si son de aquí, de allí o del más allá. En El Periódico asume el expediente de la fiesta de la rosa socialista José Rico, quien escribe: "El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha debutado este domingo en la Festa de la Rosa del PSC con duros ataques al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a quien le ha advertido de que "no tiene derecho a provocar el desgarro" de la sociedad catalana con la consulta soberanista. El líder socialista también ha arremetido contra el inmovilismo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha emplazado a "dejar de ponerse de perfil y coger el toro por los cuernos" para dar una solución al problema catalán. "Puede ser más fácil cavar fosos, pero solo avanzaremos si construimos puentes", ha afirmado Sánchez tras ofrecer de nuevo la reforma federal de la Constitución como punto de encuentro. En su intervención en la Pineda de Gavà (Baix Llobregat), Sánchez ha tachado de "insensato" a Mas por "obligar a los catalanes escoger entre ser catalanes y ser españoles" y ha reivindicado el papel de los socialistas, y de la inmigración procedente del resto de España, en construcción de lo que hoy es Catalunya. De ahí que haya considerado que la consulta del 9-N puede provocar un "desgarro" en la sociedad catalana que ha llamado a los socialistas a combatir haciendo más pedagogía de "los beneficios de la unión", y no solo de "los costes de la separación".

Así el panorama, el quiosco ofrece pocas novedades más. La prensa soberanista, El Punt-Avui y el Ara se centran en la convocatoria del referéndum y resaltan las "astucias" de Mas en el castillo de Cardona, último baluarte austracista frente a las tropas de Felipe V.

Destaca en La Vanguardia un artícuo de Carme Chacón, que ayer estuvo a punto de perder el móvil en el AVE de vuelta a Madrid. Sostiene y se defiende la ex ministra de Defensa: "Invito a Rafael Nadal a que repase punto por punto el programa electoral con el que concurrí a las elecciones en el 2008 y el 2011. Podrá comprobar que está imbuido de una aspiración y anhelo: la defensa de una Catalunya fuerte y respetada en una España plural. No encontrará nada que oriente esa aspiración en dirección a la ruptura con el resto de los pueblos de España ni a la división de la sociedad catalana entre buenos y malos catalanes. Eso es lo que pensaba que convenía a mi tierra. Y es lo que sigo pensando hoy. ¿Me siento satisfecha del desenlace de la tentativa de renovación institucional que se emprendió en 2006 con el nuevo Estatut? Desde luego que no. ¿Tenemos alguna responsabilidad los socialistas? Seguro que pecamos a veces de precipitación, de inconstancia otras, de falta de pedagogía casi siempre. Ahora bien, considero a los socialistas bastante menos responsables que quienes nunca creyeron en ese proceso porque querían sencillamente la ruptura. Y también mucho menos responsables que quienes lo dinamitaron atizando los peores prejuicios anticatalanes. En definitiva, fui, fuimos poco consecuentes con nuestros propósitos de entendimiento. Otros, separatistas y separadores, desdichadamente, fueron muy constantes y tenaces en su empeño. Intentamos el acuerdo y no lo logramos, otros buscaban el conflicto y lo van consiguiendo. ¿Debemos por eso dejar de buscar el acuerdo?".

Más opinión. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos remata el referéndum escocés: "Que menos de 400.000 escoceses hayan decidido el destino de un Estado de 67 millones de habitantes es una tomadura de pelo a la mayoría. En cuanto a las libertades, nadie en Escocia sabía qué libertades tenía garantizadas, ni qué Estado -monarquía o república-, moneda, ejército y fronteras (las Shetland preparaban su secesión) o si votaba una cesión de competencias improvisada ¡que no estaba en la papeleta de voto! En Cataluña, donde los no separatistas padecen afrentosa tiranía, la burla a la democracia sería peor; pero votar a ciegas en Escocia o atado en Cataluña la suerte de todo el Reino Unido o de España es, en nombre de una democracia desacreditada, herir de muerte la causa de la libertad".

A la espera de que Mas firme la convocatoria de la consulta, los partidos guardan su turno para exponer sus próximos movimientos y esperan la comparecencia de Pujol este viernes en el Parlamento. El presidente de la Generalidad, entre tanto, toca el arpa y apura sus plazos. Es el fulgor antes del choque con la realidad que debería producirse cinco minutos después de que el 9-N sea una fecha marcada en rojo en el calendario de España.

Comentar