Los inmigrantes marroquíes, próximo objetivo del plan independentista de Mas

La Generalidad aprueba un plan de colaboración con el Gobierno de Marruecos para actuar sobre los marroquíes residentes en Cataluña en cuestiones culturales y religiosas. También se contempla la introducción de las lenguas árabe y tamazig en el horario lectivo de las escuelas catalanas. Entidades independentistas participarán en el proceso.

3 min
El responsable de Inmigración de CDC, Àngel Colom
Redacción
Miércoles, 17.09.2014 08:30

El proyecto independentista promovido por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, sigue avanzando, y los marroquíes residentes en Cataluña son el próximo objetivo. Así se deduce del Plan Marruecos 2014-2017 que el Ejecutivo autonómico ha aprobado este lunes y con el que pretende atraer a este colectivo de inmigrantes -el más numeroso en la Comunidad- hacia el proyecto rupturista que el nacionalismo catalán ha intensificado en los últimos años.

Según recoge este miércoles El Mundo, el plan establece las bases para "consolidar e impulsar las relaciones entre Cataluña y Marruecos", especialmente las "económicas, culturales e institucionales". Un proceso que incluye acciones como la de ofrecer al Gobierno marroquí la posibilidad de tutelar el islam en Cataluña e introducir las lenguas árabe y tamazig en el horario lectivo de las escuelas catalanas.

La Generalidad prefiere inmigrantes magrebíes antes que hispanoamericanos

Lo cierto es que la Generalidad, desde los tiempos de Pujol como presidente autonómico, siempre fue más reacia a la inmigración procedente de los países hispanoamericanos que a la que provenía del magreb. Desde el nacionalismo catalán se pensó que los hispanohablantes serían menos permeables que los magrebíes a adoptar como propias la identidad y la lengua catalanas.

De esta forma, los inmigrantes marroquíes -la principal comunidad extranjera en España- se han concentrado mayoritariamente en Cataluña, mientras que en la Comunidad de Madrid viven un número mayor de personas procedentes de hispanoamérica -fundamentalmente de Ecuador y Colombia-. Según el IDESCAT, en 2013 residían en Cataluña 236.090 marroquíes, lo que supone el 3,1% de la población total de Cataluña y el 20,4% de la población extranjera.

Promoción del independentismo entre los inmigrantes marroquíes

Ahora, la Generalidad ha fijado su atención en ellos, especialmente tras constatar que el proyecto independentista no ha generado el entusiasmo que esperaban entre los inmigrantes marroquíes, un rechazo que comparten con la posición oficial de Marruecos, reticente en general a los procesos secesionistas por el conflicto del Sáhara Occidental que padece en su propio seno.

En esa línea también se ha orientado la Ley de Consultas que aprobará el Parlamento autonómico de forma inminente -y que las formaciones nacionalistas pretenden utilizar para celebrar el referéndum secesionista-, al contemplar que los inmigrantes puedan votar en las consultas.

En la elaboración del Plan Marruecos 2014-2017 han colaborado diferentes departamentos de la Generalidad, como la Consejería de Enseñanza, la Dirección General de Inmigración, los Mossos d'Esquadra, así como diversos colectivos marroquíes y la Fundació Nous Catalans, la sectorial de inmigración de CDC conocida por su activismo para difundir las tesis independentistas entre los inmigrantes.

Comentar