Malestar en el PSC con Bono por revelar un enfrentamiento con Maragall en 2005 en el que le acusó de alentar el independentismo

Bono descubre una discusión de hace nueve años con Maragall y Pujol en presencia de Rodríguez Ibarra, Moratinos, Peces Barba, Ruiz-Gallardón y Fraga en la que reprocharon al entonces presidente autonómico que el Estatuto que estaba desarrollando era "la base de la secesión". Iceta califica el artículo de "barbaridad" y asegura que Maragall "no era independentista en 2005". Montilla lo tilda de "lamentable". Ambos insisten en culpabilizar del incremento del independentismo al recurso del PP y a la sentencia del Tribunal Constitucional.

7 min
El ex ministro de Defensa y ex presidente del Congreso José Bono
Redacción
Domingo, 14.09.2014 21:23

La revelación por parte del ex ministro del PSOE y ex presidente del Congreso José Bono de una conversación que mantuvo en 2005 con Moratinos, Rodríguez Ibarra, Peces Barba, Ruiz-Gallardón, Fraga, Pujol y Maragall sobre el giro nacionalista del PSC ha generado malestar en las filas de los socialistas catalanes.

En un artículo publicado este domingo en El País, Bono explica con todo lujo de detalles una discusión entre los citados que tuvo lugar el 16 de octubre de 2005 durante una recepción en la Embajada de Portugal. En esos momentos se estaba elaborando el Estatuto de Autonomía de Cataluña, impulsado por el entonces presidente de la Generalidad, Pasqual Maragall, y Bono le transmitió su enfado por considerar que se trataba de un proyecto orientado hacia la independendencia de Cataluña.

Bono, a Maragall: "¡Buena la has liado con el Estatuto: es la base de la secesión!"

"¡Buena la has liado con el Estatuto: es la base de la secesión!", asegura Bono que le espetó a Maragall. "No ha sido por capricho sino por necesidad", respondió este. A lo que Bono replicó: "No veo la necesidad por ningún lado. Tras 23 años de poder de CiU, formas un gobierno presidido por un perdedor que eres tú -porque has perdido las elecciones aunque gobiernes- e inicias la secesión de Cataluña, porque eso es lo que se está haciendo, a juzgar por tus propuestas que me han remitido de Ferraz".

El líder del PSC se revolvió: "Los perdedores sois vosotros, el futuro está de mi parte. Ya lo verás". Y el entonces ministro de Defensa le reprochó: "Sabes que te tengo aprecio sincero pero creo que no sabes lo que dices, Pasqual. Para conseguir el apoyo del PSOE a un Estatuto 'con el fin de ganar las elecciones', nos ocultaste en Santillana del Mar que ibas a caminar hacia posiciones independentistas. No sólo has perdido, sino que yo, al menos, me siento engañado. Recuerda, pese a todo, que en la declaración de Santillana dejamos escrito que 'los socialistas queremos a España, que es y ha sido siempre la pasión de los socialistas'".

"Eso de querer a España es una manifestación antigua", contestó Maragall. Y Bono señaló: " Querer a España incluye también a Cataluña. El respeto y el afecto a Cataluña no son patrimonio de los nacionalistas y jamás aceptaré que solo se pueda ser patriota de Cataluña y que sea de fachas sentirse español. Lo antiguo, lo insolidario es el nacionalismo de quienes os creéis únicos y mejores en un mundo, por suerte, cada vez más mestizo. Pagar más impuestos no da más derechos. Tendrías que ganar a los nacionalistas en votos pero solo les has ganado en nacionalismo. Lo sensato es superar las fronteras y vosotros queréis levantar otra".

El término "nación", paso previo a "reivindicarse como Estado"

La conversación continuó con la intervención de Jordi Pujol, denunciando que Cataluña había sido "muy perjudicada por el Gobierno central en los últimos años", así como otras reivindicaciones nacionalistas, mientras que Bono las rechazó, al igual que el texto inicial del Estatuto: "Aceptar que las comunidades autónomas se autotitulen naciones al modo que lo decís vosotros, es reconocerles un derecho diferido en el tiempo a reivindicarse como Estados".

En la discusión, siempre según la versión de Bono, Maragall también habría entendido en sus palabras una supuesta "amenaza" militar, algo que rechazó el ex ministro socialista, quien habría contado con el apoyo de Moratinos, Rodríguez Ibarra, Peces Barba y Ruiz-Gallardón hacia sus planteamientos, e incluso del propio Rey Juan Carlos, que momentáneamente también habría participado de la conversación.

Maragall y el 3% en comisiones ilegales de Pujol

Bono también asegura que Maragall reiteró que durante los gobiernos de Pujol se cobraban comisiones ilegales del 3%, y que Rodríguez Ibarra -entonces presidente de la Junta de Extremadura- se lo reprochó ante las quejas de una supuesta discrimación económica hacia Cataluña. "¡Menos corrupción y más solidaridad es lo que necesita Cataluña!", habría exclamado Rodríguez Ibarra, generando el enfado de Pujol.

El ex presidente del Congreso asegura que, posteriormente, informó de la conversación al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señalándole que "Maragall no debería estar en el partido" porque "en este partido, campeón de la igualdad entre los españoles, no puede darse cabida el independentismo insolidario".

"Repitiendo la monserga de que España es la madrastra y Cataluña la Cenicienta, acabarán convirtiendo la mentira en sentimiento de agravio colectivo. Lo grave sería nuestro silencio; el silencio de quienes defendemos la Constitución. Hoy, por lo menos, el Rey, Moratinos, Ibarra, Fraga, Gallardón y yo no nos hemos achantado", concluye Bono.

Iceta, Montilla y Ernest Maragall cargan contra Bono

Este mismo domingo, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha respondido a Bono. "El artículo me parece una barbaridad. Pasqual Maragall no era independentista en 2005. Bono olvida que después [de esa cena] se negoció el Estatuto de Cataluña, que en 2006 fue aprobado por mayoría absoluta en el Congreso y el Senado y luego fue sometido a referéndum. Cuatro años después, el Tribunal Constitucional lo modificó", ha declarado a El País. "Si las cosas no hubieran ido así, ahora no estaríamos donde estamos", ha insistido.

El ex presidente de la Generalidad y ex líder del PSC José Montilla también ha criticado con dureza el texto firmado por Bono -que forma parte del libro 'Diario de un ministro' que se publicará en los próximos meses-. "Lamentable artículo de José Bono. El independentismo no crece por el Estatuto, sino por el recurso del PP y la sentencia del Tribunal Constitucional", ha señalado Montilla en un tuit.

Ernest Maragall, hermano del ex presidente autonómico Pasqual Maragall y entonces dirigente del PSC, también ha respondido. "Gracias Bono por ilustrar cómo el PSOE rechazó la propuesta de entendimiento catalana que Pasqual Maragall lideraba. Difícil mayor mezcla de ignorancia y mala fe", ha indicado a través de Twitter.

Juliana considera el texto de Bono una "venganza"

De igual forma, el director adjunto de La Vanguardia Enric Juliana ha cargado contra Bono en un artículo que publica este lunes. El periodista atribuye el texto del ex ministro socialista a una "venganza" de este contra Maragall porque los delegados del PSC no le apoyaron en el congreso federal del PSOE de 2000 cuando optaba a liderar el partido.

"Bono nunca ha perdonado que Maragall orientase el voto de los delegados del PSC a favor de José Luis Rodríguez Zapatero. En pocas palabras, Bono no fue secretario general socialista -y presidente del Gobierno de España-, por culpa de Maragall. La venganza dicen que es un plato que se sirve frío. A veces tan frío que el adversario ni siquiera puede defenderse", subraya Juliana.

Comentar