Mas mantendrá los preparativos para el referéndum aunque lo suspenda el TC

"Si el barco se queda sin motor, desplegaremos las velas para mantener el rumbo", señala el presidente de la Generalidad, que pide a los ciudadanos "capacidad de resistencia". Preguntado sobre si "está limpio de corrupción", responde: "Creo que sí, pero puedo haber tenido algún fallo alguna vez".

5 min
Entrevista al presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción
Sábado, 27.09.2014 22:07

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha asegurado este sábado que, aunque el Tribunal Constitucional suspenda la Ley de Consultas y la convocatoria del referéndum secesionista para el 9 de noviembre, seguirá con los preparativos logísticos y con la campaña institucional. Así lo ha anunciado en una entrevista emitida por TV3, unas horas más tarde de la firma de la convocatoria de la consulta independentista.

Para justiificar esa posición, Mas ha argumentado que "suspendida no quiere decir anulada", por lo que hay que estar preparado por si, posteriormente y antes del 9 de noviembre, el Tribunal Constitucional levantase esa suspensión cautelar.

"Yo he recogido opiniones muy diversas de expertos en Derecho constitucional, y mucha gente me dice que, si [la consulta] queda suspendida, vosotros tenéis todo el derecho del mundo a hacer todos los preparativos de cara al 9 de noviembre porque, si se levanta la suspensión, es evidente que se votará, y además, según cuál sea la resolución del TC, tendremos que estudiar qué extensión tiene", ha señalado.

Apela a la legalidad para defender la consulta

El presidente de la Generalidad ha defendido la legalidad de la convocatoria: "Pedimos la opinión para que la Generalidad pueda hacer su iniciativa legal, política e institucional; eso es competencia nuestra reconocida por la Constitución y por el Estatuto".

"Lo hemos hecho de forma impecable jurídicamente, si no nos lo dejan hacer será porque no respetan la legalidad que emana del Parlamento [autonómico] de Cataluña y de este decreto", ha insistido.

"Si el barco se queda sin motor, desplegaremos las velas para mantener el rumbo"

En caso de que, como todo apunta, finalmente no se pueda celebrar el referéndum, Mas ha explicado que se reunirá con los partidos que lo promueven para ver qué respuesta dan. "Llamaré a las fuerzas políticas que están a favor de la consulta y tomaremos las decisiones que hay que tomar y recuerde esto como metáfora: nuestro barco es un velero, no un barco a motor, los barcos a vela llevan un motor normalmente, si se quedan sin motor despliegan las velas y, por poco viento que haya, mantienen el rumbo".

Preguntado sobre si eso significa que no cierra la puerta a una declaración unilateral de independencia, Mas ha señalado: "No puedo ir más allá". En todo caso, ha insistido en que ahora está centrado en el referéndum dle 9N:

"Ahora tenemos el 9 de noviembre, es el mejor instrumento que tenemos en este momento; cualquier otro que podamos llegar a tener -si el motor deja de funcionar- será peor que el 9 de noviembre; por tanto, para elegir una cosa posible pero peor, quedémonos con la mejor,  y ahora defendamos lo que significa el 9 de noviembre".

De momento, descarta saltarse la ley

Mas ha descartado, de momento, saltarse la ley y las sentencias de los tribunales. "Para el reconocimiento de la comunidad internacional es básico que el referéndum que se haga o la consulta sea bien entendido, bien valorado y aceptado como un resultado democrático con suficientes garantías como para que se considere un resultado inapelable. A todos nos interesa que la respueta sea muy buena y que nadie la pueda discutir", ha indicado.

Y ha aprovechado para cargar contra el Gobierno: "El Estado español no ha llegado todavía a los estándares democráticos de otros Estados como el Reino Unido o Canadá, pero la gente no ha de tener miedo, sino que ha de tener seguridad de que estamos haciendo lo que nos toca hacer, lo que queremos hacer, lo que tenemos derecho a hacer, y lo que nos conviene hacer".

Pide a los ciudadanos "capacidad de resistencia"

El dirigente nacionalista también ha hablado de lo que ha sentido la pasada noche quedándose a dormir en el Palacio de la Generalidad: "He sentido serenidad por el deber cumplido -hoy he cumplido un deber ue tenía con mi país-, emoción por el sentido histórico -300 años después-, compromiso con tanta gente que cree en ello, y respeto por la magnitud del reto".

En ese sentido, se ha brindado a "asumir" sobre su persona "todos los riesgos necesarios" a nivel legal. Pero ha pedido a los ciudadanos catalanes "ayuda" y "capacidad de resistencia porque esto no es nada fácil" y "nos lo tenemos que ganar". "Esto es una conquista, no un regalo", ha añadido.

"Creo que estoy limpio de corrupción, aunque puedo haber tenido algún fallo"

Mas no ha querido posicionarse sobre un posible adelanto electoral en caso de que no pueda celebrarse el referéndum, aunque no ha descartado que ERC entre el el Gobierno autonómico. En todo caso, ha augurado que "ahora vienen semanas movidas". "Habrá muchas cosas, tendremos un montón de cosas, no se preocupen que no se aburrirán ustedes [los periodistas]", ha añadido.

Finalmente, preguntado sobre si "está limpio de corrupción", Mas ha dado una sorprendente respuesta: "Yo creo que sí, vaya, siempre me he comportado de una forma que creo que ha sido correcta. Puedo haber tenido algún fallo alguna vez, como todo el mundo, puede ser que sí, no lo sé".

Comentar