Mas prefiere ser ambiguo

Rull rechaza sacar las urnas a la calle

"No estamos para desobedecer", ha proclamado este viernes el 'número 2' de CDC, Josep Rull, "Defendemos la legalidad emanada del Parlamento [autonómico] de Cataluña", ha continuado, apelando a la ley de consultas no referendarias que aprobará la semana que viene la Cámara autonómica.

3 min
El coordinador general de CDC, Josep Rull, en la ofrenda floral de su partido en la Diada
Redacción
Viernes, 12.09.2014 17:32

Al día siguiente de la multitudinaria manifestación independentista de la Diada, a menos de dos meses del 9N, la fecha marcada por los partidos nacionalistas para su referéndum secesionista, CDC sigue jugando la carta de la ambigüedad. Mientras el partido, por boca de su numero 2, Josep Rull, ha rechazado "desobedecer" y sacar las urnas a la calle el 9N -como les reclaman sus aliados de ERC-, el presidente de la Generalidad y líder de la formación, Artur Mas, ha preferido mostrarse más ambiguo.

"No estamos para desobedecer", ha dicho este viernes Rull, entrevistado en el programa Herrera en la onda, de Onda Cero. "Defendemos la legalidad emanada del Parlamento [autonómico] de Cataluña", ha continuado, apelando a la ley de consultas no referendarias que aprobará la semana que viene la Cámara autonómica.

En esta línea, y lamentando que el Gobierno esté decidido a impugnar esta ley ante el Tribunal Constitucional, Rull ha asegurado que "dentro de la Constitución hay margen para poder hacer la consulta", y que desde CDC van a seguir "tomando medidas para hacer viable la consulta del 9 de noviembre".

A la vez, ha previsto que, si se produce el previsible veto del TC, al día siguiente "nos reuniremos todos los partidos favorables [al referéndum independentista], pediremos al TC que levante la suspensión e intentaremos seguir tomando medidas para hacer viable la consulta".

Mas: "Votaremos seguro"

Un mensaje parecido, aunque en un tono más ambiguo, ha dado Mas también este viernes. Entrevistado en el programa El món a RAC1, Mas ha parecido en algunos momentos muy categórico.

"No retiraré la consulta. Se lo he dicho del derecho y del revés. Se negociará lo que haya que negociar pero no lo resolveremos como lo habíamos resuelto tradicionalmente: iba el presidente de la Generalidad a la Moncloa, se llegaban a una serie de acuerdos, lo resolvíamos en el Parlamento [autonómico] de Cataluña y después venían los incumplimientos. Ahora no será así".

Un mensaje y un tono que puede hacer pensar en que Mas podría optar por forzar una consulta sin aval legal el 9N. Pero Mas ha dado también mensajes en una línea muy diferente. Como cuando ha razonado que, en la hipotética consulta, "se tienen que dar las garantías democráticas, que pasan porque todo el mundo sepa que el resultado se pueda dar por bueno a nivel internacional"

"Este conflicto se resolverá votando", ha añadido aun Mas. "Ahora bien, será votando y haciéndolo de una manera que todo el mundo entienda el resultado de esta consulta", ha precisado. "Votaremos seguro. Otra cosa es en qué condiciones", ha afirmado.

Comentar