Mas pretende hacer coincidir la consulta y unas elecciones anticipadas el 9N

De esta forma, el presidente de la Generalidad cumpliría su promesa de que el 9 de noviembre, de una forma u otra, se votará, aunque el Tribunal Constitucional suspenda el referéndum independentista. Sin embargo, según la ley, Mas ya no podría convocar elecciones autonómicas para el 9 de noviembre.

4 min
Artur Mas y Oriol Junqueras, en el Parlamento autonómico de Cataluña
Redacción
Martes, 23.09.2014 08:03

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, estudia la posibilidad de convocar para el próximo 9 de noviembre, no solo el referéndum independentista que promueve junto a ERC, ICV-EUiA y la CUP, sino también unas elecciones autonómicas anticipadas -a las que los nacionalistas tratarían de darle un carácter 'plebiscitario'-.

Así lo asegura este martes El Mundo, que señala que, de esta forma, el dirigente nacionalista podría cumplir su promesa de que, de una forma u otra, el 9N se votará -como ha venido repitiendo en los últimos meses-. Haciendo coincidir ambos comicios el mismo día, aunque el Tribunal Constitucional suspenda la consulta secesionista, no podría hacer lo propio con las elecciones autonómicas, puesto que su convocatoria es una potestad del presidente autonómico.

La convocatoria del referéndum, "en los próximos días"

Lo cierto es que Mas se encuentra en un callejón sin salida. El viernes se aprobó la Ley de Consultas no Refrendarias, que está a punto de ser publicada en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC). A partir de ese momento, Mas podría convocar la consulta independentista, pero el Gobierno también recurrirá la norma, que sería suspendida de forma cautelar por el Tribunal Constitucional en unos días, una vez se admitiese a trámite el recurso.

Este domingo, Mas aseguró que firmaría la convocatoria del referéndum secesionista "en los próximos días". Y todo apunta a que eso será antes de que acabe esta semana. El presidente de la Generalidad también aseguró que había que actuar con "determinación, firmeza, habilidad y astucia", lo que, según algunos analistas, da fuerza a la posibilidad de intentar hacer coincidir ambas convocatorias -la consulta y las autonómicas- el mismo día. Así lo creería también el Gobierno.

Según la ley, Mas ya no podría conovocar autonómicas para el 9N

Pero esta estrategia de Mas presenta un escollo legal. El Estatuto de Autonomía de Cataluña señala en su artículo 75 que, en caso de disolución anticipada del Parlamento autonómico, la convocatoria de nuevas elecciones autonómicas debe tener lugar "entre los cuarenta y los sesenta días siguientes a la fecha de publicación del decreto en el DOGC". Esto supone que, como máximo, Mas podría conovocar las autonómicas el próximo lunes día 29 de septiembre, para que estas se puedan celebrar el 9 de noviembre.

Sin embargo, Cataluña es la única Comunidad que no ha aprobado una ley electoral autonómica, que es la que debe regular de forma específica los procesos electorales. Al no tenerla, estos se rigen por lo que señala la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, conocida como LOREG.

En su artículo 42.1, la LOREG señala que, para las elecciones autonómicas, "los decretos de convocatoria señalan la fecha de las elecciones que habrán de celebrarse el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria". Es decir, según esta normativa, para poder celebrar elecciones autonómicas el 9 de noviembre, Mas debería haberlas convocado, como muy tarde, el pasado 16 de septiembre.

De hecho, el decreto de convocatoria de las pasadas elecciones autonómicas cumplió estrictamente lo que establece la LOREG. El decreto fue publicado en el DOGC el 1 de octubre de 2012, 54 días exactos antes de la fecha de los comicios, y reconoce que la convocatoria se rige por la LOREG.

Así lo admitió también Josep Maria Reniu, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Barcelona y miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), el órgano creado por Mas para guiarle hacia la secesión. Reniu señaló que "no podemos utilizar lo que marca el Estatuto -entre 40 y 60 días- porque no tenemos una ley electoral y nos regimos por la LOREG, que fija un período de 54 días [de antelación]". "El 9 de noviembre, cuando seamos llamados a las urnas, no será por ningún otro proceso que no sea el de responder a la pregunta que se pactó en diciembre de 2013", subrayó durante una entrevisa en 324.

En todo caso, El Mundo apunta que CDC y ERC podrían estar negociando la formación de una candidatura conjunta para concurrir a esas elecciones -ya se celebren el día 9 ó dos semanas después- con un único punto en su programa electoral: conseguir la independencia de Cataluña.

Comentar