"Son un torpedo en la línea de flotación del espíritu europeo"

Rajoy advierte a Mas de que la UE no dará "facilidades" a un proceso secesionista

El presidente del Gobierno recuerda que la independencia supone quedar fuera de la UE, y que ninguno de sus Estados miembros muestra "entusiasmo" por ese tipo de proyectos. "Todo el mundo en Europa cree que estos procesos son enormemente negativos, crean problemas muy importantes en ámbitos como por ejemplo la moneda, la deuda pública, el pago de las pensiones; producen recesión económica y pobreza para todos, y creo que eso es bueno que se ponga en conocimiento del conjunto de los ciudadanos", señala Rajoy.

5 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
Redacción
Miércoles, 17.09.2014 09:54

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este miércoles de que ninguno de los Estados miembros de la UE va a dar "facilidades" a las regiones que traten de independendizarse ya que estos procesos no generan ningún "entusiasmo" en Europa.

Así lo ha señalado durante la sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso de los Diputados, al responder a una interpelación del PNV sobre las consecuencias de una virtual independencia de Escocia tras el referéndum de este jueves.

"Yo no voy a entrar en lo que pueda pasar mañana en Escocia, pero sí le diré que he hablado con los representantes de esos 28 Estados y que entusiasmo por estos procesos, ninguno. Porque se entiende -y yo también lo entiendo- que son malos para la región de que se trate, para el Estado, para el conjunto de la UE, afectan a la riqueza, al empleo y al bienestar de todos los ciudadanos, y a la propia esencia de la UE. Por tanto, facilidades para quienes se integren en este tipo de procesos, me temo que muy pocas por parte de los 28 Estados de la UE", ha sentenciado.

Advierte de las consecuencias de quedar fuera de la UE

Rajoy ha recordado que, según la normativa comunitaria, si una parte de un Estado se separa, se queda fuera de la UE, "y desde entonces no se le aplica nada del acervo comunitario: ni la libre circulación de personas, capitales, mercancías, servicios, ni la moneda, Banco Central Europeo, ayudas agrícolas, etcétera".

"Esa región puede efectivamente solicitar su ingreso en la UE, si actúa de acuerdo con la legalidad, y una vez lo pide, se abre un proceso que puede durar años. En el caso de España duró ocho años, en el caso de Croacia, el último que entró, muchos más. Ese proceso requiere el acuerdo unánime de los 28 Estados que forman la UE", ha añadido.

"Un torpedo en la línea de flotación del espíritu europeo"

El presidente del Gobierno también ha subrayado que "hay muchas diferencias entre el proceso que se está produciendo en Escocia y otros acontencimientos que están teniendo lugar aquí". "Probablemente una y muy imporante es que Escocia prácticamente no tiene competencias al lado de las que tiene País Vasco, Cataluña y otras muchas CCAA españolas", ha insistido.

Rajoy ha insistido en que "todo el mundo en Europa cree que estos procesos son enormemente negativos, crean problemas muy importantes en ámbitos como por ejemplo la moneda, la deuda pública, el pago de las pensiones; producen recesión económica y pobreza para todos, y creo que eso es bueno que se ponga en conocimiento del conjunto de los ciudadanos".

"Pero hay un argumento que es más importante, si cabe: estos procesos son un torpedo en la línea de flotación del espíritu europeo, porque Europa se ha hecho para integrar Estados y no para fragmentar Estados. Y ese es el signo de los tiempos: la integración, y no la separación. Y lo que necesitamos hoy es países y uniones fuertes para plantar cara a los retos globales que en estos momentos se están produciendo en todo el mundo. Por eso va a ser muy difícil que se admita esa posibilidad que usted me ha planteado, aquí y en cualquier lugar del mundo", ha finalizado.

"El derecho de autodeterminación no está recogido en la Constitución"

En la misma sesión de control, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respondido a una pregunta de CiU sobre la concentración independentista de la Diada advirtiendo de que "el derecho de manifestación es un derecho fundamental pero el derecho de autodeterminación ni está recogido en nuestra Constitución ni en la práctica totalidad de las constituciones del mundo".

"Si algunos ciudadanos, algunos partidos políticos, algunas instituciones quieren cambiar esa Constitución tienen que acogerse a los procedimientos democráticos. Porque votar es importante pero especialmente respetar lo que se ha votado. Y lo que es España lo hemos decidido entre todos, y lo hemos recordado en esta Cámara por unas amplias mayorías", ha añadido.

"Dividir a los españoles y enfrentarlos nunca es la solución"

La vicepresidenta también ha recordado que incluso algunos de los miembros del Consejo de Garantías Estatutarias han alertado de que "lo que piden" los partidos nacionalistas "no solo es contrario a la Constitución, sino también al Estatuto de Autonomía".

"Esa es la ley y ese es el sentir de los tiempos. Por ahí es por donde va el mundo. Juntos, la sociedad española -y reconozco abiertamente que no lo hubiera hecho sin el apoyo de la sociedad catalana- ha construido una gran democracia, ha afianzado los derechos, ha logrado uno de los Estados más descentralizados del mundo. En otros lados, no habría debate si el nivel de competencias fuera el que tiene Cataluña y el que tiene el País Vasco. Le invito a que trabajemos todos juntos, a que sigamos sumando esfuerzos. Dividir a los españoles y enfrentarlos nunca es la solución. ¿Y sabe cómo se les enfrenta? Sencillamente cuando se les hace elegir entre la legalidad y los procedimientos que ustedes defienden", ha concluido.

Comentar