"lo planteé en 1993"

Ribó dice ahora que conocía irregularidades de Pujol desde hace más de dos décadas

Como por arte de magia, proliferan los responsables políticos que aseguran haber tenido constancia del fraude fiscal cometido durante más de tres décadas por el ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol. El Síndic de Greuges sostiene, por su parte, que hace más de veinte años que estaba al corriente de las presuntas irregularidades de Pujol y su entorno.

3 min
Artur Mas y Rafael Ribó, en el Parlamento autonómico
Redacción
Miércoles, 3.09.2014 10:56

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha admitido este martes que en 1993, durante su etapa al frente de ICV-EUiA coincidiendo con el mandato de Jordi Pujol en la Generalidad, estaba al corriente de las presuntas irregularidades de la familia del ex presidente autonómico.

Ribó, en una entrevista para El Economista, ha desvelado que en su día planteó varios interrogantes acerca de las presuntas corruptelas del fundador de CiU y CDC y de su entorno que fueron respondidas, según él, siempre de forma "evasiva, cuando no con mentiras".

"Siempre nos dijeron que no"

"Oficialmente no teníamos pruebas", ha matizado, "si las hubiera tenido las hubiera llevado ante el juez, eran apariencias bastante fuertes", ha asegurado.

Y sin embargo, Ribó ha explicado que "sobre este caso intentamos adivinar si alguna de las empresas de la familia Pujol tenía acceso a contratos o concursos públicos por trato de favor y hasta qué punto la administración había beneficiado a estas sociedades. Eso es lo que intentamos averiguar y a lo que siempre nos dijeron que no".

"Yo ya sabía que Pujol como gestor era un desastre"

El 'defensor del pueblo' catalán ha espetado entonces que la confesión de fraude fiscal del 'padre' del nacionalismo catalán contemporáneo no le ha "descubierto un Pujol irregular porque desde 1993 yo ya lo planteé":

"Igual que la tenía yo [esa información], el resto la podía tener [...] Algunos eran socios de Pujol, como el PP, y otros debían tener servidumbre con el Gobierno del PSOE, como el PSC, y por tanto no hacían servir esta información. A mí me consta que provoqué muchos enfados". 

"Yo ya sabía que Pujol como gestor era un desastre, como político era un gran político y como gobernante la historia dirá, aunque ahora ha quedado manchada por esta confesión, pero hizo cosas muy positivas", ha proseguido para apuntar, no obstante, que "quizá" ha confesado su fraude "para avanzarse a un posible impacto más fuerte". "Una posibilidad es que lo hiciera apretado en pensar que si no lo hacía pudiera salir algo más gordo al cabo de poco tiempo".

"Cuando encuentran algo, no se puede negar"

Ribó también ha estimado que "probablemente hay una sobreinvestigación en Cataluña en este momento, cuando tú planteas una cuestión importante, como la que se ha puesto encima de la mesa", en alusión al proyecto secesionista auspiciado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas. 

Sin embargo, el Síndic de Greuges ha sido claro al expresar que "cuando encuentran algo, no se puede negar". "Yo le pediría a Pujol que llegue hasta el final, que salgan todas las irregularidades. No me vale la excusa de que otros también defraudan a Hacienda, porque otros no son presidentes de la Generalidad", ha sentenciado.

Comentar