"Quiebra de la legalidad"

Sánchez, sin fisuras al lado de Rajoy contra la consulta independentista del 9N

Se pone al lado del Gobierno ante la "vulneración de la ley" de Mas. A la vez, insiste en proponer una reforma constitucional en clave federal, porque "petrificar" la Carta Magna "no la hará más fuerte".

2 min
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
Redacción
Lunes, 29.09.2014 18:15

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado este lunes un apoyo sin fisuras a su más directo rival político, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ante el reto planteado por la Generalidad y su presidente, Artur Mas, al convocar para el 9 de noviembre una consulta secesionista que ambos consideran ilegal.

En rueda de prensa en la sede del PSOE, Sánchez ha calificado la actuación de Mas de "quiebra de la legalidad", porque "daña profundamente a la democracia española", según ha razonado.

En esta linea, Sánchez ha expresado su total apoyo al Ejecutivo, incluyendo, muy especialmente, los dos recursos de inconstitucionalidad que el Gobierno de Mariano Rajoy ya ha presentado ante el Tribunal Constitucional para impedir la consulta. No obstante este apoyo inequívoco, Sánchez también se ha mostrado crítico con Rajoy.

Pide una solución "política"

Así, ha expresado que "gobernar no es solemnizar lo obvio" y que a una crisis política como la planteada por Artur Mas hay que responder con más "política", y no solo con el recurso a la ley.

Una argumentación que ha llevado a Sánchez a reiterar su apuesta para dar una salida al reto secesionista: la reforma de la Constitución en clave federal. "Soy muy testarudo y voy a plantear una y otra vez al presidente del Gobierno la reforma constitucional, con todo el cariño, el respeto y con la lealtad que sabe que le tengo al presidente del Gobierno", ha expresado. "Petrificar la Constitución no va a hacerla más fuerte", ha insistido.

Dicho esto, Sánchez ha criticado la actuación de la Generalidad, porque, según ha explicado, "los procedimientos son la garantía de la democracia y no puede justificarse ningún acto contrario a la ley". "Cuando la ley se vulnera la única respuesta legítima es aplicar las soluciones que ofrece el Estado de derecho", ha cerrado.

Comentar