Un asesor de Mas en el CATN asegura que "la suspensión de la autonomía de la Generalidad sería inconstitucional"

Josep Maria Reniu apela a una respuesta de "la ciudadanía" contra el Tribunal Constitucional, si suspende el referéndum independentista. Y plantea una estrategia que pasaría por presentarse como víctimas ante la comunidad internacional.

3 min
Josep Maria Reniu, miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional
Redacción
Domingo, 21.09.2014 11:25

"La suspensión de la autonomía [de la Generalidad] sería inconstitucional". Así se ha posicionado este domingo Josep Maria Reniu Vilamala, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Barcelona y miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), el órgano creado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, para guiarle hacia la secesión.

En una entrevista en TV3, Reniu ha defendido que el artículo 155 de la Constitución no avalaría una suspensión de la Generalidad en caso de desobediencia a la ley, sino que simplemente establece "la posibilidad de que en un proceso que es bastante complejo políticamente se fuerce en un ámbito concreto, en una decisión concreta, en un comportamiento concreto a algún político o funcionario en una determinada dirección".

Apela a una respuesta de "la ciudadanía" contra el Constitucional

El asesor de Mas ha señalado que, ante una probable suspensión de la consulta independentista del 9N por parte del Tribunal Constitucional, solo hay "dos opciones": o "agachamos la cabeza", o "estamos convencidos de que esto merece llegar hasta el final e intentamos bloquear de cualquier forma la suspensión para seguir adelante".

Por ello, Reniu ha apelado a la fuerza de "la ciudadanía". "Por suerte, tenemos a la ciudadanía como gran motor del proceso, y esta ciudadanía acabará liderando la respuesta a este bloqueo sistemático. Es de esperar que haya un papel importante de la sociedad. Quiero entener que el Gobierno del Estado en algún momento tendrá que recapacitar y darse cuenta del gran error político y democrático que está a punto de cometer y finalmente flexibilizar su posición", ha señalado.

Aplaude la estrategia de Mas

Por otra parte, el profesor universitario ha apoyado la estrategia de Mas al retrasar la convocatoria del referéndum secesionista. "[Estamos ante] uno de los escenarios más bonitos en el ámbito de la actividad política, porque es ver cómo se está administrando el tiempo político. Mas dispone del control de la estrategia política vinculada al tiempo y está esperando la ventana de oportunidad -dentro de un período que tiene de 15 días- que puede ser muy importante para los pasos que vienen después", ha explicado.

Una estrategia que formaría parte de una suerte de "gran partida de ajedrez" con el objetivo de poder "ir aprobando todas las medidas vinculadas" a la preparación de la consulta.

Objetivo: presentarse como víctimas ante la comunidad internacional

Reniu ha insistido en defender la legalidad de la Ley de Consultas, asegurando -al contrario que lo señalado por Pilar Rahola, compañera suya en el CATN- que no se trata de hacer pasar un referéndum como una consulta. "Otra cosa es que el decreto de convocatoria sea más asumible que lo recurran", ha reconocido.

En todo caso, Reniu ha descartado una declaración unilateral de independencia, porque no estaría bien visto por "la comunidad internacional", y ha apelado al victimismo: "Cuando llegue el escenario de que el 9 de noviembre no se hayan podido colocar las urnas o que haya habido alguna intervención por parte de un juez o de las fuerzas de orden público, los que se oponen a la manifestación de la libre voluntad de los ciudadanos de Cataluña habrán perdido".

Comentar