Revista de prensa

Trío en Palacio: Mas, Forcadell y Casals, a escondidas

El presidente de la Generalidad no para, pero el plof bursátil y las fianzas impuestas a Rato y Blesa acaparan las portadas. En El Periódico, Oriol Junqueras da por concluido el acuerdo con CiU. Intercambios de pareja.

7 min
Pablo Planas
Viernes, 17.10.2014 10:41

Un caos. La política catalana se ha convertido en una parodia del asedio de 1714, sólo que sin enemigos, sin asedio y sin ton ni son. El presidente de la Generalidad, Artur Mas, se deja ver con el líder de las CUP, David Fernàndez. Después se reúne con Carme Forcadell y Muriel Casals, a la sazón presidentas de la ANC y Òmnium. Junqueras se retrata en El Periódico y afirma, en entrevista con Xabier Barrena y Rafael Tapounet, que el único camino son las elecciones y la proclamación de la independencia. Nadie contempla que las urnas arrojen el típico resultado que es un sí, aunque no; un pero casi, las amargas victorias, las dulces derrotas y la tradicional ilegibilidad de las urnas. La sustancia es que la porcelana no está rota sino que es la muñeca de la película de terror y ERC ya no sostiene a CiU, que no habrá presupuestos y que la lista única debe ser posterior al compromiso de Convergència de proclamar la independencia.

Había más organización en el viaje de vuelta de la Armada Invencible. Lo líquido deja paso a lo gaseoso y el Gobierno de Rajoy trata de forjar una sociovergencia que agote la legislatura, aplace el problema y abuse de la perdiz. La trama se complica y corre el riesgo de hacerse inextricable. A ratos sorprende, a ratos aburre y tiende siempre al bucle, al paréntesis y a la nota a pie de página. Es el chiste de los quince payasos en un seiscientos.

Como hay vida fuera de Marte, de la Tierra llegan noticias alarmantes. Estamos en octubre, el mes en el que las bolsas hacen plof, una tradición que data de 1929 con episodios recurrentes en 1997, 2008 y en este año de gracia de 2014. Esta nueva ciclogénesis financiera coincide con el acceso temporal de España al Consejo de Seguridad de la ONU. Gran alborozo en Abc y La Razón. Competíamos con Turquía, que afronta lo de la "seguridad" en primera línea, en su mismo patio trasero, pero García Margallo, que si de algo entiende es de lo suyo, se apuntó todos los tantos y salimos en segunda vuelta. Lo de Eurovisión será imposible, pero a lo del Consejo de Seguridad hemos estado de puerta grande. "España gana peso en el mundo" titula el Abc. En La Razón, la portada es para el expediente de las tarjetas negras de Caja Madrid, con una foto de Blesa tras salir de declarar ante el juez Andreu. Enorme fianza. De vuelta a la ONU, el titular interior es "Spain is back", que resume el ingreso del Reino en el restringido club que decide dónde y cuándo se bombardea aquí.

Lo de los plásticos es portada en La Vanguardia, que titula "Fianzas millonarias a Blesa y Rato por las tarjetas opacas". Dieciséis millones de euros tendrá que pagar el primero, tres el segundo. Lo mismo en El Mundo e idéntico en El País. En El Periódico, la entrevista a Junqueras ya mencionada y que "CDC abona la lista de la ANC y Òmnium". La abona, la riega, la cuida y la mima a la espera de que se concrete lo que anunciaba ayer Bolaño en La Razón y recogen hoy el resto de los periódicos, las citas secretas entre Mas e Iceta.

Más Cataluña. Según el Ara, Duran está a punto de convertirse en el gran "outsider" de la política local. Que no encuentra peña para su plataforma centrista, afirma el diario, que titula "Duran se encalla". Se nota el malestar en las filas soberanistas con Unió, que es el dique de contención o bulto sospechoso del frente de la cosa. En El Punt-Avui, siempre en positivo, inasaquibles al desaliento, impasibles ante los elementos, la portada es un vamos, vamos, que aún hay partido. "Unidad en construcción", titulan, con la señal de tráfico amarilla de un monigote con una pala. Menos mal que en la dicha señal pone "en construcción" porque de lo contrario podría entenderse que la unidad reposa bajo tierra.

En El Mundo, Federico Jiménez Losantos se lo toma con el humor justo: "Barcelona es, sin duda, el sitio adecuado para revitalizar la cosa chistosa, porque de chiste es lo que allí está pasando. Lo último del Ubu Mas y el Comandante Quico es el merendéndum que va a sustituir al referéndum que iba a cortar definitivamente esas cadenas que atan a los kunta kintes catalanes a sus despóticos amos de Alabama-drid. La jornada del nou-nou, mau-mau, cumple, costellada o merendéndum durará quince días, como cuando en los comienzos de la democracia norteamericana se daba medio mes para votar, hasta que bajaran en mula a votar los tramperos de las montañas. En Cataluña, donde la gente vive en un pañuelo, se podría contar todo en una hora, pero el escudero de Ubu Mas ha dicho que aunque el resultado lo darán el segundo día, habrá 13 más para completarlo, o sea, mejorarlo. Como no hay censo y puede votar cualquiera, las camisas pardas separatistas irán a votar las veces que haga falta, hasta conseguir el 100% de votos contra España. Pero cuidado, escamots, porque en Bulgaria, famosa por sus mayorías comunistas, una vez se le fue la mano al camarada, le salió un 101% de votos a favor y acabó en la cárcel".

Continúa el columnista: "Lo que no tiene gracia en esta charlotada, que resume, entre otros, los delitos de sedición, prevaricación y malversación de fondos, es que la pagamos todos los españoles, aunque no nos haga maldita la gracia".

Una noticia catalana ajena al proceso. ¿Cómo? Sí, en El País y a cargo de Jesús García. Erase una vez que se era...

Y ahí va: "Joaquim Nadal, dirigente histórico del socialismo catalán y exconsejero de Obras Públicas de la Generalitat con el tripartito, pudo haber participado en una “estafa” millonaria a una promotora inmobiliaria para favorecer al editor y empresario José Manuel Lara. La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Nadal “promovió las negociaciones pertinentes” para firmar en octubre de 2006 un convenio que trasladó la ubicación de un futuro polígono industrial en Santa Cristina d’Aro (Baix Empordà). El fiscal Fernando Maldonado y la Guardia Civil sospechan que la preservación como “zona verde” de un área conocida como Molí d’en Reixac no vino motivada por la sensibilidad medioambiental de los dirigentes políticos, sino que pretendía favorecer los intereses del presidente del grupo Planeta y su familia, que apenas cuatro meses antes de la firma del convenio habían comprado allí una masía llamada Can Dalmau —y un terreno forestal adyacente— por 6,5 millones de euros".

Detenidos el alcalde y un concejal de Alcanar, de ERC. Asunto inmobiliario, orden judicial, típica historia, como lo de antes, como lo de siempre, como lo de las tarjetas.

Vuelve el ébola. Seis nuevos ingresados, cuatro de ellos con síntomas, según La Razón. Mejora Teresa Romero.

Mas continúa las negociaciones, Duran tiene previsto hablar con Iceta, alguien más del PP y Espadaler. Fernàndez ha quedado con Homs. Junqueras ha llamado (a capítulo a Carme Forcadell) y en Iniciativa ya no reconocen a Muriel Casals. Esto está más complicado que "Amarte así, Frijolito".

17 de octubre, Ignacio de Antioquía, Víctor, Rodolfo, Herón, Mariano, Zanón, Oseas y Catervo

Comentar