Desencuentro total entre Mas y ERC

"Choque de trenes" entre CDC y ERC

La cínica y mentirosa TV3 continúa haciendo cábalas sobre la consulta. Lo hace para desviar la atención del enfrentamiento definitivo entre CDC y ERC, esta apoyada por Iniciativa y la CUP. Se ve como todo ello (consulta, unitarismo de puertas afuera, quimeras pseudojurídicas) escondía sólo la voluntad de poder personal de Artur Mas. Era y es un aventurero, practicando el más puro aventurismo. La película (obra de TV3) está acabando con su muerte política.

4 min
Mas y Junqueras, el 19 de diciembre del 2012, después de la firma del pacto de gobernabilidad en el Parlamento autonómico
Alfons Quintà
Viernes, 3.10.2014 17:14

Ya hay un "choque de trenes". Pero es interno al soberanismo. En efecto, CDC y ERC han llegado a una situación de ruptura que parece insuperable, según me informa una alta fuente de ERC. Para salir del pozo de la fallida consulta, Mas quiere una coalición electoral que él mismo encabezaría, con Junqueras de número dos. ERC (como la CUP e Iniciativa) lo encuentran "inadmisible".

Mas convocaría elecciones de forma casi inmediata. Sería lo que enfáticamente denominan elecciones plebiscitarias. La composición de la lista conjunta de CDC-ERC-CUP e IC sería proporcional a la del actual del Parlamento autonómico, elegido el 25-N de 2012.

"Mas nos toma por tontos"

Esto último ha acabado de escandalizar a ERC, dado que todas las encuestas indican que actualmente ERC supera a CDC, en cuanto a expectativa de voto. "Mas nos ha tomado por tontos", me dice la fuente informante, de ERC.

Aun hay más. Mas propone, como salida del actual ajetreo, olvidar la consulta y que la ahora imposible coalición CDC-ERC-CUP-IC se comprometiera, como solución, a hacer que el Parlamento catalán presentara al español una propuesta de reforma de la Constitución. Por su parte, ERC y CUP reclaman que al día siguiente de las elecciones hubiera una declaración unilateral de independencia.

Mas: ganar o retirarse

"Resulta evidente -me dice la fuente- que no puede haber un acuerdo. Sólo falta poner fecha a la muerte del intento". La misma fuente añade: "El último encuentro entre Mas y Junqueras fue un desastre. Mas dijo a Junqueras que no se presentaría a las autonómicas (que serían para efectuar enseguida, nuevamente adelantadas) si no era como líder de la coalición llamada "plebiscitària". Mas no quiere ser cabeza de una lista sólo de CDC porque sabe que el batacazo sería inmenso".

La fuente me explica que "Mas quiere ganar o retirarse haciéndose pasar por un mártir. En ERC lo encontramos indecente. Si no nos entendemos, y está claro que es así, tienen que ser los dirigentes de CDC y esencialmente el propio Mas los que tienen que luchar por su partido, como nosotros también luchamos por el nuestro. A CDC tantos años soberbia le han hecho perder el entendimiento".

La comisión sobre Jordi Pujol

Una fuente de CDC me confirma la información expuesta. "No veo ninguna solución posible. Habrá elecciones, las ganará ERC, Junqueras será presidente de la Generalidad, formará un gobierno horrible y continuará dominado por un inmenso maximalismo. El bajón de Cataluña y del catalanismo posible será espectacular, irrecuperable".

Tanto la fuente de CDC cómo antes la de ERC creen que juega un papel clave, respecto al desencuentro entre CDC y ERC, la constitución de la comisión parlamentaria de investigación sobre Jordi Pujol y el sistema de corrupción que creó. Opinan que Mas no puede permitir que haya elecciones después de meses de trabajos de esta comisión, ya aprobada. La imagen de CDC aun caería más bajo, que ya es decir.

CDC, entre quedar mal y peor

Por lo tanto, creen que Mas se verá obligado convocar elecciones sin que ERC tenga mucho más que hacer. "En unas elecciones celebradas antes de que esta comisión haya empezado a trabajar, CDC ya recibirá un batacazo inmenso. Pero si antes hay unos meses de investigaciones sobre el escándalo del sistema Pujol, entonces CDC pasaría a ser una fuerza infinitesimal", me dice la fuente de CDC.

Varias fuentes me dan detalles de cómo fue el último Consejo Ejecutivo de la Generalidad, el pasado martes. Me precisan que el consejero más maximalista fue Andreu Mas-Colell. Superó incluso a Homs. Lo explican porque Mas-Colell prefiere un descalabro general a que haya valoraciones más detalladas de los consejeros. Lo mostrarían como un auténtico farsante, al haber llevado a cabo una gestión económica desastrosa. En sanidad y en todo Mas-Colell ha superado en dureza incluso al malvado Boi Ruiz.

Comentar