Revista de prensa

Carme Forcadell convoca las "plebiscitarias" para febrero

"Jaque a Mas" resume El Periódico. La Vanguardia da por hecho que Mas adelantará las elecciones por la "presión" de la ANC. Más negocios de los Pujol en el Abc y un criminal en la portada de El Mundo.

8 min
Pablo Planas
Lunes, 20.10.2014 10:59

El "proceso" acentúa el aire irresponsable e irrespirable de asamblea universitaria. Carme y Muriel, las delegadas de quinto, han decidido que no se reaundarán las clases hasta que el rector convoque elecciones, cosa que topa con la libertad de cátedra, por decir algo, del profesor Junqueras y los ayudantes Herrera, Arrufat y Fernàndez. Cataluña, la política, está en el centro de un bucle que no tiene salidas de emergencia. Es un desastre sin paliativos. El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell gestiona una quiebra indisimulable. La liquidez de la administración autonómica depende más que nunca de las inyecciones del Estado y el presidente de la Generalidad se mece plácidamente en la inestabilidad, como si disfrutara del naufragio, irresponsable respecto a las consecuencias sociales y económicas del desatino permanente, de la pornografía de lágrimas radiofónicas e ictericia callejera.

Para los periódicos catalanes, el acto dominical de la ANC fue todo un éxito, además de un "imperativo legal". En La Vanguardia titulan: "La presión de la ANC empuja a Mas a adelantar las elecciones". En El Periódico: "Jaque a Mas". En El Punt-Avui: "Ultimatum amarillo". En Ara: "Apoyo al 9-N con condiciones". La imagen es la plaza de Cataluña llena. El diario de Godó acierta esta vez con la fotografía, entre otras razones porque la ANC ha pasado de ocupar toda Cataluña a conformarse con el mismo escenario de la Hispanidad. Nadie cuestiona la cifra de la Guardia Urbana: 110.000 personas. Según y cómo, podría considerarse un pinchazo, una posible muestra de fatiga movilizadora, de hastío, de fiesta que comienza a convertirse en un pestiño, de digestión pesada de la retórica histórica, del momento crucial, de la releche catalanística. Todo es relativo, líquido y amarillo.

El "relato" incide en el horizonte electoral inevitable a día de hoy. Mañana será otro día y cada día con Mas y Junqueras contiene una nueva promesa de perdiz mareada, de olla que bulle y año empujado. Las elecciones, por tanto, serán en febrero. O no. No habrá lista única. O sí. Lo único seguro es que lo del 9-N saldrá bien. Aún no se sabe cómo, pero está garantizado. Ha ganado la calle, gobierna la ANC, influye Òmnium y ejecuta Mas, tras escuchar a su plenipotenciaria Rakosnik. Ya ni su propio parlamento les sugiere el más mínimo respeto. Un nuevo partido surge del cemento, la fusión de la ANC con Convergència.

Puede ocurrir que en unos pocos meses no exista CiU, Unió sea un partido de derechas, ERC regrese a su tradicional marginalidad y Forcadell sea la número dos de una lista liderada por Mas. Sí, que sí, que los estatutos de la ANC le impiden entrar en política. Pero esto, el proceso, que ya no es una cuestión legal, también ha dejado de ser política. Manda la sentimentalidad, imperan las hormonas, son los estados de ánimo. ¿Estatutos? Todo es posible, you know.

En El País, Àngels Piñol asume la crónica del evento: "El independentismo catalán condicionó ayer el apoyo logístico a la consulta del 9-N ideada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, a que este convoque elecciones plebiscitarias en el plazo de tres meses. El ultimátum, lanzado por la presidenta de la Asamblea Nacional, Carme Forcadell, en un acto multitudinario celebrado en la plaza de Cataluña de Barcelona y organizado por la citada organización y Òmnium Cultural, contraviene los planes de Convergència i Unió, que pretende dilatar todo lo posible la celebración de comicios para tratar de recuperar la ventaja en expectativa de votos que le saca Esquerra. La exigencia de la sociedad civil no solo pone en serios aprietos la nueva estrategia de Mas, sino que ahonda en la ya profunda fractura que el proceso soberanista ha abierto en el seno de la federación. El líder de Unió, Josep Antoni Duran, se mostró muy crítico ayer, en un acto en Mataró, con la apuesta de declaración unilateral de independentismo que defiende ERC y dejó claro que su formación no seguiría esa senda. Duran abogó por negociar con el Estado español una vez que se celebren elecciones plebiscitarias, a las que parece resignado. Los republicanos, por el contrario, no aprueban ningún tipo de diálogo".

En medio de semejante carajal, La Razón alerta de los contactos de Arran, la organización juvenil independentista, con sus colegas vascos, los cachorros de Batasuna. Se trata, según J. M. Zuloaga, de "agitar el 9-N", y afirma que "fuentes policiales alertan de posibles actos de terrorismo callejero en las próximas semanas". Es el perfil inquietante de los experimentos sociales, de la complicidad con la suma de nihilismo, ignorancia y discursos sobre la patria. Se detallan cuatro reuniones desde el pasado septiembre entre los escoltas catalanes y los boy scouts del vasquismo leninismo.

La portada de El Mundo también muestra los restos de serie del terrorismo en estado puro. Es una entrevista con un engendro que responde al nombre de Josu Zabarte, alias "Carnicero de Mondragón". Que no se arrepiente. Diecisiete muertos a sus espaldas. "Ejecutados", dice la bestia.

Los periódicos madrileños se ocupan también de la asamblea de Podemos, magnifico guirigay en el que Pablo Iglesias dijo que no quiere ser "macho alfa", que nadie es imprescindible y tal. Es el David Fernàndez de Vallecas, pero su éxito catódico es incomparable. Un fenómeno Iglesias, aunque le ha salido una contestación interna nada desdeñable. Los cinco eurodiputados están a la gresca entre ellos.

En Abc no levantan el pie del caso Pujol y renuevan el arsenal de indicios sobre la naturaleza opaca del holding familiar. La última es un negocio frustrado en Inglaterra con el singular nombre de "SnOasis", simbiosis de nieve y oasis, puesto que el negocio era una pista cubierta de esquí con los beneficios del oasis catalán. Evidente. Firma la nota Javier Chicote: "Jordi Pujol Ferrusola ha invertido una parte de su fortuna en la construcción de la mayor pista de esquí cubierta de Europa, proyectada en la localidad británica de Great Blakenham, en el condado de Suffolk, 135 kilómetros al noreste de Londres. Se trata de un controvertido proyecto de 300 millones de libras (casi 400 millones de euros) denominado SnOasis, que también incluye un hotel, un centro de convenciones y una pista de patinaje. Tras numerosos retrasos, pretende abrir sus puertas en 2016, pero las obras están paradas por varios incumplimientos legales. Según fuentes consultadas por ABC, el primogénito del expresidente de la Generalitat se ha servido, presuntamente, de varias sociedades y testaferros para comprar una parte del proyecto, cuya cuantía se desconoce. El entramado societario usado es el que puso en marcha Herbert Rainford, el financiero británico de origen indio señalado en la investigación como el principal testaferro de Jordi Pujol Ferrusola".

Buenas noticias. La enfermera del ébola, Teresa Romero, ya no tiene ébola. Malas noticias, de última hora, posible caso de ébola en Barcelona.

El guante de todo está recogido en un párrafo del artículo de Federico Jiménez Losantos en El Mundo: "En España, siempre más cerca del esperpento que del vodevil, el pequeño Nicolás no es un napoleón de Hungría, un francés republicano del exilio español o un aventurero de la guerra, sino el okupijo, ese niñato con pinta de trepa que se colaba en las fotos de los poderosos, como uno más, o sea, como un okupa más. Porque cuando un okupa no desentona entre los poderosos de toda condición, ni en la Corte, ni en el Gobierno, ni en la Patronal, ni en los Sindicatos, ni con Aznar ni contra Aznar, es porque ya nada entona con nada y, por eso, nada desentona, ni el Pequeño Nicolás".

20 de octubre, Honorio, Irene, Sindulfo, Basilio, Daniel, Feliciano, Somancio y Vidal

Comentar