Ha encargado un informe jurídico

El Gobierno estudia recurrir ante el TC la consulta independentista alternativa del 9N

Saénz de Santamaría, anuncia que el Gobierno ha encargado un informe a los servicios jurídicos del Estado, como paso previo a un posible recurso ante el Tribunal Constitucional, que suspendería el 9N alternativo si admitiera a trámite el recurso. Rajoy acusa a Mas de intentar "provocar un viaje hacia la Edad Media" con su proyecto rupturista.

4 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Redacción
Viernes, 24.10.2014 16:26

Después de la suspensión por el Tribunal Constitucional (TC) del referéndum secesionista planteado originalmente para el 9 de noviembre por CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, la alternativa ideada por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, el simulacro de consulta sin censo anunciado ahora para el 9N, podría ser recurrido también por el Gobierno ante el Alto Tribunal.

Así lo ha advertido este viernes la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha anunciado que el Gobierno ha encargado un informe jurídico para estudiar la posibilidad de recurrir ante el TC el 9N alternativo, como ya hizo con la convocatoria del 9N original, que quedó suspendido automáticamente al admitir a trámite el Alto Tribunal el recurso del Gobierno.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y ante el hecho de que, para llevar a cabo el anunciado simulacro de consulta del 9N, se requerirá el trabajo de funcionarios y representantes electos en los ayuntamientos, Santamaría ha advertido de que el nuevo procedimiento anunciado por la Generalidad podría ser "aún menos democrático" que el 9N original.

Dar "seguridad" a los funcionarios

Sáenz de Santamaría ha acusado a la Generalidad de "descargar la responsabilidad" del 9N alternativo "en ciudadanos particulares, llámese directores de instituto, llámese alcaldes, llámese todo tipo de funcionarios".

"Nuestra obligación también es dar tranquilidad y seguridad a todas esas personas", ha añadido, y ha anunciado que, por ese motivo, "el presidente del Gobierno ha encargado un informe a los servicios jurídicos del Estado sobre todas y cada una de estas actuaciones a fin de posibilitar, si así nos lo dice el servicio jurídico, su ulterior recurso, en su caso, ante el Tribunal Constitucional".

Sáenz de Santamaría se ha mostrado especialmente indignada con la movilización de voluntarios: "Imagínese que un partido que está en el Gobierno hace unas elecciones sin convocarlas y sin censo, pone las mesas, las urnas y decide que en esas mesas van a estar los voluntarios afines a ese partido político. ¿Como calificaría ese proceso electoral?".

"Un viaje hacia la Edad Media"

Horas después, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado la posición de Sáenz de Santamaría y ha acusado a Mas de realizar "un viaje hacia la Edad Media" con su proyecto secesionista.

"No deja de tener su gracia que en algún lugar de Europa haya algunos que intentan provocar un viaje hacia la Edad Media; no hay derecho y no se merecen eso los ciudadanos de Catalunya y del resto de España", ha señalado en una rueda de prensa en Bruselas tras participar en el Consejo Europeo.

Obligado a respetar la ley

Rajoy ha recordado que cuando se anunció el referéndum secesionista para el 9 de noviembre ya advirtió que no se celebraría, "y no se celebró", ya que "España es un país en el que la ley se cumple".

En ese sentido, ha reiterado que es obligación de un gobernante respetar la ley y el Estado de derecho, que cuando esto no ocurre la democracia "no es sana".

El 9N alternativo es "más antidemocrático" que el original

El presidente del Gobierno también ha tildado la consulta alternativa del 9N de "más antidemocrática" que la original. "Se pretende celebrar un proceso de participación, así le llaman, sin ninguna garantía democrática, algo que no tiene precedentes en el país, sin un censo previo y en el que los partidarios de una posición disponen las papeletas, las recogen, las recuentan y las custodian", ha destacado.

Y ha insistido en que "se pretende sustituir un procedimiento ilegal por otro más antidemocrático todavía y para eludir la responsabilidad, se descarga en funcionarios y ciudadanos".

Defensa de la soberanía nacional

En todo caso, ha asegurado que "si hay la más mínima vulneración de la ley acudiremos a los tribunales e incluso volveremos a acudir al Tribunal Constitucional". Y ha defendido la soberanía nacional, instando a quien quiera dividirla a reformar la Constitución, pero advirtiendo de que, mientras tanto, lo que sea españa lo deciden "el conjunto de los españoles".

"Eso es la soberanía nacional, un principio básico de derechos políticos y de sentido común;, eso es lo que da sentido a todas la naciones y eso es lo que se intenta ocultar al conjunto ciudadanos de Cataluña", ha sentenciado.

Comentar