Revista de prensa

El 'Parlament' está ocupado: Agitación y desobiencia

El Mundo alerta de que Mas agita la palabra "violencia" si no hay 9-N. La prensa soberanista jalea a los diputados catalanes. Forcadell, woman of the year en portada de El País.

9 min
Pablo Planas
Jueves, 2.10.2014 09:56

Joaquim Arrufat y David Fernàndez son los únicos diputados del Parlamento catalán que están a la altura de las circunstancias. La cámara se ha convertido en el puente de mando de "La Rebelión", el "vaixell" que sortea la cadena de escollos que no figuraban en la carta de navegación. Atrás ya el islote Constitución, Artur Mas todavía no ha izado la bandera negra, pero los preparativos en la bodega y en cubierta son evidentes, notorios, un zafarrancho de combate que se ve a la legua. El Parlamento está ocupado. Ocupado, sí. Como un mingitorio o como una fábrica del Poblenou. ¿Qué pasa? No lo parece porque, como decíamos, sólo Arrufat y Fernàndez muestran los hábitos del "pensamiento empoderamiento", la estética entre Batasuna y Podemos y el gesto duro de los asambleístas. Fan por. Deberían relajarse un poco, sonreir más y dejar de pensar en lo que harán l'endemà porque se les nota que toman nota.

No se había visto cosa igual desde que Arnaldo Otegi tomaba agüítas en el bar del parlamento vasco mientras sonreía a los periodistas de Madrid como Jack Nicholson en "El resplandor". Insumiso el "Parlament", Josep Gisbert describe la situación para La Vanguardia: "Artur Mas no piensa dar marcha atrás en el proceso soberanista. Muy al contrario, está dispuesto a sacar adelante su firme determinación de que los ciudadanos de Catalunya puedan ejercer el derecho a decidir. “Yo no rectificaré en la voluntad de que el pueblo catalán pueda votar y decidir su futuro”, remarcó ayer durante la sesión de control en el Parlament en respuesta al PP. Era la primera reacción del presidente de la Generalitat después de la decisión del Tribunal Constitucional de suspender cautelarmente la ley de Consultas y el decreto de convocatoria del 9 de noviembre, y de las insistentes invitaciones que le llegan desde las filas del Gobierno español y del PP para que rectifique, la última en la misma sesión de control de parte de Alicia Sánchez-Camacho. Una determinación que completó más tarde convocando a un encuentro mañana en el Palau de la Generalitat a todos los partidos favorables a la celebración de la consulta, con los que se había reunido por separado en el propio Parlament, para reafirmar la unidad. “Yo no rectificaré”, recalcó Artur Mas, porque “mientras en Catalunya se den las condiciones de consenso político, movilización social y pulcritud democrática, el presidente de Catalunya actuará de acuerdo con esta mayoría social y con esta mayoría parlamentaria”".

La presidenta de la cámara, Núria de Gispert, fue consejera de Justicia con Pujol. Ahora es un martillo de herejes que le tapa la boca a Albert Rivera. Una luchadora antisistema dispuesta a forzar el reglamento para convertir el polvorín de la Ciudadela en "Can Víes" II. Fernàndez y Arrufat lo flipan, porque a todas estas los diputados insumisos de CiU mantienen la ortodoxia indumentaria. Son el soviet de la corbata, los más peligrosos. Ya se sabe, conversos.

A todo esto en la portada del ABC le llaman "desobediencia" con una foto del Parlament en la que salen los diputados del PP con las manitas en el aire, para que quede claro que ellos no han sido, que les registren. En La Razón, la palabra es "agitación", la foto, los Mossos protegiendo la Delegación del Gobierno en Barcelona, donde pretenden acampar los chicos de la CUP en plan "no nos moverán". También dice "desobediencia", en el titular: "Mas se asoma a la desobediencia". En El Mundo se han leído los dos recursos de la Generalidad contra los recursos del Gobierno y han detectado la explícita alusión a la "violencia" que contienen ambos; la deslizada advertencia de que si no se deja votar el 9-N puede pasar cualquier cosa. El encabezamiento es "Mas avisa de que suspender el referéndum generará 'violencia'".

Desobediencia, agitación y violencia y en El País Carme Forcadell, woman of the year. La líder de la ANC avisa: "Si no hay consulta, la alternativa se decidirá por consenso, no sólo Mas". Se ha metido tanto en su papel Forcadell que sopesa saltar de la política a la política en plan Ada Colau. Todo cambia, las siglas políticas se renuevan, el mundo experimenta una súbita aceleración. Eso de que Mas no va a estar solo lo admite el propio interpelado y lo cuenta Miquel Noguer en el mismo diario: "Artur Mas ha decidido tomar la iniciativa para que la situación de bloqueo político provocada por la suspensión de la consulta catalana no se lleve por delante a su Gobierno. El presidente de la Generalitat se reunió ayer por separado con los responsables de todos los partidos que apoyan la hoja de ruta soberanista (CiU, ERC, ICV y la CUP) para intentar conservar la unidad de acción en una estrategia que se basa en mantener que la consulta se celebrará pese a la suspensión acordad por el Tribunal Constitucional. “No rectificaré en la voluntad de que el pueblo catalán pueda decidir su futuro”, aseguró en el Parlamento catalán horas antes de iniciar la tanda de reuniones. El objetivo era preparar una cumbre con todas las formaciones para este viernes".

Está claro que no rectifica, pero la crónica de Noguer continúa: "A pesar de que la posición oficial del Gobierno catalán y de Convergència i Unió es que las elecciones no se contemplan en este momento, Mas volvió a admitir ayer en sede parlamentaria que el futuro inmediato de la política catalana no está solo en sus manos. Reiteraba así la advertencia que ya lanzó semanas atrás: que convocaría elecciones anticipadas si se rompía la unidad de acción que ha habido hasta ahora entre las fuerzas soberanistas".

¿Unidad de acción? Eso es un sálvese quien pueda con Joana Ortega y Ramon Espadaler en el papel de involuntarios cabezas de turco. ¿Unidad? Pero si Junqueras es transparente y ya descuenta lo días que cree que le quedan para ser presidente de la Generalidad y tomar y estirar él el proceso. Por no hablar de IC, que no hablaremos. La tesis de El Periódico es esa: "Unidad en suspenso". En el Ara afirman que "El Parlament mantiene el pulso" y en El Punt-Avui, que "Tiran por el derecho", o sea, que los diputados eligen a los miembros de la comisión de control y seguimiento no referendario pero dichos señores no toman posesión. Todo legal. Todo trampas.

Entre tanto, continúa la peripecia de los Pujol. El juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional investiga los negocios de Oleguer Pujol Ferrusola, el más joven de la saga. Fernando J. Pérez lo cuenta en El País: "El magistrado sigue casi al pie de la letra el criterio planteado por la Fiscalía Anticorrupción. La investigación contra Oleguer Pujol deriva de la “obtención de una importante cantidad de dinero cuyo origen es desconocido procedente de las Islas Vírgenes”, territorio considerado paraíso fiscal. Estos fondos se invirtieron en la compra de un hotel en las islas Canarias. También se investiga la participación del menor de los Pujol en sociedades en las que algunos de los socios son “mercantiles domiciliadas en Luxemburgo y Holanda”, tanto como particular como a través de la mercantil Drago Mediterranean Holding, domiciliada en los Países Bajos. Según Pedraz, estos hechos pueden constituir un delito fiscal y otro de blanqueo de capitales. La competencia de la Audiencia Nacional reside en que estos supuestos delitos cometidos en el extranjero pueden haber producido “una grave repercusión en el tráfico mercantil y en la economía nacional”. Las formaciones querellantes pedían que la imputación fuera también por cohecho, malversación de caudales públicos, falsedad documental, tráfico de influencias y omisión del deber de perseguir delitos".

Uno de los efectos del proceso catalán es que oscurece noticias tan relevantes como la de las tarjetas de Bankia, escándalo, suceso, acontecimiento definitivo sobre lo que era España hace no tanto tiempo. En el Abc lo cuentan M. Veloso y N. Villanueva: "Tres millones de euros en restaurantes, dos en disposiciones de efectivo, 1,5 en desplazamientos y viajes, otro millón en grandes superficies comerciales, 800.000 euros en hoteles, 700.000 en ropa y complementos... Y así hasta 15,25 millones en diez años. Es lo que se gastaron con tarjetas de crédito de la entidad 86 directivos de la cúpula de Caja Madrid (65 miembros del consejo de administración y de la comisión de control y 21 consejeros ejecutivos y directivos) entre 2002 y 2012.(...) Esas tarjetas fueron creadas en 2002 con Ildefonso Sánchez-Barcoj como exdirector general. Es precisamente Sánchez-Barcoj el que más dinero gastó en esa década: 484.000 euros. Le siguen el exconsejero de Izquierda Unida José Antonio Moral Santín, con 456.500 euros; el exdirector de organización y medios Ricardo Morado, con 448.300 euros, y el expresidente Miguel Blesa, con 436.700 euros". De todos los colores, de todos los partidos. Transversal. Sale hasta Rafael Spottorno. Enlacen eso, ropa y complementos, con esto, preferentes y desahucios.

2 de octubre, los Santos Ángeles Custodios. Los Ángeles de la Guarda. Patrones de las policías. También es el santo de los Eleuterios, como Eleuterio Sánchez, "el Lute".

Comentar