Ex miembros de Terra Lliure, en el "núcleo duro" de la ANC

El documento realiza una reseña de algunos de los miembros del núcleo duro de la ANC que tendrían un pasado oculto o poco honorable.

4 min
La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, durante un acto celebrado en marzo de 2013
Redacción
Viernes, 3.10.2014 10:11

Un informe de los servicios de Información de la Policía alerta de un “núcleo duro” dentro de la ANC con lazos “con ETA y Terra Lliure”.

Según este informe, al que El Confidencial ha tenido acceso, muchos de los verdaderos dirigentes de la asociación esconderían sus identidades para ocultar su pasado a la opinión pública. Entre ellos, habría políticos de CiU y de ERC pero también independentistas radicales que en el pasado han pertenecido a banda armada.

El documento realiza una reseña de algunos de los miembros de la cúpula directiva que tendrían un pasado oculto o poco honorable. Carles Castellanos, por ejemplo, el vicepresidente de la ANC, según se informa en el documento “estuvo detenido en múltiples ocasiones, acusado y condenado por haber sido miembro de la organización terrorista Terra Lliure, notorio propagandista de la organización terrorista ETA y su entorno” y que “facilitó 15 kilos de pólvora - según declaraciones de los terroristas, no demostrado en el juicio - a los miembros de Terra Lliure Marcellí Canet y Sebastià Datzira, acusados de la muerte de Emilia Aldomà (única víctima de la organización terrorista). Ambos terroristas, después de cumplir sus condenas, fueron reclutados por ERC. Actualmente, ambos son funcionarios de la Generalitat de Cataluña”.

Otros de los nombres del listado son el de Carles Benítez y el de Eva Serra. El primero fue “detenido por haber sido uno de los máximos dirigentes de la organización terrorista Terra Lliure. Pasó por el MDT y ahora milita en las CUP”; mientras que Eva Serra “fue detenida en multitud de ocasiones por delitos de terrorismo”, afirma el mismo informe.

Pro etarras en la ANC

Ignasi Argemí, conocido como Aureli Argemí, es un antiguo sacerdote proetarra y fundador del Ciemen, una fundación sobre naciones y minorías étnicas que recibe dinero público.

El cantante catalán Francesc Ribera, conocido como Titot, también forma parte de esta lista por haber homenajeado en sus conciertos “a diversos presos de Terra Lliure y ETA”.

Josep Planas es otro de los mencionados por el informe. Se dice de él que fue detenido el 6 de julio de 1992 “por la Guardia Civil de Badalona por un delito de terrorismo”.

Con financiación de la Generalidad

El informe de la Policía Nacional concluye que “la Asamblea Nacional Catalana es un verdadero entramado perfectamente diseñado para llegar a todos los rincones de Cataluña con un solo objetivo: crear un enorme tejido social que abogue por la independencia. Bajo la apariencia de una organización privada dirigida por personas intachables, nos encontramos con dirigentes en la sombra con un pasado simpatizante o relacionado directa o indirectamente con bandas armadas como Terra Lliure y ETA. Todo ello subvencionado desde la Generalitat de Cataluña”.

La ANC niega el informe

Fuentes cercanas a la ANC consultadas por El Confidencial han negado categóricamente que los nombres citados tengan algún peso dentro de la organización. “Es cierto que estuvieron en la dirección, pero actualmente ya no lo están, por lo que no pintan nada”, afirman las fuentes citadas.

Además consideran que es un tema viejo y acusan al Estado de no tener ni idea de lo que ocurre ahora en Cataluña: “los delitos de los que les acusan son de hace décadas. Entonces todos eran muy jóvenes y hoy algunos de ellos están ya jubilados. No hay derecho a que desentierren historias de aquella época para beneficiarse políticamente ahora. Pero ello demuestra también que los servicios del Estado no entienden lo que pasa en Cataluña. No tienen ni puñetera idea de lo que es el problema catalán. Decir que hay un peligro, que viene un sector duro que fue muy activo hace casi 40 años es un despropósito. Hoy son cuatro y el cabo, y encima no están ni en la dirección”.

Comentar