Lo ve como "válvula" de escape

Iceta critica al PSOE por apoyar al Gobierno contra el 9N alternativo

El líder del PSC lamenta que el PSOE se pone al lado del Gobierno en relación al 9N "incluso antes de que el Gobierno decida", y cree que "prohibir el 9N tendrá consecuencias no buenas".

2 min
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en los estudios de Ràdio 4
Redacción
Viernes, 31.10.2014 15:15

Los socialistas catalanes llevan varios días proclamando que la decisión del Gobierno -acordada finalmente hoy viernes- de impugnar el simulacro de consulta del 9N es un "error". Solo que no argumentaban por qué consideraban que era una opción desacertada, ni dejaban claro -aunque se podía deducir- qué intereses pretendían defender al advertirlo. Hasta hoy, cuando el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha expuesto finalmente su tesis, ampliando las críticas al Gobierno hasta el PSOE. Se da el caso de que el propio Iceta, hace apenas 15 días, calificó de "error" y "engaño" el 9N alternativo, aunque solo una semana después animó a los alcaldes socialistas a ceder locales para su celebración.

En una entrevista para el programa El Matí de RNE-Ràdio 4, Iceta ha vuelto a considerar como un "error" impugnar el sucedáneo de consulta, porque este estaba actuando como "la válvula de una olla a presión", del independentismo. Una imagen que sugiere que, si se tapona esta válvula, podría producirse una explosión entre el secesionismo, y que los socialistas querrían evitar justamente eso. "Prohibir el 9N tendrá consecuencias no buenas", ha recalcado Iceta.

El líder del PSC también ha dado otros argumentos, más formales, en contra de impugnar el 9N alternativo. Así, ha reiterado que se trata de un "proceso participativo sin efectos jurídicos", haciendo suya la terminología de la Generalidad para referirse al sucedáneo de consulta.

"Las movilizaciones se deben atender"

Además, Iceta ha razonado que "pase lo que pase, el 9N habrá una movilización muy importante", y ha sostenido que "las movilizaciones se deben atender", y que la que prevé para el 9N representa "un toque de atención a dos gobiernos que deben buscar una solución y negociar", en alusión al Gobierno y a la Generalidad.

Además de razonar sus críticas a la impugnación del 9N alternativo, Iceta las ha ampliado al PSOE, que ya ha recalcado su apoyo al Gobierno contra el simulacro de consulta. "Son demasiado rápidos", ha ironizado Iceta, que ha señalado que, en este asunto, el PSOE "tiende a ponerse al lado del Gobierno incluso antes de que el Gobierno decida".

También criticando la postura del PSOE, Iceta ha añadido que "se tiene que cumplir la ley", pero que "también dejar que la gente se exprese", y que el "proceso participativo" "permitía" hacerlo de forma "cívica".