Jóvenes independentistas apredrean un autocar de SCC en Lérida cuando se dirigía a la manifestación del 12O en Barcelona

Dos de los agresores suben al autocar e insultan y amenazan a los pasajeros. Varios de ellos responden y consiguen echar a los radicales del vehículo. Las pedradas dañan la luna delantera del autocar. Los asaltantes huyen antes de la llegada de los Mossos.

2 min
Jóvenes independentistas radicales apedrean un autocar de SCC en Lérida cuando se disponía a acudir a la concentración del 12O en Barcelona
Redacción
Domingo, 12.10.2014 19:38

Una docena de jóvenes radicales independentistas ha apedreado este domingo en Lérida uno de los autocares que se dirigía a la concentración convocada por Sociedad Civil Catalana en Barcelona con motivo del Día de la Hispanidad. Los agresores también han subido al vehículo para insultar y amenazar a los agresores.

Según ha relatado uno de los testigos de los hechos a CRÓNICA GLOBAL, alrededor de las 9:30 horas, el autocar se disponía a iniciar la marcha -después de que otros tres ya hubieran partido con anterioridad- desde un aparcamiento descubierto situado junto al estado de los Camps d'Esports.

Asaltan el autocar para insultarles y amenazarles

Fue entonces cuando el grupo de jóvenes -la mayoría de ellos encapuchados y con la cara tapada- se acercó al vehículo. Y dos de ellos subieron al autocar (uno avanzó por el pasillo y otro se quedó en la puerta).

Uno de los pasajeros le salió al paso para preguntarles que qué querían, y estos les interrogaron sobre adónde se dirigían. Tras confirmar que el autocar iba a la concentración de Barcelona, los asaltantes les lanzaron todo tipo de insultos y amenazas (como "hijos de puta", "cabrones", y "os vamos a hostiar").

Apedrean el vehículo e impiden su salida con unas vallas

Varios de los pasajeros se encararon con los jóvenes y consiguieron sacarles del autocar. Fue entonces cuando los violentos empezaron a tirar piedras al vehículo, dañando la luna delantera, y dedicándoles gestos de que les habían identificado y les iban a cortar el cuello.

También trataron de lanzarles unas vallas que había en el aparcamiento pero el hecho de que estaban atadas entre sí, les dificultó el ataque, y decidieron dejarlas en el suelo bloqueando la salida del autocar.

Al ver que los viajeros empezaron a hacerles fotos y presuponer que estaban avisando a los Mossos d'Esquadra, los radicales independentistas decidieron huir rápidamente de la zona. Todo el enfrentamiento duró unos pocos minutos. Una vez los agresores abandonaron el lugar, los viajeros salieron a retirar las vallas y el autocar pudo proseguir su camino hacia Barcelona.

Comentar