Sigue con las diligencias

La Audiencia de Barcelona rechaza el recurso de los Pujol

El tribunal reconoce que la querella de Manos Limpias es "incompleta", pero recalca que la propia confesión de Jordi Pujol obliga a investigar al menos un presunto fraude fiscal.

2 min
Jordi Pujol y Marta Ferrsola
Redacción
Viernes, 10.10.2014 15:07

La Audiencia de Barcelona seguirá investigando al ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol y a su esposa, Marta Ferrusola, por los presuntos delitos que pudieran derivarse del hecho de haber ocultado durante más de tres décadas -como confesó el propio Pujol en verano- una cantidad millonaria en el extranjero. Así lo ha decidido en un auto divulgado este viernes, en el que rechaza un recurso de la defensa de los Pujol.

En el auto, el tribunal rechaza el recurso de Pujol y su esposa contra la decisión anterior de la titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona de abrir diligencias previas contra ellos, tanto por un presunto delito fiscal como para investigar el origen de los fondos de los Pujol, sobre los cuales también hay sospechas.

El tribunal considera que, desde el momento en que Pujol confesó la ocultación de su fortuna en el extranjero durante 34 años, "existen indicios de haberse cometido, cuanto menos, un delito contra la Hacienda Pública", y que seguir investigando es "la única forma de descartar de forma clara y definitiva" este presunto delito.

La querella de Manos Limpias

La defensa de los Pujol había apelado a lo que consideraba una inconcreción de la querella que dio pie a la apertura de las diligencias, presentada por el sindicato ultraderechista Manos Limpias, y basada fundamentalmente en informaciones aparecidas en la prensa. El tribunal, no obstante considera que, aunque la querella "resulta claramente incompleta", al mismo tiempo es "lo suficientemente sugestiva como para justificar la apertura de un proceso penal".

Además, el tribunal recalca que, más allá del contenido formal de la querella de Manos Limpias, el propio Pujol reconoció, en su confesión pública, haber mantenido en el extranjero un dinero que no había sido objeto de regularización.

En su recurso, la defensa del matrimonio Pujol alegó, entre otras cosas, que la denuncia de Manos Limpias era solo un "ramillete totalmente impreciso y variado de tipicidades", y de "rumorología"que tiene como objetivo abrir una "causa general o inquisitio generalis" contra sus defendidos.

Comentar