Unos 1.650 kilómetros

Los guardacostas norteamericanos rescatan a un hombre dentro de una burbuja en el mar

Reza Baluchi recorría sobre el mar la distancia entre Florida y las Bermudas con intenciones benéficas.

2 min
Redacción
Lunes, 6.10.2014 14:05

 

Un hombre que pretendía recorrer la distancia entra la costa de Florida y las Islas Bermudas corriendo dentro de una burbuja hinchable, llamada Hypo-Pod, ha sido rescatado en medio del mar.

La Guardia Costera de los EE.UU. fue al rescate del corredor de maratón Reza Baluchi tras la activación por su parte de un dispositivo radial de localización y pedir auxilio según han comunicado las autoridades norteamericanas.

Baluchi presentaba un cuadro de severo agotamiento y fue trasladado en helicóptero para recibir primeros auxilios. No obstante, no era la primera vez que los guardacostas contactaban con el corredor.

El miércoles pasado Baluchi contactó con los guardacostas para que le orientasen en su trayecto a las Bermudas ya que reconoció que se había perdido. Una patrulla localizó al corredor y, tras comprobar que no tenía suficientes provisiones, le intentaron convencer para que cejase en su objetivo señalando los peligros del mar.

Advertencias que cayeron en saco roto dado que el corredor decidió continuar su viaje, vigilado por los guardacostas, hasta que el sábado por la mañana activó su dispositivo de socorro.

Con este recorrido de unos 1.650 kilómetros, Baluchi, activista por la paz y exiliado iraní, quería motivar a las personas que han perdido la esperanza en un futuro mejor y obtener dinero para niños necesitados.

El Hypo-Pod es un artilugio con un esqueleto de aluminio recubierto de un plástico de 3 milímetros de espesor que se propulsa con las piernas o los brazos. Baluchi en su web lo compara con una bola con las que se desplazan los hámster.

Baluchi ha protagonizado anteriormente titulares en la prensa con hazañas como correr todo el perímetro de los EE.UU. en seis meses o un viaje de siete años en bicicleta en el que visitó 55 países de seis continentes, con la intención de recolectar dinero para un hospital infantil.