Mas advierte a Junqueras de que dejarle "en minoría tiene consecuencias"

El presidente de la Generalidad muestra sus diferencias con ERC. Les reprocha su empeño en querer mantener el 9N original aunque prefiere "morderse la lengua". Rechaza hablar de plebiscitarias hasta después del 9N: "Tan importante como poner una fecha para las elecciones es saber cómo, con quién, qué y para qué. No las convocaré sin saber antes eso".

4 min
Entrevista al presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción
Domingo, 19.10.2014 10:41

Sigue el mal ambiente entre CDC y ERC a costa de la estrategia a seguir en el proyecto secesionista que ambos comparten. El presidente de la Generalidad y líder de CDC, Artur Mas, ha advertido al presidente de ERC, Oriol Junqueras, de que "dejar al Gobierno [de la Generalidad] en minoría tiene consecuencias".

A pesar del enfado de Junqueras por la propuesta de referéndum alternativo planteada por Mas, este entiende que el pacto de estabilidad entre ambos partidos no se ha roto. "Eso depende de ellos", ha asegurado Mas en una entrevista publicada este domingo en El Punt Avui, en la que en también ha señalado:

"Formalmente, no se nos ha comunicado nada. No se nos ha dicho que se haya roto. Y todas las decisiones tienen consecuencias. Si el 9N no vamos a votar pudiendo hacerlo, por ejemplo, tiene consecuencias. Dejar al Gobierno [autonómico] en minoría tiene consecuencias. Y ahora todo el mundo ha de calibrar muy bien las decisiones que se toman. Es muy fácil hacer declaraciones, y muy difícil tomar decisiones. Y ahora es mucho más importante tomar decisiones consensuadas que ir haciendo declaraciones que pueden ser brillantes pero que no sirven para nada".

"El consenso político" de soberanistas e independentistas "se puede rehacer"

A pesar de la ruptura de la unidad de los partidos soberanistas e independentistas, el presidente de la Generalidad ha asegurado que "vamos adelante con la consulta, con el ejercicio del derecho a decidir y con el hecho de que la gente pueda votar".

Mas se ha mostrado convencido de que "el consenso político" entre estos partidos "se puede rehacer" y "se ha de rehacer", para lo que considera que "nos hemos de perdonar los errores" que ha habido y "no magnificarlos".

Reprocha a ERC querer mantener el 9N original

Sin embargo, se ha mostrado crítico con ERC por presionarle para apostar por desacatar directamente el Tribunal Constitucional "¿Qué sentido tiene la desobediencia? ¿Si la desobediencia lleva a no votar y, en cambio, hacer otra cosas nos puede llevar a votar, qué sentido tiene? ¿Qué es mejor, desobedecer y no votar, u obedecer al pueblo de Cataluña y votar?", se ha preguntado para defender la consulta independentista alternativa.

"Ahora mantenemos todo el espíritu del decreto [de convocatoria del 9N], aunque no seamos fieles a la letra pequeña", ha asegurado. Aunque ha evitado cuantificar qué grado de participación en la consulta alternativa la consideraria un éxito.

Prefiere "morderse la lengua" para no cargar contra ERC

Preguntado sobre si "el exceso de tacticismo electoral" o la "falta de generosidad" han sido las causas de la ruputra de soberanistas e independentistas, Mas no ha querido entrar en detalles para "meter el dedo en el ojo a nadie", pero sí ha insinuado su descontento con ERC.

"Ganas de explicar cosas, puedo tener muchas, ¿pero qué ganaré? Quiero consenso y poder votar", ha señalado Mas, y ha añadido que, "en vez de morder" prefiere "morderse la lengua".

No quiere hablar de plebiscitarias hasta después del 9N

En relación a una posible candidatura unitaria independentista de cara aunas elecciones autonómicas en clave plebiscitaria, Mas ha advertido de que "hemos de hacer una lista que, una vez pasadas las elecciones, no dé pie a ninguna otra interpretación que no sea que se ha ganado por mayoría, claramente" porque "si no se hace así, no funcionará, se hará una lectura sesgada, imprecisa".

Sin embargo, ha rechazado valorar quién debería formar esa candidatura unitaria hasta después del 9N. Y tampoco ha querido especular con una fecha para esas plebiscitarias. "Tan importante como poner una fecha para las elecciones es saber cómo, con quién, qué y para qué. No las convocaré sin saber antes eso. ¿De qué serviría poner una fecha? La fecha es lo más irrelevante", ha concluido.

Comentar