Pide "resistencia" a los nacionalistas

Mas reconoce ahora la "incertidumbre" sobre cómo acabará su plan secesionista

"Es imposible explicar honestamente qué pasará. Es una apuesta claramente nueva y de un gran calado, que nadie puede asegurar al cien por cien cómo acabará. Cuando estás en un terreno desconocido es difícil dar seguridades absolutas", advierte el presidente de la Generalidad, en relación al referéndum para la independencia que promueve.

2 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción
Martes, 7.10.2014 21:57
A pesar de los desafíos que cada día plantea al Tribunal Constitucional,el presidente de la Generalidad, Artur Mas, empieza a preparar a los suyos para la más que probable no celebración del referéndum secesionista que promueve de cara el 9 de noviembre.

"Es imposible explicar honestamente qué pasará. Es una apuesta claramente nueva y de un gran calado, que nadie puede asegurar al cien por cien cómo acabará. Cuando estás en un terreno desconocido es difícil dar seguridades absolutas. Tenemos que acostumbrarnos a gobernar la incertidumbre, que no quiere decir que no tengamos el camino claro y el rumbo bien fijado", ha señalado el líder nacionalista este martes durante una conferencia pronunciada en el Ateneo Barcelonés.

Asegura que siembre advirtió de las dificultades

El presidente de la Generalidad ha asegurado que ya había advertido de las dificultades de su plan secesionista. "Siempre me he intentado dirigir a la población sin hacer castillos en el aire", ha señalado.

Pero también se ha preguntado, en referencia a mantener la ilusión en la celebración del 9N: "¿Qué otro camino hay?". En ese sentido, Mas ha justificado su apuesta independentista porque en Cataluña "se ha instalado una corriente de fondo, que tiene una gran consistencia", y ha reiterado su "confianza" en que "esta etapa de prueba la sabremos superar", animando a no "preocuparse más de la cuenta".

Pide "resistencia" a los nacionalistas

Según Mas, "depende de nosotros que las cosas sigan fuertes", por lo que ha pedido "resistencia" al nacionalismo catalán. "Económica, social y culturalmente ya éramos mayores de edad, ahora tenemos la oportunidad de demostrar que también lo somos políticamente; este es el reto más importante que tenemos", ha añadido.

El dirigente nacionalista ha aprovechado la ocasión para cargar contra el Gobierno, al que ha comparado con un "padre autoritario e intransigente" y al que ha acusado de llevar a cabo un proceso de recentralización. El acto ha finalizado con gritos de "independencia".

Comentar