Mossos y Guardia Urbana desmantelan una acampada independentista instalada en la Plaza de Cataluña de Barcelona

Es la segunda actuación de la policía autonómica en los últimos días para evitar que grupos independentistas acampen para reclamar la celebración del referéndum secesionista del 9N. En este caso, se da la circunstancia de que horas antes el alcalde, Xavier Trias, se había mostrado condescendiente con ellos.

2 min
Redacción
Viernes, 3.10.2014 04:09

Alrededor de la 1 de la madrugada de este viernes, los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han desmantelado la acampada que un centenar de jóvenes de la izquierda independentista radical había instalado en la Plaza de Cataluña en defensa del referéndum del 9N.

El campamento se ha empezado a montar alrededor de las 21:00 horas, y se han llegado a instalar hasta una veintena de tiendas de campaña. En un principio, los independentistas tenían la intención de quedarse allí hasta el domingo. Pero cuatro horas más tarde, y después de que la Guardia Urbana les advirtiera de que no está permitido acampar en la vía pública, varias decenas de antidisturbios han rodeado a los acampados, les han asaltado y les ha requisado las tiendas. En la operación, se han vivido algunos momentos de tensión.

Un centenar de independentistas se queda en la plaza

A pesar de ello, y tras la marcha de los antidisturbios, el centenar de manifestantes -pertenecientes al colectivo Desobeïm- ha decidido permanecer en la plaza. Entre ellos destacaba la presencia de la diputada autonómica de la CUP Isabel Vallet.

La mayoría de los concentrados había participado por la tarde en la manifestación independentista organizada por un grupo de estudiantes de secundaria y universitarios -denominados Estudiants 9N- en defensa del referéndum secesionista. Esa marcha ha reunido a alrededor de 300 personas por el centro de Barcelona, y en ella se han podido oír gritos de "visca Terra Lliure".

Trias se había mostrado condescendiente con ellos

Se da la circunstancia de que el alcalde de la ciudad, Xavier Trias (CiU), se había mostrado condescendiente con los manifestantes, que ya habían anunciado su intención de acampar en la Plaza de Cataluña. "Una calle no se puede ocupar, pero una plaza sí, aunque no se puede ocupar un espacio público eternamente", declaró a los medios.

Sin embargo, finalmente la acampada ha sido desmantelada, al igual que ocurrió el martes pasado, cuando los Mossos d'Esquadra evitaron que un grupo de independentistas se instalara delante de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

Por otra parte, este mismo jueves se ha conocido que el diretor general de la policía autonómica ha mandado una carta a todos los agentes en la que les recuerda que deben manteer "neutralidad política e imparcialidad" ante el referéndum del 9N.

Comentar