Podemos, dividido por el 'Derecho a decidir'

Podemos se posiciona en contra de la desobediencia civil defendida por Oriol Junqueras por considerar que es una "sedición”, la cual “está penada en los códigos penales de todos los países de nuestro entorno".

3 min
El líder de Podemos, Pablo Iglesias
Redacción
Miércoles, 15.10.2014 11:12

Este fin de semana la formación política liderada por Pablo Iglesias, Podemos, celebrará una Asamblea General, llamada Sí se puede, donde se debatirá sobre la postura que debe adoptar el partido ante el llamado ‘Derecho a decidir’.

El proceso secesionista promovido por el Ejecutivo autonómico de Artur Mas es un tema sensible para esta formación recién creada.

Mientras que, en un principio, la postura oficial ha sido reclamar el ‘Derecho a decidir’ como “un ejercicio de democracia”, ahora surgen voces criticas que creen que hay otros temas más apremiantes que el derecho a decidir: "Cuando de verdad acabemos con la tiranía que nos oprime y España viva libre de la aristocracia que la aniquila, entonces será el momentos de decidir”, alegan los críticos.

En una información de Segundo Sanz en Vozpópuli, el partido no se posesionaría a favor de la independencia de Cataluña pero tampoco negaría lo que creen que es el derecho de los pueblos de poder decidir libremente su futuro político.

En esta línea, el propio Pablo Iglesias alegó el pasado junio que "soy español y me encantaría construir un país con catalanes y vascos, pero yo no soy nadie para decir qué tienen que votar los ciudadanos”.

Sometido a la votación de la militancia

La disparidad de opiniones sobre el asunto se podría someter al refrendo de la militancia en el cónclave fundacional del próximo fin de semana, como informa Vozpópuli.

Se recogería en el borrador político o bien en una de las 20 resoluciones que saldrán aprobadas después de este encuentro.

Desde la agrupación de bade de Barcelona fue difundida el pasado lunes una propuesta de resolución donde se afirma que "el derecho a decidir de Catalunya es inalienable" y que "el pueblo tiene el derecho de mantener su consulta a pesar de los intentos de impedirlo".

No obstante, el texto no entra en la apuesta por la independencia y concluye que "no podemos ir más lejos, ya que como partido nuestras fuerzas todavía están en construcción". Limitándose a "apoyar de forma global el derecho a mantener la consulta" que estaba fijada para el próximo 9 de noviembre.

Frente a este posicionamiento se encuentra una corriente que no cree adecuado apoyar el derecho a decidir porque "la casta catalana dirige y capitaliza el proceso".

Contra la desobediencia civil de ERC

Podemos también se opone “a la aplicación de métodos de desobediencia civil por la no celebración de un referéndum o consulta popular acerca de la independencia de Cataluña el 9 de noviembre de 2014".

Consideran que se tendría que calificar de “sedición”, la cual “está penada en los códigos penales de todos los países de nuestro entorno".

Comentar