"No podemos permitirlo"

Rajoy alerta a la UE ante los "nacionalismos secesionistas y excluyentes"

El presidente del Gobierno, aludiendo entre líneas al desafío separatista en Cataluña, recuerda que la democracia exige respetar "los cauces de la legalidad".

2 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su intervención en el acto de inicio del curso en el Colegio de Europa, en Brujas.
Redacción
Jueves, 23.10.2014 17:59

El independentismo catalán no parece tener demasiado futuro en Europa. A la vez que desde la UE se señala repetidamente que la construcción europea consiste en "sumar" y no en "dividir", -la última vez, ayer mismo, por parte del presidente saliente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso-, el Gobierno lanza exactamente los mismos mensajes -con más rotundidad en el tono- hacia los 28. Y hoy martes lo ha hecho el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Rajoy, en su discurso durante la ceremonia de apertura del curso académico en el Colegio de Europa de Brujas (Bélgica), ha alertado de que "una Europa presa de nacionalismos secesionistas y excluyentes correría el riesgo de verse diluida y debilitada", en obvia referencia al desafío separatista avalado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas.

Ante este "riesgo" de que triunfen los movimientos "secesionistas y excluyentes", Rajoy ha señalado un remedio muy claro. "No podemos permitir bajo ningún concepto que algo así suceda", ha dicho. "El precio que pagaríamos sería demasiado alto", ha añadido, argumentando que se verían afectados "el fundamento nuclear del proyecto europeo y la integración de los Estados en una comunidad de derechos y valores democráticos".

"Europa nace para unir a los ciudadanos europeos, para aunar fuerzas y para derribar fronteras. Nace como antídoto frente a las ideologías y movimientos que pretenden separar a personas y erigir nuevas barreras", ha exclamado Rajoy.

Sin legalidad no hay democracia

También en obvia referencia al proyecto secesionista, y más concretamente al intento de celebrar una consulta independentista el 9 de noviembre, Rajoy ha resaltado la linea roja que marca el Ejecutivo: el respeto a las leyes.

Así, ha señalado que, dentro del proyecto europeo, puede defenderse cualquier idea, pero siempre "por medios pacíficos y dentro de los cauces de la legalidad", ya que, según ha dicho, sin respeto a la legalidad no puede haber democracia.

"Respetar ese ordenamiento, el Estado de Derecho y las normas de convivencia que nos hemos dado, es requisito esencial de la democracia frente al que no caben astucias ni atajos", ha concluido Rajoy.

Comentar