La decisión de impugnar, el viernes

Rajoy pide a Mas que "acate la ley" y no siga con la "seudoconsulta" del 9N

El presidente del Gobierno confirma que se plantea que el recurso se presente ante el Tribunal Constitucional. Recuerda que el 9N alternativo "no cumple las condiciones democráticas".  "Esto no se hace, no es una cosa normal. La ley hay que cumplirla y esto no sirve para nada más que generar tensiones", advierte a Mas.

2 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.
Redacción
Jueves, 30.10.2014 19:53

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido -confiando en que así sea- este jueves al presidente de la Generalidad, Artur Mas, que la reacción del Ejecutivo autonómico a la previsible impugnación de la consulta alternativa anunciado para el 9 de noviembre sea de "acatamiento a la ley". La Generalidad, por su parte, había reaccionado previamente asegurando que seguía "adelante" con los preparativos del 9N.

En rueda de prensa conjunta en Madrid con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el mismo día en que el Consejo de Estado ha emitido un informe que avala una posible impugnación por parte del Gobierno del 9N alternativo -como ya avaló impugnar el referéndum independentista original, suspendido después por el Tribunal Constitucional (TC)-, Rajoy ha pedido no precipitar aun los acontecimientos.

"Primero hay que acordar el recurso, después hay que esperar al Tribunal Constitucional y luego esperar la reacción, que espero que sea de acatamiento a la ley democrática", ha declarado Rajoy, que, de esta manera, ha venido a desvelar otra incógnita: el Gobierno se plantea que el recurso se interponga ante el TC, y no ante la justicia ordinaria.

La "seudoconsulta"

Rajoy también se ha referido a lo que desde el entorno secesionista se ha interpretado como un cambio de actitud del Ejecutivo ante el 9N alternativo. El presidente ha explicado que la Generalidad "inicialmente aceptó la decisión" del TC y "renunció a convocar el referéndum" del 9N, algo que el propio Rajoy calificó como "noticia extraordinaria".

A continuación, en cambio, según ha recordado Rajoy, el Gobierno autonómico planteó "algo parecido a una seudoconsulta", que "no cumple las condiciones democráticas, y todo el mundo lo sabe".

Sobre este simulacro de consulta secesionista, Rajoy ha añadido que "no tiene censo, ni ley que lo ampare ni organismo que vele por su centralidad; no se sabe quiénes son miembros de las mesas, son voluntarios, y plantea una cuestión que sigue perteneciendo al conjunto de los españoles". "Esto no se hace, no es una cosa normal. La ley hay que cumplirla y esto no sirve para nada más que generar tensiones", ha añadido.