¡Al fin tenemos socialistas patriotas!

6 min
Lunes, 24.11.2014 08:46

Congreso fundacional de ‘Butxaca!’, la nueva plataforma soberanista-socialista integrada por los ex próceres socialistas y líderes obreros y revolucionarios ‘Justice’ Tura, ‘Birba’ Elena, ‘Lenin’ Nadal, ‘Einstein’ Maragall y ‘Sisa’ Geli. Reunidos en la antigua fábrica de galletas Birba en Camprodón, ahora reconvertida en un gran loft a imagen y semejanza de la sede del PSC en la calle Nicaragua. Llena el amplio local una masa enfervorecida de militantes, compuesta por paquistanís que sobraron de las primarias municipales del PSC-Barcelona, un grupo de alemanes de excursión por la comarca deseosos de ver el románico catalán, algunos socios de ´Súmate’ prestados por gentileza de Oriol Junqueras y tres parejas de jubilados a los que le han prometido una lata de cinco litros de aceite de oliva virgen y una manta por su asistencia. Toma la palabra el Secretario de Denominaciones de Origen Catalanas de la nueva formación, Joan Ignasi Elena:

Elena - Compañeras y compañeros. Galletas con denominación de origen cien por cien catalana y galletos con denominación de origen cien por cien catalana. Estamos aquí para garantizar el espíritu socialista en la nueva Cataluña que camina hacia la libertad empujada por la marea amarilla. Amarilla como los limones. Amarilla como la crema de limón de las mejores galletas del universo, amarilla como…

(Se le llena la boca de saliva y apenas se entiende su discurso. Rauda Montserrat Tura le aparta y coge el micrófono)

Tura – Catalanes. Catalanas. Señoras y señores de ‘Súmate’. Disculpen al compañero Elena, que se ha emocionado por la asistencia de tantas personas que aúnan la sensibilidad social con la sensibilidad nacional.

(Saca un spray rellenable y rocía a los miembros de ‘Súmate’ que están en la primera fila)

Tura – Compañeros independentistas, perdonada que os haya rociado con Aromas de Montserrat, pero es que soy alérgica al olor a ajo. Seguro que os emocionará la esencia de uno de nuestros símbolos, las montañas que de manera majestuosa atesoran lo mejor del auténtico espíritu catalán…

(Se levanta un señor de avanzada edad que estaba al fondo, vestido con una camiseta de la marca ‘Estelade for you’ y una boina roja).

Señor - ¡Bravo! ¡Patriota! ¡Heribert president, Catalunya independent! ¡Barrera a la Generalitat! ¡Barrera a la Generalitat!

(Se le acerca una azafata y le dice al oído: “Disculpe, la sesión de ‘Médiums por la independencia’ es en la sala de al lado”. El señor pone cara de avergonzado, se levanta y se va).

Tura – Como estaba diciendo, en estos momentos de lucha nacional, hemos de estar todos con el presidente Mas. ¡Y si va a juicio, todos somos Mas! ¡Si le acusan, todos somos Mas! ¡Y si va a la cárcel, todos somos Mas!

(En ese momento se levanta Ernest Maragall y le dice al oído: “Bonita, tengo un compromiso ineludible en mi club de macramé. Ya me contarás, de aquí a cuarenta años, como acaba eso de Mas. Ya le diré a mi secretaria que te lleve una caja de bombones. Del Lidl, por supuesto”. Nadal abandona el estrado).

Tura – Porque estamos dispuestos a hacer todo tipo de sacrificios. Y si a Mas le acosan, nos declararemos todos en huelga de hambre. ¡Por qué con la libertad de los catalanes no se juega!

(En ese momento se levanta Joan Ignasi Elena y le dice al oído: “Compañera, me han llamado de mi club de parchís, que me necesitan para comerme una ficha y contar veinte. Ya nos veremos en otra reencarnación”. Elena abandona el estrado).

Tura – Y es que la causa merece la pena, la causa de la liberación nacional de nuestro pueblo. Y si los del CNI investigan a Artur Mas, que nos investiguen a todos a fondo…

(En ese momento se levanta Quim Nadal y le dice al oído: “Compañera, la Unió Gironina de Petanca me acaban de nombrar presidente. Tendré mucho trabajo en los próximos ciento cincuenta años. Mucha suerte. Nadal abandona el estrado).

Tura – Todos unidos por el amor a Cataluña. Todos dispuestos a darlo todo por los catalanes. Y si a Artur Mas las cloacas del Estado le quitan el sueldo, sus propiedades y sus bienes, nosotros diremos alto y claro: “¡España, despójanos de lo nuestro también a nosotros!”.

(En ese momento se levanta Marina Geli y le dice al oído: “Compañera, me tengo que poner la vacuna contra la rubeola, que me había olvidado que tenía cita hoy. Ya me lo cuentas, llámame a mi nuevo teléfono, el 69 69 69 69 69. Hasta pronto”. Geli abandona el estrado).

Tura – ¡No importa que me haya quedado sola aquí arriba! Os tengo a vosotros, amado pueblo catalán, deseoso de seguir la lucha de la revolución amarilla…

(Se levanta uno de los jubilados)

Jubilado - ¡Eso es una estafa, el tipo ese de las galletas se ha llevado las latas de aceite! ¡Vámonos!

(Se van los jubilados, los turistas alemanes y los paquistanís).

Tura – Menos mal que quedan los siempre fieles de ‘Súmate’, los amigos que hablan raro de más allá del Ebro que entienden nuestras inquietudes nacionales… Expresaros libremente, levantaos y hablad sobre la revolución amarilla… Venga, vuestras palabras será alimento para mi alma. ¿Sí? ¿Me oís?

(Baja del estrado y se dirige hacia la primera fila).

Tura - ¡Diablos, Junqueras me ha vuelto a engañar! Son muñecas hinchables con barretina y traje de faralaes. ¡Así como vamos a construir una alternativa socialista e independentista!

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).