Se acusan mutuamente

C's y UPyD rompen las negociaciones para un pacto electoral

Rivera anuncia la ruptura de las conversaciones y hace una 'opa' a los simpatizantes "y dirigentes" de UPyD que ansiaban llegar a un acuerdo. Díez se lamenta: "Se levantaron de la mesa y rompieron el trabajo. Nos parece que eso no es serio".

2 min
Imagen de una reunión de las delegaciones de C's y UPyD, en septiembre
Redacción
Jueves, 20.11.2014 20:05

No habrá pacto de cara a las elecciones entre los dos partidos españoles más claramente opuestos al nacionalismo. Ciudadanos y UPyD han dado este jueves por definitivamente rotas las negociaciones que mantenían desde hace meses, tras una reunión entre los líderes máximos de ambas formaciones, Albert Rivera y Rosa Díez. Ninguno de los dos dirigentes ha dado muchas razones de fondo para la ruptura de las negociaciones, pero no han escatimado los reproches mutuos.

El primero en anunciar la ruptura de las conversaciaciones ha sido el presidente de C's, ALbert Rivera. En rueda de prensa en Madrid, tras la reunión con Díez, ha anunciado que no habrá pacto en las elecciones entre ambos partidos. Y ha acusado a la formación 'magenta' de ello.

"Después de siete años intentando convencer UPyD de la necesidad de un acuerdo, creíamos que había llegado el momento, pero no ha sido posible", ha lamentado Rivera, que ha expresado su disgusto por no poder avanzar en esta "tercera vía", aludiendo a un camino alternativo al bipartidismo de PP y PSOE.

Una visión muy diferente de lo sucedido ha dado posteriormente Rosa Díez. "Se levantaron de la mesa y rompieron el trabajo. Nos parece que eso no es serio, así no se hacen las cosas cuando dos tienen voluntad", ha afirmado, además de criticar que Rivera haya anunciado a los medios antes que a UPyD la ruptura de las negociaciones.

Las divergencias

Previamente a la reunión -en un hotel madrileño-, se planteaban ciertas diferencias entre ambas formaciones. Todas ellas, de organización, y no de programa. Así, mientras C's había puesto sobre la mesa una alianza electoral para toda España, con listas conjuntas y candidatos elegidos en primarias en las municipales y autonómicas de mayo, UPyD no veía necesidad de llegar ya a un acuerdo de este tipo, y planteaba empezar por las -se prevé que inminentes- autonómicas en Cataluña como "banco de pruebas".

Tras la ruptura de las negociaciones, y consciente de que buena parte de los simpatizantes de ambos partidos deseaban el pacto, Rivera ha lanzado una 'opa' a los votantes de la formación 'magenta', a los que ha hecho un "ofrecimiento público" para "sumar". "Hay muchos votantes, militantes, simpatizantes e incluso cargos públicos de UPyD que quieren hacer esa suma, y nuestro partido está creciendo", ha afirmado Rivera.

Comentar